Salud y Familia

Los chefs también ayudan en la tragedia del Volcán de Fuego

La tragedia en Escuintla por la erupción del Volcánd de Fuego ha sacado la parte humana y solidaria de los guatemaltecos, que ayudan según sus capacidades. Los chefs se han sumado a la iniciativa para llevar un plato de comida caliente a los afectados.

Por Anna Lucia Ibarra

Archivado en:

Chef Volcán de Fuego
Los chefs Ricardo de la Fuente, Jaoquín Sánchez y Ariel Trod cocinaron en el albergue de la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe el pasado viernes. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano).
Los chefs Ricardo de la Fuente, Jaoquín Sánchez y Ariel Trod cocinaron en el albergue de la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe el pasado viernes. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano).

Hay pocas cosas tan reconfortantes como un plato de comida caliente que ha sido preparado con cariño. Luego de la tragedia por la erupción del Volcán de Fuego, miles de familias se han quedado sin la posibilidad de reunirse a la mesa para compartir.

Desde el pasado domingo, cuando ocurrió la tragedia, miles de guatemaltecos acudieron al llamado y han prestado su tiempo, fuerza y dedicación a ayudar a todas las personas afectadas. Los chefs también han respondido, organizándose para donar las ganancias de algunos días de servicio o preparando alimentos en los albergues.

Este es el caso de los chefs Ricardo de la Fuente (Clio's), Joaquín Sánchez (3 elefantes), y Ariel Trod (Palermo), quienes el pasado viernes instalaron una cocina móvil en el albergue ubicado en la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, ubicada en la zona 2 de Escuintla.

El menú de almuerzo fue un sofrito de ajo, cebolla, tomate y chile pimiento con pollo. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano).
El menú de almuerzo fue un sofrito de ajo, cebolla, tomate y chile pimiento con pollo. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano).

Aquí, al menos 425 personas de distintas comunidades afectadas han encontrado refugio. Afuera de la iglesia varios voluntarios ayudan a clasificar los donativos y estos tres chefs se propusieron cocinar un delicioso almuerzo y cena para todos.





A las10 de la mañana del viernes se encendieron las estufas de la cocina móvil en el patio de la parroquia. Liderada por de la Fuente, Sánchez, Trod y con ayuda de otros cocineros, los chefs empezaron a cocinar a las 10 de la mañana para 300 personas.

"Lo que nos mueve s el ser guatemaltecos, velar por nuestra gente y poner nuestro granito de arena. Toda la gente que ayuda es un ejemplo. Gracias a Dios nosotros tenemos las posibilidades y por esto estamos dando", afirmó el chef de la Fuente.

"No hay forma de que uno no se sienta afectado", aseguró Sánchez, quien explicó que todo el producto que llevaron para cocinar eran donaciones. "Fueron las donaciones más fáciles. Solo llamamos y nos dieron", aseguró.

Puede interesarle: Los niños vuelven a sonreir en los albergues

El menú consistió en un sofrito de tomate, cebolla, ajo y chile pimiento como salsa, acompañado de pollo. Esto lo acompañaron con pasta que otra empresa llegó a preparar. "Qué rico es que le cocinen a uno y que ellos nos vean cocinar. Lo que importa es que sea comida casera y bien hecha", afirmó Sánchez.

A los chefs les tomó tres horas preparar las 800 raciones de comida. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano).
A los chefs les tomó tres horas preparar las 800 raciones de comida. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano).

"También tenemos 75 libras de chuletas que vamos a preparar como segundo round", explicó Trod, quien comentó que la cifra de personas que necesitaban comer había aumentado de 300 a 600 y luego a 800, contando a los voluntarios, pero que había suficiente para todos.

Trod también comentó que alrededor de 30 chefs guatemaltecos hicieron un grupo de chat para coordinar esfuerzos y llegar a cocinar a los albergues. "Hay un montón de chefs trabajando en distintas campañas. En varios lugares nos dijeron que no, porque ya tenían bastante comida. En este lugar nos dijeron que sí y nos venimos", dijo.

No se pierda: Así puede explicarle a los niños lo ocurrido en el Volcán de Fuego

Sobre toda la ayuda que ha llegado a los albergues, Sánchez reconoce que este es un buen momento para sentirse orgulloso de ser guatemalteco. "Esto va para muy largo y nos tenemos que retar a no perder la energía. Cuando nos pase el dolor, recordemos que hay gente que todavía no tiene casa, perdió a su familia y necesita amor", puntualizó.

"A mí me sorprende, hay demasiada ayuda. Hemos estado toda la mañana y entran y salen pickups llenos de donaciones", dijo con asombro de la Fuente sobre la cantidad de víveres que habían recibido en ese centro de acopio y albergue. el chef también preparó atol de arroz para servirle a los afectados como una refacción.

Las personas del albergue recibieron ensalada, pan, caldo de pollo y un atol de arroz para el almuerzo del viernes. Todo fue preparado en el lugar. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano).
Las personas del albergue recibieron ensalada, pan, caldo de pollo y un atol de arroz para el almuerzo del viernes. Todo fue preparado en el lugar. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano).

Los tres chefs aseguraron que estarán visitando este y otros albergues donde sean recibidos para seguir llevando comida caliente y recién preparada a los afectados. Sánchez también manifestó el deseo de hablar con la gente después del almuerzo para brindar también apoyo humano.

"Hay una comunidad de chefs que está trabajando en distintos lugares y eso hace que haya suficiente fuerza para que no sea un evento solo de hoy", finalizó Sánchez.

Contenido relaciona​do:

> Arjona se compromete a ayudar a los afectados por el Volcán de Fuego 

> Fallece Anthony Bourdain, célebre chef y crítico culinario

> La ayuda también llega a las mascotas afectadas por el Volcán de Fuego