Acuerdo de visas temporales para trabajo agrícola funciona desde 2017 en Guatemala

Aunque el Ministerio de Trabajo no tiene certeza sobre cuántos cupos adicionales supone el acuerdo, sector privado ve potencial económico.

La primera oportunidad que se abriría con las visas de trabajo temporales es en el sector agrícola en Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La primera oportunidad que se abriría con las visas de trabajo temporales es en el sector agrícola en Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El Departamento de Movilidad Laboral del Ministerio de Trabajo y Previsión Social registró al menos entre 5 mil y 8 mil guatemaltecos que viajaron al país del norte a laborar de manera temporal hace dos años aproximadamente (2017-2018), indicó Gabriel Aguilera, ministro de Trabajo y Previsión Social.

 

En ese sentido el funcionario estima que esa cifra se podría duplicar o triplicar según los detalles del programa que aún están afinando, pero enfatizó que aún no podía proyectar una cifra exacta porque depende del interés de las empresas en Estados Unidos.

“Según datos del Farm Bureau Insurance se generará un millón de oportunidades en el sector agrícola en EE. UU., imagine cuánto de ello puede aprovechar Guatemala”, dijo el funcionario.

En la Memoria de Labores el Departamento de Movilidad Laboral del Mintrab 2017-2018 registró a los trabajadores guatemaltecos migrantes temporales que viajaron al sureste de México, a través de las fronteras de Tecún Umán, y el Carmen, así como los que viajaron a laborar a Canadá, por medio de agencias de reclutamiento privadas, y tienen un registro de 13 mil 327 trabajadores guatemaltecos en el exterior bajo una oferta laboral.

El Departamento de Movilidad Laboral es el encargado de llevar los registros de las empresas y personas que se dedican a reclutar trabajadores guatemaltecos que prestan sus servicios fuera del territorio nacional.

Reglas claras

 

Aguilera afirmó que en efecto los guatemaltecos ya podían solicitar este tipo de visas, pero lo que no se tenían eran reglas “claras”.

“Una empresa agrícola de Estados Unidos ya había trabajado un proceso de visas, y el Ministerio de Trabajo apoyó en la logística y reclutamiento”, comentó el funcionario.

Por lo tanto, el próximo paso es definir un plan piloto como el de Canadá y México, para que la institución pueda cumplir con los requerimientos de los empleadores, en cuanto a perfiles específicos.

Aún no se tiene certeza si será el Mintrab quien estará involucrado como ente de reclutamiento o bien se contempla definir un listado de agencias de reclutamiento que deberán contar con el aval de la institución para evitar estafas, abusos y engaños de trabajadores que desean viajar a Estados Unidos y obtener un empleo temporal.

Una ventaja, dijo Aguilera, es que se tendrán los mecanismos de acceso a contactos directos con el consulado para poder emitir las visas. También, se genera la capacidad de llegar a más potenciales empleadores de Estados Unidos y poder expresarles las bondades que tiene el contratar a un trabajador guatemalteco, porque es honrado, posee valores, y un buen desempeño laboral.

Además, analizan llevar a cabo un proceso de certificación de los trabajadores guatemaltecos que al concluir sus labores y retornen a Guatemala puedan ser tomados en cuenta para próximas oportunidades.

El funcionario afirmó que el trabajador agrícola no debe cubrir ningún costo para el trámite, porque es el empleador quien lo asume o bien las empresas empleadoras o la agencia de reclutamiento que gestionará la visa.

“Desde que se anunció el acuerdo se han acercado personas al Ministerio de Trabajo, pero será hasta que el programa esté en marcha se podrá invitar a más empleadores a que se interesen y de esta forma obtener un mayor beneficio, para luego alcanzar otros sectores como construcción y servicios“, resaltó el ministro.

Aguilera enfatizó que para poder llegar a cumplir este acuerdo depende del primero que firmó el gobierno de Guatemala con Estados Unidos en temas migratorios.

“Es un premio de consolación”

 

En opinión de Luis Linares López, analista laboral de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asies) el acuerdo se presentó como un “hecho histórico”, pero lo que refleja es un tipo de “compensación o ventaja”, porque el programa ya existe, pero el número es bajo porque no hay divulgación al respecto.

Lo que nos están dando es una especie de premio de consolación o se avanzó en una agenda que quizás ya se tenía y no se había dado a conocer, entonces pareciera esto como una medida para empezar a aminorar las implicaciones que tienen los compromisos que adquirió Guatemala”, analizó David Casasola, analista económico del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN).

Para Linares ya con el acuerdo afinado y una mayor difusión por parte del Gobierno de Guatemala podría generar mayor impacto y el número de guatemaltecos que logren visas temporales de trabajo evidencie un aumento, pero sin descuidar que las condiciones sean favorables para los trabajadores.

En dónde está el potencial

 

Juan Pablo Carrasco, presidente de la Cámara de Comercio Guatemalteco Americana (AmCham), dijo que el acuerdo de cooperación migratorio no aplica para los que están en situación de asilo o detención, sino que se encuentran en Guatemala, y quieran migrar en lugar de hacerlo de manera irregular ahora será legal.

Varios estados como Florida, California y el corazón agrícola de Estados Unidos requieren mano de obra en ciertas estaciones, especialmente en aquellos frutos que no están mecanizados, sino especialmente frutos como naranja, aguacate, fresa, naranja, tomate y otros que requieren que sea recolectado manualmente.

Amador Carballido, director general de Agexport opinó que son empleos que llegarán de forma estructurada y con mayor certeza para los trabajadores guatemaltecos.

El exportador comentó que en el trabajo temporal se desarrolla principalmente en el área que llaman: El Cinturón del Sol, que es una región de Estados Unidos que se extiende desde la costa Atlántica del Sureste hasta la costa pacífica del Suroeste.

Este cinturón ha visto incrementada su población debido en parte a la migración interna motivada por el retiro de la explosión de natalidad y en parte al flujo de migrantes, algunos estados que destacan son: Arizona, California, Florida, Nevada, Nuevo México, Texas, Georgia y Carolina del Sur.

“Lo que sucede es que con una visa de trabajo se llega en condición legal y el empleador deberá remunerar en función del salario por hora tomando en cuenta la zona o la actividad económica del lugar, en cambio si es irregular puede optar por un salario más bajo”, agregó Carballido.

Por ejemplo, el salario en promedio por hora en el sector agrícola se encuentra entre US$5 y US$6.

La Cámara del Agro de Guatemala valoró de forma positiva la firma del acuerdo dado que la economía de Estados Unidos está creciendo y genera oportunidades de empleo en los diferentes sectores productivos.

Además, consideraron que la colaboración entre ambos gobiernos resultará de beneficio a empleadores y trabajadores agrícolas buscando el fortalecimiento de la capacidad institucional a cargo de velar por el cumplimiento de las garantías de protección y velar por la legalidad en el proceso de reclutamiento y contratación.

Requisitos para solicitar la visa H-2A

 

El dato fundamental para que las embajadas y consulados emitan los visados es que es necesario cumplir una serie de requisitos que regulan quién puede obtenerlos y en qué condiciones, y por supuesto, contar con el patrocinio de una empresa americana.

Estos son los países pueden solicitar una visa H-2A:

Para poder beneficiarse de esta visa el primer requisito que hay que cumplir es ser nacional de un país designado anualmente en una lista especial por el gobierno de Estados Unidos.

El 18 de enero de 2019 se publicó en el Registro Federal un listado de 84 países cuyos ciudadanos pueden tener esta visa.

  • El tipo de trabajo debe estar relacionado con la agricultura, incluyendo los servicios agrícolas, y ha de ser de carácter temporal o de temporada.
  • Luego, el patrono agrícola o las organizaciones de productores del campo son los que inician el proceso. Es decir, no puede llegar al consulado a pedir una visa.
  • En primer lugar la empresa que contrata debe conseguir una certificación del Ministerio de Trabajo, ya que para poder solicitar un trabajador extranjero deberá probarse que no hay en Estados Unidos personas con permiso de trabajo y con la calificación y el deseo necesarios para realizar ese tipo de trabajo.
  • Con esta certificación en la mano, se solicita al Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, por sus siglas en inglés) mediante el formulario I-129 la autorización para solicitar a un trabajador extranjero con carácter de “no inmigrante”. Es decir, es un trabajador laboral y al acabar el trabajo o llegar la fecha de expiración de la visa debe salir de Estados Unidos.
  • Si el USCIS da su aprobación, entonces la persona extranjera podrá solicitar ante la Embajada o consulado americano que le corresponda una H-2A. Tiene que pagarse la cuota o arancel correspondiente por su tramitación y si no se cumplen todos los requisitos, la visa puede ser denegada.

Es común que este tipo de empleo se ofrezca a través de agentes, reclutadores o agencias de servicio de empleo. Estos agentes no pueden solicitar ningún tipo de cuota, arancel o pago al trabajador extranjero a cambio de ofrecerles un puesto de trabajo.

Se recomienda estar pendiente de las actualizaciones del Ministerio de Trabajo.

Contenido relacionado:

 

> Así empezaron las negociaciones para visas temporales de trabajo

> Esto dijo Donald Trump sobre las visas temporales de trabajo

> La opinión de los dos candidatos a la presidencia de Guatemala en el tema del acuerdo migratorio

0