Hombre ligado a proceso fue sorprendido con más de US$800 mil

De acuerdo con la fiscalía el dinero estaba escondido en un vehículo.

kelvin Alexander Martínez Urrutia, sentado junto a su abogado en el Juzgado de Turno de Primera Instancia Penal de Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María Longo)
kelvin Alexander Martínez Urrutia, sentado junto a su abogado en el Juzgado de Turno de Primera Instancia Penal de Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Kelvin Alexander Martínez Urrutia, de 25 años y originario de Ipala, Chiquimula, quedó ligado a proceso por conspiración para el delito de lavado de dinero. De acuerdo con la fiscalía fue sorprendido en el kilómetro 187, Cuatro Caminos, Totonicapán, con US$804 mil 570.

Según la acusación del Ministerio Público (MP) el dinero estaría escondido en “un compartimiento secreto” dentro del vehículo en que viajaba Martínez, el efectivo sería descubierto por un perro especial de la Policía Nacional Civil (PNC), el agente K-9 Bilko.

La camioneta agrícola conducida por Martínez Urrutia fue decomisada, así como un celular, además del dinero que en quetzales serían más de 6 millones.

El MP señala al sindicado de transportar los dólares en 44 paquetes.

El juez Felix Sontay, del Juzgado de Turno de Primera Instancia Penal, resolvió que el sindicado debía  quedar ligado a proceso por conspiración para el lavado de dinero.

“Si usted el día de hoy nos hubiera demostrado que tuviera una empresa o un contrato o una situación que hacer, aunque lleve más de USD 800 mil no está prohibido en el Estado de Guatemala. Se pueden transportar millones de dólares dentro del país, pero tienen que estar justificados”, indicó el togado.

Agregó que la fiscalía no  presentó algún indició para probar que el dinero era producto de alguna actividad lícita. “Aquí la fiscalía nos indica, no dudamos, dice, que proceda del narcotráfico, aquí no podemos decir eso, tenemos que demostrar los hechos, esa es la función de la fiscalía”, dijo.

Alexander Martínez Urrutia espera la resolución del juez. (Foto Prensa Libre: María Longo)

El fiscal del MP solicitó que el sindicado continuará en prisión, pero no probó que fuera necesario, mientras que la defensa aportó documentos para asegurar que no habría peligro de fuga ni obstaculización en la investigación.

El juzgador otorgó una medida sustitutiva, Martínez Urrutia no estará en prisión, pero debe firmar un libro todos los martes en el Juzgado de Paz de Ipala, Chiquimula, así como no salir del país sin un permiso judicial y pagar una caución de Q35 mil.

El fiscal del MP pidió al juez que se ordenará el secuestro del dinero localizado, así como del celular y el vehículo, también pidió  que se ordenara el traslado de la camioneta agrícola al predio del Organismo Judicial ubicado en Cantel, Quetzaltenango.

El juez accedió a ambas peticiones. Además se estableció un periodo de investigación de seis meses, tiempo en que la fiscalía realizará la investigación necesaria de los objetos incautados.

El juez explicó que para las próximas audiencias el caso estará a cargo del Juzgado de Primera Instancia de Totonicapán, la primera declaración fue en el juzgado de turno por ser fin de semana.

La defensa también presentó documentos al juez para probar que el sindicado trabaja en una empresa dedicada al transporte de carga por carreteras.