Costa Rica busca fomentar más el teletrabajo y Guatemala no lo contempla

Mientras el Gobierno de Costa Rica presentó las guías técnicas para que las empresas implementen cada vez más el teletrabajo en el marco del respeto de las leyes laborales y el trabajo decente, Guatemala no se acerca a esas prácticas.

Costa Rica se acerca a implementar el teletrabajo y representaría ahorros para las empresas de al menos unos US$500 anuales por cada persona que haga teletrabajo.(Foto Prensa Libre: Shutterstock)
Costa Rica se acerca a implementar el teletrabajo y representaría ahorros para las empresas de al menos unos US$500 anuales por cada persona que haga teletrabajo.(Foto Prensa Libre: Shutterstock)

Las guías tienen como objetivo brindar apoyo, orientación y un marco de referencia técnico para la implementación del teletrabajo en las empresas, pero no son de carácter vinculante ni tienen rango de ley, explicó el Ministerio de Trabajo.


“El fortalecimiento de las capacidades laborales, la innovación, la modernización en la organización del trabajo y la flexibilización son parte de los retos del nuevo entorno laboral donde el teletrabajo contribuye para reducir el tráfico y la huella de carbono; y apoyar los procesos de digitalización y eficiencia de las organizaciones”, dijo el ministro de Trabajo, Steven Núñez.

Núñez presentó las guías en un evento oficial ante representantes del sector empresarial, sindicatos y el director adjunto de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para América Central, Haití, Panamá y República Dominicana, Leonardo Ferreira.

Le podría interesar: Trabajar sin ir a la oficina es cada vez más común

Las guías fueron aprobadas el pasado 19 de julio, de manera unánime, por los representantes de los sectores gubernamental, empresarial y sindical reunidos en el Consejo Superior de Trabajo.

Según el Ministerio de Trabajo, el teletrabajo ayuda a reducir los emisiones de gases contaminantes, la cantidad de vehículos en las calles, el consumo de combustible, y además representaría ahorros para las empresas de al menos unos 500 dólares anuales por cada persona que haga teletrabajo.

Caso Guatemala:

En Guatemala no hay una línea por seguir, mientras que en Centroamérica se practica un horario de trabajo. La mayoría de empresarios de la región prefieren tener a los empleados en la oficina. La tendencia a nivel mundial de teletrabajo ha aumentado un 20% en los últimos cinco años, según investigaciones.

Lea además: Trabajar en casa puede ser ¿útil o riesgoso?

Para analistas laborales son las nuevas empresas tradicionales y emprendimientos, que bajo el concepto de trabajo a distancia podrían aplicarlo.

Guatemala ratificó el Convenio 175 de la Organización del Trabajo (OIT), relativo al trabajo a tiempo parcial, por medio del Decreto 2-2017 del Congreso de la República, el cual ya se encuentra en vigencia.

El contrato de trabajo a tiempo parcial es aquel en el que se pacta la prestación de servicios durante un tiempo de trabajo inferior al que ordinariamente se emplea en el ámbito de la empresa de que se trate, ya sea en términos diarios, semanales, mensuales o anuales y que realice un trabajo idéntico o similar.

Las formalidades deben ser las mismas de las que se incluyen en un contrato de trabajo a tiempo completo.

El trabajo a tiempo parcial está dirigido primordialmente a mujeres, jóvenes, desempleados de larga duración, personas de la tercera edad y quienes tienen responsabilidades familiares, educativas, entre otras, y quieren contar con un empleo productivo.

Contenido relacionado:

> ¿Por qué los aspirantes a un empleo se informan previamente de las empresas?
> Generación Z entra al mercado laboral
> Empresas flexibilizaron horario para que colaboradores vieran los partidos del Mundial