Williams Cabrera, el niño de 5 años que murió en un ataque armado que estaba dirigido al piloto de un bus

Este lunes, la jornada fue distinta en la escuela de Coatepeque donde estudiaba José Williams Cabrera Macario, de 5 años, quien el sábado último murió en un hospital, luego de haber sido herido por una bala perdida en un ataque armado que iba dirigido contra el piloto de un bus en aquella localidad de Quetzaltenango. Sus compañeros le rindieron un homenaje.

El menor fallecido es recordado por ser buen estudiante. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda).
El menor fallecido es recordado por ser buen estudiante. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda).

De acuerdo con autoridades, el menor viajaba en un bus cuando sujetos dispararon contra el conductor y una bala hirió en el pecho al menor.


El piloto al percatarse de lo sucedido, condujo la unidad hacia el Hospital Regional de Coatepeque para que la víctima recibiera atención, pero por la gravedad de la herida, murió cuando era ingresado.

La muerte del niño ha causado repudio y consternación entre pobladores, quienes piden a las autoridades dar con los responsables.

José Wiliams cursaba párvulos en la Escuela Oficial Urbana Mixta Tipo Guatemala de Coatepeque, donde el resto de niños lo recordaron  como un buen compañero y entretregado a sus estudios.

La madre afirmó que su hijo quería seguir los pasos de su padre Wiliams Cabrera, quien hace un año falleció por una enfermedad común y era periodista.

Con rótulos de “hasta pronto” y “te extrañaremos”, en un ambiente de tristeza, el féretro con los restos del niño fue trasladado hacia el cementerio general local donde familias y compañeros de estudio le dieron el último adiós.

Violencia imparable 

Joel Marroquín, padre de familia, dijo que “la violencia está imparable en Coatepeque” y lamentó lo sucedido, por lo cual exigió justicia.

Yolanda de León, docente, condenó el hecho y pidió a las autoridades que busquen a los responsables.

El crimen contra el niño ha causado consternación en Coatepeque. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda).