Operación de Plan de Transmisión Eléctrica se retrasa por tercera vez

El plazo para poner a funcionar el Plan de Expansión de Transmisión (PET) en su totalidad  se incumplirá por tercera vez, ya que  el 17 de septiembre próximo finaliza la  ampliación otorgado a la  Transportadora de Energía de Centroamérica, S.A. (Trecsa) para operar 850 kilómetros de red.

Trecsa es una empresa afiliada del Grupo Energía de Bogotá, y a la que se le adjudicó la construcción del PET en la licitación del 2009. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Trecsa es una empresa afiliada del Grupo Energía de Bogotá, y a la que se le adjudicó la construcción del PET en la licitación del 2009. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Las obras que deberían operar desde el 2013, según la licitación otorgada a Trecsa, solo llevan el 66% de avance en su construcción hasta incios de agosto.


La firma ha solicitado dos ampliaciones de dos años cada una —en el 2013 y 2015—, las cuales han sido aprobadas por gobiernos anteriores.

Este mes, Trecsa confirmó a Prensa Libre el porcentaje de avance de la construcción, sin embargo, no respondió acerca de los atrasos en las obras y las decisiones a tomar.

De momento, la empresa no ha pedido al Gobierno una nueva prórroga, pero sí planteó instalar una mesa de trabajo, refirió Luis Chang, Ministro de Energía y Minas.

“Ellos solo requirieron la constitución de la mesa, pero no tenemos ningún punto de vista sobre qué temas se tratarían” agregó Chang.

El funcionario dijo que ese ministerio recopila información para analizar el caso, además de determinar cual es el objetivo de la mesa.

La empresa “debería tener todas las condicionantes del porqué no han cumplido aún con esas ampliaciones” otorgadas, añadió el ministro.

Inicialmente Trecsa había mencionado que la inversión sería de US$374 millones; no obstante, en la Bolsa de Valores de Colombia, el 8 de agosto se informó que se ha invertido más de US$509 millones.

El plan consiste en la construcción y energización de más de 850 kilómetros de líneas de transmisión, la construcción de 11 subestaciones nuevas y la ampliación de otras 12, con la intención de crear en el país las redes en forma de anillos para poder mejorar la transmisión de la energía cuando haya alguna falla, evitar pérdidas y disminuir la vulnerabilidad mejorando la calidad del servicio.