Faltan políticas para aprovechar riqueza arqueológica del país y posicionarlo como destino turístico

La necesidad de tener mejor articulación de los diferentes actores y políticas públicas para desarrollar el turismo y hacerlo  sostenible se hace evidente en varios segmentos,  los destinos de cultura, como  sitios  arqueológicos, son uno de estos, dijo el arqueólogo Tomás Barrientos.

El Parque Nacional Tikal es uno de los sitios arqueológicos que más turistas extranjeros atraen, pero a criterio del arqueólogo Tomás Barrientos hay unos 15 o 20 sitios más que se pueden desarrollar y aprovechar su potencial para el turismo. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
El Parque Nacional Tikal es uno de los sitios arqueológicos que más turistas extranjeros atraen, pero a criterio del arqueólogo Tomás Barrientos hay unos 15 o 20 sitios más que se pueden desarrollar y aprovechar su potencial para el turismo. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Para el experto, en el país hay una política de que las tarifas para ingresar en esos lugares sean muy bajas, porque no se ha creado una cultura para darles el valor que merecen.


“El hecho de que sea más barato entrar al Parque Nacional Tikal que ir a ver una película al cine nos dice que no lo estamos valorando”, comentó.

Las tarifas para ingreso a Tikal son de Q25 para los guatemaltecos y US$21 (unos Q150) para los extranjeros, según las tarifas divulgdas por el Ministerio de Cultura.

Mencionó que en sitios de otros países los precios son más altos y los visitantes los pagan, como en México, Perú, Egipto, Grecia, Turquía, Tailandia y China, por lo que considera que el problema no es la tarifa.

Lo que hace falta en Guatemala es una política de Estado que incluya inversión para desarrollar los sitios, agregó Barrientos. Expuso que la inversión para el sector turístico de arqueología en su mayoría proviene de entes privados y que para investigación principalmente de organismos internacionales.

Para la labor de investigación, restauración, conservación, desarrollo como destino y posterior promoción debe integrarse trabajo de diversas entidades. “La política de gobierno no se debe enfocar solo en la promoción turística, sino que debe articular a unos seis ministerios. Y en cuanto a su protección, tener buenos caminos y seguridad”, refirió Barrientos.


Expuso que aunque depende de la región, puede estar el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), el Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat) y el Ministerio de Cultura, entre otras instituciones.

Según Barrientos, no se trata de quiénes están en los cargos, sino que la estructura de las entidades del Estado no está dirigida a ese tipo de objetivos.

Mencionó como ejemplo que el Ministerio de Cultura tiene uno de los más bajos presupuestos, además de que no hay división para manejo de parques y atención al público.

“Por ejemplo, en países como México, después de una investigación va todo un programa de desarrollo para abrir cada lugar al público. En Guatemala, los lugares se quedan prácticamente abandonados y apenas hay fondos para proteger los sitios”, declaró.


Otro de los puntos que deben cuidarse es que la inversión no afecte las zonas protegidas. Mencionó que se ha hablado mucho de proyectos para construir pistas aéreas, trenes y otros servicios que a primera vista parecen soluciones viables, pero que a largo plazo pueden dañar más los lugares.

El experto indicó que es necesario impulsar la arqueología comunitaria. Es un concepto que va de la mano del ecoturismo, y que se refiere a los proyectos donde se toman en cuenta los intereses arqueológicos y la situación de las comunidades que viven alrededor. Hay países para los cuales el turismo de arqueología es fundamental en su economía, pero en Guatemala, a pesar de su potencial, esa actividad está subdesarrollada, según comentó.

Destinos

Aún así, los sitios con más visitas son Tikal, Yaxhá, Quiriguá, Tak'alik Ab'aj, Iximché y El Mirador.

También hay sitios que han sido investigados pero no tienen inversión turística significativa, como Uaxactún, El Naranjo, Aguateca, Ceibal, Cancuén, Mixco Viejo o Kaminal Juyú, y de los cuales se puede aprovechar el potencial.

Barrientos participará como expositor en el I Congreso Latinoamericano de Sostenibilidad, Ecología y Evolución 2018, que se realizará del 26 al 29 de septiembre en Costa Rica.

Es arqueólogo graduado de la Universidad del Valle de Guatemala y que tiene un doctorado en antropología por la Universidad de Vanderbilt (EE. UU.), aparte de investigación arqueológica, indica que ha trabajado en el sector de turismo como en la formación de guías y desarrollo de productos de desarrollo turísticos.

Contenido relacionado

> Avianca llegará a Cartagena desde Centroamérica

> Proveedores de servicios para bodas de destino en Guatemala pueden obtener certificación internacional

> Turismo de aventura requiere de reglas para operadores