Compartieron una cena con personas de escasos recursos para despedir el 2018

Voluntarios de Operación Panito Xela sirvieron una cena en el parque central de Quetzaltenango el 31 de diciembre de 2018 y de esta forma concluyeron con el trabajo del año, cada sábado este grupo se encarga de dar un desayuno a los indigentes y personas que lo necesitan, una tarea que cumplen desde hace cinco años.

Cada sábado los voluntarios llegan temprano al parque central para dar desayuno a indigentes y personas de escasos recursos. (Foto Prensa Libre: María Longo)
Cada sábado los voluntarios llegan temprano al parque central para dar desayuno a indigentes y personas de escasos recursos. (Foto Prensa Libre: María Longo)

“Es algo que varias personas lo necesitamos y ayuda bastante porque en algún momento no se tiene a dónde ir a comer ni recursos para hacerlo”, dijo Randy Ovalle, beneficiario. El joven explicó que desde hace un año no había participado de Operación Panito porque cuando logra estar sobrio tiene trabajo, pero al consumir licor ya no regresa al lugar donde vive.


Los desayunos los reciben cada sábado entre 80 y 125 personas, entre estas hay zapateros, recicladores de basura, entre otros, quienes en algunos casos viven en la calle y sufren de alcoholismo, por lo que no tienen recursos para sus alimentos.

Para Salvador Mendizábal, voluntario y uno de los fundadores de la iniciativa en Xela, la intención es compartir con las personas que la sociedad “hace a un lado”. Normalmente los 15 voluntarios que preparan huevos, frijoles, pan, te o chocolate, lo cual logran por medio de la donaciones de ellos mismos y empresas.

“Lamentablemente todos tienen algún tipo de vicio, pero nosotros no podemos juzgarlos por el tipo de vida, lo único que queremos es un cambio en la sociedad. La mayoría de veces queremos una ciudad diferente, pero no empezamos por conocer los problemas y buscar la forma de ayudar al prójimo”, indicó Mendizábal.

El voluntario relató que durante el año varios alumnos de diferentes grados participaron para ayudarlos a servir los desayunos, momentos que los beneficiados aprovecharon para dar una reflexión a los jóvenes. “Ellos mismos les decían a los estudiantes que si tomaban bebidas de forma descontrolada se vieran en un espejo con ellos”, relató.

Lea además: Vecinos expresan gratitud por reconocimiento de Personajes del Año a Barilli y Verzeletti

Para agradecer la acción de los voluntarios, en algunas fechas festivas las personas que acuden por los desayunos les preparan algún cartel de agradecimiento, en una ocasión les entregaron un diploma.

En diciembre los voluntarios preparan dos cenas especiales, para la Navidad pasada fueron tamales y para el Año Nuevo, pavo relleno. Ambas actividades se realizan desde hace seis años.

Contendio relacionado:

> Voluntarios alegran la vida a otros y eso los hace sentir bien

> Voluntarios construyen en dos días vivienda digna para familias de escasos recursos 

> Los chefs también ayudan en la tragedia del Volcán de Fuego

0