Ante incremento de violencia y falta de resultados, remueven a agentes de la PNC de Morales

Autoridades de Gobernación investigan si agentes de la PNC asignados a Morales, Izabal, tienen vínculos con bandas criminales.

Todos los agentes que estaban asignados a la subestación de Morales, Izabal, fueron removidos en busca de mejorar la seguridad en el pueblo. (Foto Prensa Libre: César Hernández)
Todos los agentes que estaban asignados a la subestación de Morales, Izabal, fueron removidos en busca de mejorar la seguridad en el pueblo. (Foto Prensa Libre: César Hernández)

La noche del lunes 24 de febrero, autoridades del Ministerio de Gobernación removieron a los 300 agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) asignados a la subestación de Morales, Izabal, donde en los últimos días hubo un repunte de hecho de violencia.

La remoción de ese personal, según fuente de Gobernación departamental, se debe a que se investiga si algunos agentes están involucrados con grupos delincuenciales, por lo que los agentes y mandos fueron reconcentrados en la capital.

 

El presidente Alejandro Giammattei en conferencia de prensa -el lunes 24 de febrero- señaló que, en coordinación con el director de la PNC, se decidió hacer el cambio del personal policial de dicha subestación.

 

Se informó que, en las últimas semanas en Morales se ha vivido un repunte de hechos de violencia, pero pese a las estrategias de las autoridades, no se han logrado resultados positivos, por lo que esperan que con el cambio de agentes la seguridad se mejore.

 

De acuerdo con Érick Martínez, gobernador de Izabal, el nuevo contingente llega a remplazar a “la totalidad” de los elementos que estaban de servicio en Morales, donde luego de una investigación por parte del Ministerio de Gobernación, se presume que varios agentes operaban para organizaciones criminales.

 

El alcalde de Morales, Mynor Portillo, manifestó que la delincuencia se ha  incrementado de forma considerable, por lo que el cambio de estrategia era necesaria.

 

Portillo agregó que ante los hechos solicitaron un estado de Prevención al presidente Giammattei, pero señaló que el cambio de agentes significará un gran avance en el apoyo a la seguridad ciudadana.

 

“Contamos con videos, testigos y varios indicios sobre las bandas que asechan al municipio y a la fecha no se ha logrado ninguna detención, la población honrada y trabajadora ha sido la más afectada, necesitamos ser tomados en cuenta por las autoridades de seguridad” añadió.

 

Robos

Entre los últimos asaltos que se han reportado en Izabal, destaca el robo de 50 celulares de una agencia bancaria, en Puerto Barrios, a donde ingresó un grupo de hombres armados que no pudo llegar a la bóveda sustraer el efectivo.

 

Además, delincuentes irrumpieron en un supermercado, en Morales, donde luego de neutralizar a los guardias de seguridad robaron una fuerte suma que sustrajeron de las cajas de cobro. Ese hecho ocurrió mientras en el comercio había gran cantidad de clientes.

 

También se reporta el robo de Q10 mil de una agencia de cobros de una distribuidora de energía eléctrica, en Morales.