Pobladores rechazan cultivo de palma africana

Un grupo de unos 800 campesinos efectuó este miércoles una caminata pacífica en Coatepeque, Quetzaltenango para manifestar su rechazo  al cultivo de palma africana en ese municipio, entre otras demandas.  

Publicado el
Protesta de pobladores en Coatepeque, Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: Alexánder Coyoy).
Protesta de pobladores en Coatepeque, Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: Alexánder Coyoy).

Líderes de la protesta indicaron que también protestaron por el alto costo de la canasta básica, el problema de la energía eléctrica, falta de pupitres en escuelas del área rural.

Agregaron que el desvió de ríos para el cultivo de palma africana les ha afectado para su desarrollo, ya que  ha disminuido el agua en sus comunidades.

Representantes de los inconformes llegaron  a la Municipalidad de Coatepeque, con el fin de dialogar con las autoridades ediles, pero se les informó que solo uno podría ingresar, lo cual no aceptaron. Aún se espera la versión de la comuna.

Según Dalila Mérida, del Comité de Unidad Campesina,  el cultivo de la referida palma causa daños al ambiente por la contaminación de ríos.

Cultivo causa polémica

Opiniones encontradas rodean el cultivo de palma africana para la producción de aceite, pues mientras empresarios la defienden porque generan empleos y representan otros beneficios comerciales, pobladores señalan que causa perjuicios ambientales y en la salud de quienes viven cerca de las plantaciones.

En la actualidad, en nueve departamentos del país hay plantaciones de palma africana, las cuales utilizan 130 mil hectáreas, lo que preocupa a vecinos debido a los últimos casos de daño ambiental, aparentemente causados por esa actividad.