Óscar Jiménez vivirá la pasión del Mundial de Rusia 2018 como aficionado

Todo comenzó con una idea entre cinco amigos que planeaban asistir a una copa del Mundo, y qué mejor que hacerlo en el país del futbol por excelencia. Esta es la historia de Óscar Jiménez, de 29 años, quien ya tiene todo listo para su segundo Mundial.

Óscar Jiménez guarda con mucho aprecio a Fuleco, la mascota del Mundial de Brasil 2014. (Foto Prensa Libre: Eddy Recinos).
Óscar Jiménez guarda con mucho aprecio a Fuleco, la mascota del Mundial de Brasil 2014. (Foto Prensa Libre: Eddy Recinos).

La planeación del viaje para Brasil 2014 era una de las principales tareas. Comprar los boletos aéreos, obtener los tickets para los partidos, elegir qué selecciones apoyar, el hospedaje y el  transporte. Lo único que tenía claro antes de partir es que sería una experiencia inolvidable.

Recién habían terminado de estudiar en la universidad y la aventura a Brasil se programó.

Durante casi dos años ahorró. Lo primero fue analizar las  ofertas de vuelos y apartamentos. Eran  los detalles prioritarios.

“Siempre soñé con ver un partido de un Mundial. Gracias a Dios lo logré junto a mis amigos”, cuenta Óscar, quien asegura que un año antes compró sus boletos aéreos y las entradas.

Lee además:  Demanda de camisolas de la Selección Nacional disminuye por el castigo de la Fifa 

La agenda marcaba dos partidos de cuartos de final. Holanda contra Costa Rica y Alemania frente a Francia. Después, el partido más doloroso, la semifinal entre Brasil y Alemania, el cual sufrió por ver caer al anfitrión.

“Primero soy aficionado de Guatemala, pero me gusta como juega Brasil e Italia. Recuerdo bien que el 15 de agosto del 2013 compramos los boletos de avión y  lo demás fue historia”, dice.

Lee también: Neymar empieza su recuperación luego de dejar el hospital

Cuatro años más tarde la historia es diferente. Ya tiene la experiencia del país de las caipiriñas, de Neymar y Pelé. Ahora se prepara para conocer la tierra de la Plaza Roja y de Putin. Los boletos para asistir a dos encuentros de cuartos de final y semifinales ya están comprados.

Conforme pasan los días la emoción aparece constantemente   y la  piel se eriza solo de imaginar que ya tienen casi  todo listo para el Mundial de Rusia.

“En Brasil viví al máximo cada partido. Traté de llevar mi camisola y la bandera de Guatemala a los partidos. Igual lo haré ahora en Rusia”, agregó Jiménez.

Recordar cada momento que vivió en la copa, ver los videos y fotos  de nuevo fue lo que lo motivó para ahorrar y emprender de nuevo la aventura.

“Para mí, el mejor partido que observé fue el  de Holanda frente a Costa Rica. Casualmente quedamos frente a la portería donde se ejecutaron los penaltis. Siempre quise ver una definición así y lo cumplí. Exactamente frente a nosotros quedó el arco donde ocurrió todo”, agregó.

La aventura en Brasil es ahora parte de la historia, pero quiere agregar la que vivirá en Rusia.

“Ahora creo que solo dos amigos iremos. Uno se va a casar”, dijo Óscar, uno de los miles de guatemaltecos que estarán en la tan esperada copa.

Contenido relacionado: 

>  La Selección de Argentina  y la promesa incumplida a la Virgen de Copacabana 

Neymar empieza su recuperación luego de dejar el hospital 

> “Ya es suficiente”, Wesley Sneijder se retira de la Selección holandesa