Migrante quetzalteco inaugurará tienda de pinturas en Xela

Dany López, migrante quetzalteco que vive en Estados Unidos desde hace 17 años, pretende inaugurar este año una tienda de pinturas Benjamin Moore en Quetzaltenango, con su emprendimiento desea generar empleo, colaborar en la reducción de la migración y ayudar a los retornados a emprender.

Dany López migró a Estados Unidos desde el 2002, el año pasado inauguró su primera tienda en Xela. (Foto Prensa Libre: Archivo)
Dany López migró a Estados Unidos desde el 2002, el año pasado inauguró su primera tienda en Xela. (Foto Prensa Libre: Archivo)

En el 2018 Dany Juan López Juárez inauguró la primera tienda de pinturas en la capital y este año, por medio de las redes sociales, divulgó que pronto abrirá una tienda en Xela; por medio de una llamada de whatsapp el migrante confirmó que espera cumplir este sueño entre junio y julio de 2019.

“En Quetzaltenango queremos capacitar a personas y apoyar parar frenar un poco la migración. También lo haremos en Quetzaltenango porque la mayoría de migrantes son de occidente, este producto lo conocen mucho los guatemaltecos que están en Estados Unidos”, indicó.

Además de la tienda, su propósito es ofrecer capacitaciones para que jóvenes guatemaltecos no migren y que retornados de Estados Unidos puedan emprender.

“Esperamos dar de seis a ocho empleos directos y de 15 a 20 indirectos. Lo que queremos proyectar en el occidente es ayudar a que sepan abrir su propio negocio, sobre todo las personas que han vivido en Estados Unidos y regresan a Guatemala, pero quieran invertir y no saben en qué o cómo, queremos que puedan emprender remodelando, pintando casas y remodelando pisos”.

Imagen con la que anuncian la llegada de la tienda del migrante a Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Los proyectos de capacitación serán un programa que el migrante trabaje junto con el Ministerio de Economía y el Instituto Técnico de Capacitación y Productividad (Intecap). En el primer ciclo López espera que se capaciten de 60 a cien personas.

“Muchos jóvenes no terminan de estudiar y lo primero que piensan es en venir a Estados Unidos, y pueden hacerlo, pero capacitados y legalmente, es importante que ellos tengan opciones de empleo porque si tienen un ingreso no creo que deseen ir a Estados Unidos; además, pueden inyectar a la economía del occidente, yo crecí con la agricultura, pero ahora ya no da para vivir”, aseguró.

Lea también: Migrantes retornados de Estados Unidos relatan conmovedoras historias

López Juárez es originario de Concepción Chiquirichapa y quedó huérfano desde niño, pero creció con una tía a la que llama mamá, estudio hasta 6o. primaria y tuvo que trabajar desde niño, a pesar de no tener acceso a mayores oportunidades se esforzó por cambiar su futuro.

“Yo me vine a Estados Unidos como trabajador del campo y retorné como un empresario. Quetzaltenango es mi ombligo, para mí es el amor de mi vida, viajo a Xela cada dos o tres meses y definitivamente hay un cambio, una persona que no invierte en Quetzaltenango es porque desconoce el futuro de Guatemala, está creciendo económicamente”.

El migrante junto a familiares durante la inauguración de su tienda el año pasado. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Al migrar a Estados Unidos Dany lo hizo por medio de una visa para trabajos temporales, pero sus deseos de superación lo motivaron para estudiar en Washington y aprender inglés, incluso colaboró como traductor con los migrantes que solo hablan Mam.

“Yo diría que el 80 por ciento del crecimiento económico en Quetzaltenango lo han aportado los migrantes, por eso es importante orientarlos sobre cómo invertir. Además, al retornar a Quetzaltenango llegamos perdidos, no tenemos como invertir y no sabemos dónde comenzar, por eso los vamos a tener que capacitar, para que puedan invertir en Guatemala”, dijo López.

Cuando migró a Estados Unidos el quetzalteco tenía 26 años, para obtener un ingreso extra se ofreció a pintar las barandas de una vivienda, no sabía cuánto cobrar por lo que le pidió a su primera clienta que le pagará algo, su sorpresa fue que le dio US$450, esto lo motivo a emprender su propia empresa de pintura de casas.

Por medio de su empresa conoció a vendedores importantes de Benjamin Moore, posteriormente se asoció con la empresa de pinturas para traer la marca a Guatemala, lo que logró el año pasado con la primera tienda en la Ciudad de Guatemala.

La empresa Benjamin Moore tiene 137 años en el mercado y el producto destaca por ser una pintura ecológica, por ahora Dany está en búsqueda del local donde colocará la tienda en Xela, además se prepara para que este lugar sea el centro de capacitación para jóvenes y migrantes retornados.

Con la tienda que inauguró el año pasado en la capital ha logrado la capacitación de 300 personas entre profesionales, pintores y jóvenes, además relató que la aceptación por el producto ha sido positivo a pesar de que “me tire al agua sin saber nadar”.

Contenido relacionado:

Hacen canción en honor de migrantes guatemaltecos 

Migrante triunfa como empresaria

Abuelos esperan repatriación de restos de su nieto a quien solo conocieron por videollamadas

 

 

0