Pan de Semana Santa, una tradición que se mantiene viva en Quetzaltenango

Desde hace 50 años, la familia Tobar De León, originaria de Salcajá, Quetzaltenango, se dedica a elaborar el pan de Semana Santa, una tradición arraigada en el occidente del país.

La familia Tobar De León elabora el pan de yemas en Salcajá, desde hace 50 años. (Foto Prensa Libre: Cortesía Esaú Mazariegos)
La familia Tobar De León elabora el pan de yemas en Salcajá, desde hace 50 años. (Foto Prensa Libre: Cortesía Esaú Mazariegos)

Luis Nicolás Tobar López, padre, cuenta que desde pequeño soñaba con ser panadero y aprendió a elaborar pan de yemas de forma artesanal, que con el transcurrir de los años, se convirtió en tradición familiar.


Cuenta que para elaborar el pan utilizan los hornos antiguos, para que no se pierda el sabor único que se disfruta durante estas fechas de Semana Santa.

“Con mucha anticipación recibimos pedidos 15 días antes del Viernes Santo. Elaboramos los panes con ingredientes naturales. Muchas personas llegan a nuestra panadería y con emoción esperan que se hornee el pan para comérselo caliente”, explicó Tobar.

El hijo, Luis Manuel Tobar De León, comentó que le gusta este oficio, ya que durante generaciones han tenido la satisfacción de elaborar el pan de las familias, no solo de Salcajá, sino de varios municipios de Quetzaltenango, Totonicapán y San Marcos.

“Nuestros panes también son solicitados en varios lugares de Estados Unidos, ya que en ese país residen muchos quetzaltecos, quienes recuerdan sus raíces y desean disfrutarlos”, refirió.

Le puede interesar: Incendios consumen hectáreas de bosque en ocho departamentos

Entre los ingredientes indispensables del pan de yemas está la harina, huevos, azúcar, manteca, pasas, ajonjolí y huevo, además de algunos secretos de la familia Tobar López.

“Las formas de los panes también son especiales, entre ellas: coronas, moyetes, bizcochos, mestizas y muelas, las cuales son los más pedidas por los clientes”, dijo.

Durante la Semana Mayor, cuando se incrementa la demanda, la familia Tobar contrata a otras personas para que los ayude a finalizar los pedidos.

La tradición de elaborar pan artesanal es especial en Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: Cortesía Esaú Mazariegos)

Compartir

Vecinos refieren que la costumbre es compartir el pan con familiares y amigos, como una muestra de lo que Jesús hizo en la última cena.

Lea además: Estudiante fabrica y dona aparato que hospital de Xela necesitaba desde hace 22 años

Amanda De León, quien conserva la tradición de elaborar pan artesanal, explicó que junto a su familia disfrutan del pan que se elabora en el horno de leña.

“No todos los días tenemos la oportunidad de degustar un pan como este, lo acompañamos con una taza de chocolate y le agradecemos a Dios por la oportunidad de estar bien”, explicó De León.

El pan se prepara en hornos artesanales.  (Foto Prensa Libre: Cortesía Esaú Mazariegos)

Contenido relacionado

> Pan artesanal, un deleite para el paladar en Semana Santa

> Costumbres y tradiciones persisten en Semana Santa

> Por qué la Semana Santa se conmemora en fechas diferentes

Los comentarios están cerrados.

1