Estos sectores ya buscaban alternativas para reducir la contaminación por plásticos en Guatemala

El mercado no esperará a quienes no reaccionen a la nueva tendencia del plástico. Y la industria en el país corre. El consumidor, una vez más, lleva la batuta.

Las empresas, desde su giro de negocio, ya están cambiando procesos, materiales para producción o suministros para atención al público.  (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Las empresas, desde su giro de negocio, ya están cambiando procesos, materiales para producción o suministros para atención al público. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

El uso de materiales que sustituyan al plástico o disminuyan o modifiquen su presencia en los suministros para que pueda reciclarse o degradarse con mayor facilidad está siendo adoptado por más empresas en el país.

Desde su respectivo giro de negocio están adaptando procesos, empaques o suministros, aunque hay cambios o iniciativas más visibles que otras.

El tema resurge con la vigencia de El Acuerdo Gubernativo 189 – 2019, publicado este 20 de septiembre en el Diario de Centro América, que  prohíbe las bolsas plásticas de un solo uso, pajillas, platos, vasos, mezcladores o agitadores, contenedores o recipientes para almacenamiento y traslado de alimentos.

La prohibición también abarca ese tipo de productos elaborados con poliestireno expandido, conocido como duroport, en sus diferentes presentaciones.

El acuerdo fija un plazo de dos años, a partir de que tome vigencia la publicación, para que todas las personas individuales o jurídicas que utilicen este tipo de productos los sustituyan en forma definitiva por otros artículos e insumos elaborados con material compostable.

Empresas se adaptan

 

Por ejemplo, en el sector de restaurantes, las empresas han implementado varias iniciativas para el proceso de producción y servicio al cliente a materiales biodegradables. Entre estas, las medidas para evitar el uso de pajillas plásticas o el cambio por otras hechas de materiales biodegradables, además de los cubiertos, y la disminución del uso de bolsas plásticas, principalmente las que se conocen como de gabacha, comenta Salvador Contreras, directivo de la Gremial de Restaurantes.

El cambio es voluntario y depende de movimientos de iniciativas ambientales, también atienden requerimientos específicos en varios municipios y entidades. Por ejemplo, en la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac), el reglamento establece que se usen materiales que se puedan degradar en 24 meses, añade, por lo que ahora están adoptando el uso de diferentes tipos de recipientes como vajillas y empaques.

Uno de estos es Al Macarone, que incluso usa bolsas combinadas con material de resina de coco para sus porciones individuales, conocidas como pizza “de bolsita”, agrega el ejecutivo.

En Burger King, si los consumidores piden pajillas o cubiertos, se les proporcionan los elaborados con semilla de aguacate, que se degradan en ocho meses, informó la firma en Guatemala. Estos productos son elaborados a partir de fuentes renovables, con el 60% de contenido de biomasa. Se ha experimentado que son fuertes, flexibles y se pueden usar tanto en alimentos como en bebidas calientes o frías.

En el Rincón Suizo, la pajilla que ofrecen es pasta de trigo, como un macarrón largo, y también está la de bambú o metálica.

Los cines también se han sumado a ese proceso en las dulcerías. En el cine Cápitol, ubicado en el comercial del mismo nombre, en el centro histórico capitalino, entregan pajillas elaboradas con biomasa de coco, y vasos de cartón. Lorena Requena, del Departamento de Operaciones, indicó que los mismos proveedores de artículos plásticos están cambiando su portafolio e integrando suministros con ese tipo de materiales.

Muchas empresas que importan materiales de duroport han empezado a traer materiales con resinas naturales incorporadas, expone Contreras. Aunque los costos aún son un poco altos respecto de los de plástico tradicional, cada empresa está buscando cómo adaptarse y mejorar, agrega.

Otro sector que se está adaptando a los nuevos requerimientos, ya sea por restricciones en diversos municipios, por iniciativa propia o por demanda de su clientela, es precisamente el productor de plásticos.

Guateplast, por ejemplo, ofrece desde mayo último recipientes biodegradables hechos con material de trigo; incluye recipientes con tapadera, pachones, set de tres cubiertos y cajas pequeñas.

Marcos Arimany, representante del sector de plástico de Guatemala, explica que en los sectores de alimentos, bebidas y artículos para el cuidado personal —champú, acondicionador y otros— están cambiando sus requerimientos e impulsan esfuerzos en ese sentido.

Con el sector de alimentos se ha trabajado en conjunto durante varios años, ya que empezó a solicitar la sustitución de plásticos formados por dos materiales, por ejemplo los que tienen una combinación de polietileno con polipropileno y que ahora les provean solo de un material que permita que sea más fácil reciclar.

El mercado está demandando ahora que si se trata de recipientes o productos de plástico sean de un mismo material, para el reciclaje sea más fácil. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Ahora se proveen empaques y otros productos solo de polipropileno, que es más delgado y más fácil de reciclar agrega Arimany. “El concepto básico es que juntos se puede reciclar pero el proceso es un poco más difícil, por lo que ahora se requiere de un solo material”, expone.

En el sector de bebidas se usan envases de pet, que también es material amigable con el reciclaje explica el ejecutivo. En la producción de estos se usa un porcentaje de botellas recicladas cuyo proceso se llama de botella a botella.

Además, ese plástico de botellas de agua reciclado se usa para fabricar hilos en Guatemala y también para las cerdas de las escobas o cepillos de limpieza. Se trabaja bajo el concepto de economía circular y con base en las tres R: reducir, reutilizar y reciclar, afirma.

Jennifer Mendoza, gerente de Operaciones Sectorial de Agexport, informó que el sector de alimentos y bebidas está desde años en este proceso y trabaja de la mano con el sector que les provee empaques bajo ese concepto.

En la actualidad piden empaques plásticos de un solo material, otros combinados con material natural, que sean más delgados y que pesen menos, pero tienen que adaptarse a los requerimientos para mantener la higiene, conservación de los alimentos y otros aspectos.

Hoteles a bordo

 

Sector cambia amenidades y servicios por tendencia.

Tanto las cadenas hoteleras como hoteles individuales están incorporando iniciativas con el mismo fin de reducir el uso de plástico.

Mariano Beltranena, director general del Hotel Hilton Guatemala City, indicó que todos los hoteles de la cadena en el mundo tuvieron que retirar de sus operaciones, a partir del 30 de junio último, las pajillas de plástico, palos o palillos para mezclar y removedores de plástico.

Indicó que esta medida también se implementó en el hotel de Guatemala, no solo por el lineamiento de Hilton, “sino porque consideramos importante implementar iniciativas que buscan cuidar y proteger nuestro medio ambiente”. Se usan pajillas de papel biodegradable, varillas y removedores de madera u otro material natural y biodegradable.

Porta Hotels empezó hace 10 años a eliminar el uso de plástico en varios servicios. En el hotel de Antigua Guatemala no colocan botellas plásticas de agua en cada habitación, sino ecofiltros.

En Eco Hoteles Uxlabil los recipientes son casi todos de vidrio y reutilizables. Además, no usan pajillas.

Emprendedoras como Rosa Muztus y Lilibeth Franco elaboran productos naturales con material biodegradable, entre estos barras de jabón, champú y acondicionador, y esperan que se empiecen a adoptar en hoteles.

En Guatemala, Hotel Intercontinental, aparte del uso de pajillas con material biodegradable, prove para las bebidas frías pajillas comestibles que varían según el sabor de la bebida. La intención es implementar esta modalidad en las habitaciones. Otro plan es cambiar otras amenidades en las habitaciones como los botes pequeños de jabón, champú, acondicionador y crema por por dispensadores.

Ejemplo de pajillas comestibles. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Esta medida ya se aplica en el spa, el gimnasio y áreas comunes.

Pajillas, vajillas y otros enseres

El sector de restaurantes está implementando recipientes con materiales biodegradables como vajillas, platos, bandejas, bol para sopas u otras comidas, vasos y sus respectivas tapaderas, cubiertos —cucharas, tenedores y cuchillos—, bolsas para empaque y para desechos. Los materiales de que están hechos van desde biomasa con almidón de maíz, de semillas de aguacate, de coco, de trigo u otros.

Nuevas botellas en los hoteles

El Hotel Intercontinental sustituyó en el área de restaurante las botellas plásticas de agua por botellas de vidrio, las cuales se llenan en un dispensador que brinda agua natural, mineral y gasificada. Para el futuro se prevé implementar esta medida en las habitaciones. En áreas comunes también hay dispensadores de jabón, champú y otros.

“Sin bolsas, por favor”

Con la iniciativa “sin bolsas por favor”, impulsada por Walmart en Guatemala, la firma ha evitado que circulen más de 19 millones de bolsas plásticas, de febrero a junio del 2019, informó la compañía. La corporación cuenta con 253 tiendas en el país para reducir el uso de bolsas plásticas. Cada una se encarga de recolectar materiales como cartón, plástico, botellas PET, aluminio, ganchos plásticos y papel.

Muebles con material reciclado

Reciclarte 502 es un negocio que aprovecha materiales plásticos para hacer muebles. Además, recicla plásticos industriales —desechos industriales no contaminados— y posconsumidor —desechos que han tenido contacto con sustancias químicas u orgánicas—. Estos últimos necesitan uno o más procesos, como clasificación, triturado, lavado y peletizado —formar bolitas de plástico—.

Contenido relacionado:

 

> ¿Cómo ganar dinero con el reciclaje de desechos?

> Proyecto Atitlán Recicla impulsa el cuidado del Lago de Atitlán

> Familias alcanzaron el éxito gracias al reciclaje

1

Mario Acevedo Hace 5 meses

Pero en Walmart no bajan los precios por el ahorro en bolsas, cuantos millones se estan metiendo por no comprar las bolsas?