Padres de joven políglota: siempre lo apoyamos pese a que decían que “estaba loco”

Los padres de Pedro Perebal Pérez, el joven que ha causado asombro porque habla varios idiomas, dicen que se sienten orgullosos de este y que siempre confiaron en él, a pesar de que cuando hablaba de sus sueños las personas creían que estaba loco.

Los padres de Pedro Perebal, el joven políglota (inserto), y una sobrina. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)
Los padres de Pedro Perebal, el joven políglota (inserto), y una sobrina. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)

Pedro Perebal Ambrosio, padre del políglota que aún trabaja como guardia de seguridad, reside con su familia en una vivienda humilde en Xepol, Chichicastenango, Quiché, a 110 kilómetros de la capital.


En la comunidad se ven pequeñas casas, algunas de adobe y teja y otras con techos de lámina de zinc; todas humildes.

Sentado en un banco de madera, bajo un árbol de aguacate, Perebal Ambrosio cuenta que en los años 1980 fue testigo del secuestro de sus padres en esa comunidad. Junto a dos de sus hermanos huyó a la capital cuando tenía 7 años, donde vivieron con unos familiares. Quince  años después regresó a su comunidad, acompañado de Reyna, su esposa, y sus cuatro hijos, entre ellos Pedro.

“Creo que allí empezó la prueba para Pedro, porque ellos no sabían hablar k’iche’ y lo aprendió rápidamente, y con mi esposa nos dimos cuenta de que le gustaba hablar varios idiomas”, cuenta.

Lea también; Pedro Perebal cumple uno de sus sueños y trabajará en Aeronáutica Civil

“Cuando miraba algún avión en el cielo, me decía ‘algún día me subiré a uno de esos y viajaré por todo el mundo’. Él llegó a primero básico en sus estudios. No era un gran estudiante, lo que le apasionaba era aprender idiomas. Trabajaba donde podía, aquí en la comunidad, pero nunca abandonó el aprendizaje de los idiomas”, relata Perebal Ambrosio.

Señalamiento

“Cuando caminaba por las veredas de Xepol se le veía leyendo libros y revistas que consiguió. Recuerdo que, en una ocasión, un hombre ya mayor, respetado en la comunidad, me buscó para decirme que mi hijo estaba loco, porque lo encontraban en las calles hablando solo, pero yo le dije con todo respeto que él estaba aprendiendo idiomas, cosa que el anciano no creyó”, recuerda.

  • Video: Esto hablaron los padres del joven políglota


“Los fines de semana me pedía permiso para viajar a Panajachel, Sololá, porque tenía muchas dudas sobre su aprendizaje y quería buscar a los turistas para evaluar él mismo si lo estaba haciendo bien. Cuando regresaba venía muy contento porque había hablado con los turistas”, añade el padre del políglota.

Lea también: Compañeros guardias de seguridad de Pedro Perebal le hacen una despedida y le desean éxitos

“Le pregunté: ¿cuántos dólares les cobraste, pero él me decía: ‘esto que estoy aprendiendo no es para eso, algún día viajaré por el mundo, pero me pagaré mi viaje con lo que me he ganado’. Mi hijo tuvo que emigrar a la capital hace siete años porque aquí no hay trabajo”, cuenta.

Tiene que seguir igual

Reyna Pérez Valdez, madre de Pedro y originaria de Granados, Baja Verapaz, a pesar de ser bastante tímida dijo que se siente muy feliz porque su hijo está cumpliendo su sueño.  “Nosotros nos enteramos de la noticia de que trabajaría en el aeropuerto a través de la radio”, señaló.

  • Video: Así habla Pedro Perebal los 10 idiomas


Pérez recuerda con tristeza que Pedro tendría un gemelo, pero fueron prematuros y su hermano falleció al nacer. “Mi hijo era muy débil y creímos con mi esposo que no lograría vivir, pero gracias a Dios nos equivocamos”, relata.

“Ya se comunicó con nosotros y no ha podido venir a la casa porque tiene que terminar su contrato donde trabaja. Aquí lo estoy esperando como siempre, porque para nosotros él sigue siendo el mismo Pedro, porque grande solo es Dios. Si su destino es viajar y no lo vuelvo a ver, pues será decisión de Dios”, puntualizó la madre.

Asombrados

María Morales, vecina de Xepol, dijo que no podía creer lo que está viviendo el hijo del Canche, como le dicen a Peberal Ambrosio. “Siempre lo mirábamos hablando solo cuando lo encontrábamos, pero ahora sabemos por qué era”, señaló.

Peberal Ambrosio es piloto de un camión que transporta materiales de construcción. Dice que su sueño y el de su esposa es que sus cuatro hijos estudien y se gradúen, para que tengan un mejor futuro.

Contenido relacionado

> Conozca los sueños de la niña altaverapacense que habla 7 idiomas
> Cuáles son los idiomas que están en peligro de extinción por culpa de los smartphones
> Guatemala es un paraíso de lenguas