Lugares de Xela que añoran los quetzaltecos migrantes

Cuando los quetzaltecos que viven en otras ciudades observan fotografías o videos de lugares como el parque central, el cerro El Baúl o el Monumento a la Marimba se incrementa la añoranza por la tierra donde nacieron. 

El mirador del cerro El Baúl es uno de los lugares que causa nostalgia en los migrantes. (Foto Prensa Libre: Archivo)
El mirador del cerro El Baúl es uno de los lugares que causa nostalgia en los migrantes. (Foto Prensa Libre: Archivo)

“Ver el parque central es recordar cuando de niña corrí palomas, recordar el cerro El Baúl es pensar en los resbaladeros y las competencias con los primos, creo que más que el lugar en sí, que por cierto Xela tiene edificios hermosos, el sentimiento surge por lo que uno vivió ahí con la familia y que quizás no se repetirá”, expresó Rosalba Morales, quien reside en Estados Unidos desde hace 11 años.


Augusto Ajcá, guía turístico, indicó que con frecuencia los quetzaltecos que viven en otros paises, principalmente en Estados Unidos y España, llevan a sus hijos a la ciudad altense para que conozcan el lugar donde crecieron y pasaron momentos importantes de su vida.

“Hay algunos lugares que son más representativos para el turismo nostálgico como el parque central, El Baúl, para los católicos La Catedral o la Iglesia San Nicolás, y quienes tienen muchos años fuera también buscan el cementerio, he conocido a personas que tienen 10 o 15 años y quieren volver a ver estos lugares porque les provoca muchos sentimientos”, dijo Ajcá. 

Carlos Rivas, trabajador social, considera que la nostalgia de los migrantes por lugares o monumentos “de su pueblo” surge porque siempre llevarán estos en su mente.

“La nostalgia no solo es una emoción que evoca el lugar donde ellos nacieron, es un sentimiento que prevalece cuando piensan en sus padres o amigos, cuando recuerdan su infancia o juventud, entonces recuerdan esos sitios de su tierra natal, sucede también con los migrantes internos, sobre todo quienes viven en la capital”, indicó Rivas.

Lea también: Retiran categoría 1 al Aeropuerto Internacional La Aurora

“Más que nostalgia es una esperanza de regresar un día, de ir al parque central a comer con un helado con mis hijos, de ver el Teatro Municipal, de contemplar el volcán Santa María y saber que uno está ahí con la familia, cada vez que veo una foto de Xela se que un día regresaré”, dijo Pablo Vásquez,  quien migro a Estados Unidos hace 6 años.

“En los migrantes la nostalgia es una emoción colectiva aún cuando hayan huido del país por cuestiones como la violencia, la pobreza, el conflicto armado interno; esta emoción también los hace muchas veces trabajar o hacer algo por su comunidad, la nostalgia también está relacionada con mantener o recuperar las tradiciones de su lugar de origen”, concluyó Rivera.

Estos son algunos de los lugares de Xela que más extrañan los quetzaltecos migrantes:

El Parque Central

Según Ajcá el Parque Central “siempre ha representado el corazón de la ciudad”, afirma que a pesar del crecimiento de Xela será “el imán  de los migrantes para hacerlos recordar momentos como la feria de la Virgen, los concursos de bandas, su niñez o la vida nocturna”.

El Cerro el Baúl

Migrantes consideran que los resbaladeros  y el mirador que tiene son los dos aspectos por los que más recuerdan este lugar.


Las Iglesias

“Recordar las Iglesias es recordar las procesiones, los que somos católicos sabemos cuánto le pedimos a Dios en estos hermosos lugares y es por eso que uno aprovecha el descanso de la Semana Santa para regresar y entregar en penitencia a Dios la participación en las procesiones”, dijo Roció Méndez, quetzalteca que vive en la capital. 

El Cementerio

“En el Cementerio recuerdan a sus seres queridos que fallecieron y lo visitan para entregarles ofrendas florales”, dijo Ajcá.

El Teatro Municipal

Construido hace 123 años este edificio se ha convertido en un espacio de cultura pero también de convivencia familiar, según migrantes les hace recordar eventos de la Feria Centroamericana de la Independencia y presentaciones de artistas importantes.

La Rotonda

Luis Cifuentes, originario de San Marcos y quien migró desde niño a Xela, cuando retornó de Estados Unidos recuerda que primero fue al lugar donde nació y después a Quetzaltenango. 

“Ver La Rotonda y sentarme en ahí donde está  la marimba fue recordar cuando esa era el punto de reunión con mis amigos, uno veía el Monumento a La Marimba y sabía que estaba en Xela, pasé por ahí tantas veces que cuando ya no lo pude hacer me dio tristeza”, recordó.

Contenido relacionado 

> Médicos seguirán en asamblea permanente por tiempo indefinido
> Médicos seguirán en asamblea permanente por tiempo indefinido
> Luis Grijalva viaja a Argentina a disertar en foro internacional sobre los festivales culturales

Los comentarios están cerrados.

4