Hasta Catar, entonces

Opinión

Jerjes mandó azotar al mar porque se había tragado sus barcos. Podemos imaginar a sus soldados dándole 300 latigazos e insultándolo, pues las instrucciones fueron pegarle y maldecirlo. No sabemos si aquel escarmiento sofrenó al mar y lo hizo vomitar lo devorado.