Coronavirus: Se deberá cambiar programa de gobierno para economía y empleo, dice ministro de Trabajo

En temas de economía y generación de empleo uno de los ejes del plan de gobierno de la actual administración es cambiar el modelo económico y fomentar el turismo.

Los destinos turísticos están desolados. El sector estima que se pone en riesgo unos 600 mil empleos por impacto de las restricciones para contener el coronavirus . Foto con fines ilustrativos.(Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Los destinos turísticos están desolados. El sector estima que se pone en riesgo unos 600 mil empleos por impacto de las restricciones para contener el coronavirus . Foto con fines ilustrativos.(Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Sin embargo, se deberán modificar los planes originales contenidos en el Plan Nacional de Innovación y Desarrollo, porque algunas de las actividades productivas que incluye como pilares son de las más impactadas derivado de la epidemia del covid 19, indicó el Ministro de Trabajo y Previsión Social, Rafael Lobos Madrid.

El funcionario se refirió a ese tema al ser consultado acerca del análisis del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien) que proyecta un crecimiento de alrededor del 10% en la informalidad, la cual llegaría a representar 80% del total de trabajadores

Uno de los puntos principales de esos planes es fomentar el turismo, “pero es uno de los temas que hoy por hoy es el más golpeado, entonces una de las bases de nuestro plan está por los suelos, turismo hay cero”, comentó Lobos al agregar que “una fuente para nuestro cambio y previsión al futuro era el turismo, el esfuerzo por regresar a levantar el turismo va a ser grandísimo”.

El otro tema del plan original de gobierno es el apoyo y fomento y desarrollo a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), según expuso.

Para este tenían previsto generar préstamos blandos, llevar a la formalidad empresas pequeñas para que fueran sujeto de créditos.

Con el apoyo que está brindando el gobierno por la emergencia hay un fondo para mipymes y eso pudiera permitirles pasar posteriormente a un plan para formalizar créditos para la reactivación económica.

Otro de los planes es que los cónsules en el extranjero apoyarían a fomentar el turismo para generar fuentes de trabajo y dar a conocer al país para atraer capitales, esos planes se tendrán que reactivar cuando el tema de la epidemia lo permita.

¿Se reformarán las leyes laborales?

En el contexto de la epidemia y el futuro del trabajo los sectores hablan de la necesidad de reformar las leyes laborales en Guatemala para modernizarlas, al respecto el ministro dijo que la forma de hacer trabajo cambiará pero que las disposiciones que se vayan a tomar tienen que ser consensuadas con todos los sectores que tienen relación.

Para ellos, dijo, visualizan que se prevé una serie de reuniones para llegar a acuerdos, pero por el momento no han efectuado un análisis del tema, pero que poseen plan de desarrollo mencionado, para mejorar las condiciones de trabajo

En el caso del teletrabajo también hay opiniones divididas ya que hay quienes dicen que no es necesario cambiar las leyes laborales en el país para ponerlo en práctica y otros consideran que sí es necesario para porque daría certeza al patrono y al trabajador, a ese respecto el ministro insistió que se van a buscar acuerdos.

“En el país tenemos que llegar a acuerdos, porque hay personas están a favor del teletrabajo y personas que no. Por ejemplo, hay grupos que consideran no oportuno tener el teletrabajo porque dicen que se le recarga a la persona que está en su casa todos los gastos y eso no lo ve como bueno. Tarde o temprano en ese tema tenemos que llegar a consensos, porque también hay que considerar las ventajas que muchos trabajadores pueden tener en ese tipo de trabajo”, mencionó el funcionario.

La Agexport y Amcham consideran necesario implementar también el convenio 175 de la OIT que permite el trabajo a tiempo parcial, indicando que aparte de generar posibilidades de trabajo  podría ser una opción de impulsar el teletrabajo.

Lobos recordó que el convenio está aprobado, pero hay una disposición de la Corte de Constitucionalidad (CC) que dejó sin efecto algunos artículos y palabras (del reglamento) de ese convenio. Este es otro de los temas en que se deberá buscar consenso, añadió al mencionar que hay sectores que están tratando de que el Ministerio de Trabajo emita un reglamento independientemente de lo que ya está cuestionado en la CC.

Las mesas de trabajo para buscar consensos podrían establecerse el segundo semestre del año, respondió.

También quedó estancada la posibilidad de avances para la implementación del convenio 169 de la OIT, que establece entre otros temas las consultas comunitarias a pueblos indígenas. Aunque el mandatario lo anunció (en su discurso de toma de posesión) no se ha avanzado debido a que se han enfocado en la atención a la emergencia por el coronavirus.

Necesarios cambios en el país

Juan Pablo Carrasco, presidente de Amcham, mencionó que la crisis debe servir también como una oportunidad para transformar Guatemala en un país más competitivo, con mayor certeza jurídica y mayor atractivo para la inversión.

Por ello, dijo el directivo que es importante que se concreten las convocatorias a las mesas para discutir posibles reformas laborales, el convenio 175 de la OIT y también se debería retomar acciones para implementar el convenio 169 de la OIT.

“Si ahora no tomamos conciencia, más que nunca, de lo importante que es un empleo y el aspecto económico de un país, la crisis pasará y seguiremos igual, por eso es necesario que sirva para que los sectores se reúnan y discutan” agregó Carrasco.

“Nos damos cuenta de lo frágil del sistema económico y los riesgos, y para que esta crisis sirva para modernizar debe impulsarse una transformación positiva” mención el presidente de Amcham al mencionar que en el área económica debe trabajarse en los temas laboral, fiscal, inversión.

Por eso considera que se deberán readecuar los programas de gobierno para los próximos tres años y medio, ya que esta epidemia va a dejar mucho mayor endeudamiento, una recaudación fiscal que no se va a recupera.