Gobierno respalda salarios regionales, pero se debe cambiar cálculo de canasta básica

El Ministerio de Trabajo y Previsión Social (Mintrab) impulsará la implementación de salarios mínimos regionales ya que se trata de una figura legal que permite el Código de Trabajo, explicó el ministro Rafael Rodríguez.

Los salarios mínimos se definen en la actualidad diferenciado en tres actividades económicas., no en forma regional. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Los salarios mínimos se definen en la actualidad diferenciado en tres actividades económicas., no en forma regional. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

El funcionario dijo que aún hay detalles que discutir, pero prevén empezar a prepararse en enero del próximo año para efectuar la discusión del salario mínimo regional y que entre en vigencia en el 2022.

Para el del 2021 ya es tarde porque las Comisiones Paritarias ya se empezaron a reunir y tienen que presentar una propuesta a más tardar el 15 de septiembre, para que posteriormente se discuta en la Comisión Nacional del Salario (CNS) y trasladarlo al presidente de la República, agregó Rodríguez.

El ministro mencionó el tema como uno de los aspectos que se deben incluir en una política salarial.

Explicó que en la actualidad hay salarios diferenciados para actividades agrícola, no agrícolas y maquilas, pero no está dividido por regiones. El mismo salario se aplica para la Ciudad de Guatemala que para Ixcán al mencionar que no hay una regionalización.

Refirió que existe una fórmula que establece el Código de Trabajo y es lo que buscarán implementar. Uno de los aspectos que definen en gran medida el monto de salario mínimo es el costo de la canasta básica por lo que el Instituto Nacional de Estadística (INE) deberá emitir canastas básicas regionales o departamentales, agregó.

“En la misma ciudad hay asimetrías y varía el costo entre un supermercado o mercado y otro” mencionó el ministro.

La forma de implementarlo será por la instalación de comisiones paritarias regionales o departamentales para que estudien cada región o departamento y hagan su propuesta. Uno de los requerimientos es la organización de los trabajadores porque en dichas comisiones deben estar representados el sector empleador y el sector trabajador, explicó Rodríguez. Esa representación de los trabajadores debe ser por medio de sindicatos, añadió.

A criterio del ministro no se necesitan reformas a leyes, como el Código de Trabajo, o acuerdos existentes del organismo ejecutivo, porque la ley ya lo contempla por lo que “el tema es atreverse” a implementar disposiciones que ya existen.

Explicó que las comisiones podrían ser regionales o departamentales, pero que a nivel municipal sería muy difícil llegar porque el Ministerio de Trabajo no tiene representación u oficinas en cada municipio y sin los inspectores los que presiden las comisiones paritarias.

“Es necesario escuchar el dialogo social y la representación por el sector de trabajadores” y “eso implica organización de los trabajadores en sindicatos”.

Otra condición que se deberá respetar es guardar los mínimos ya ganados porque la idea es que sea para mejorar, añadió el funcionario. Los mínimos ya logrados son de Q2 mil 992.37 más bonificación para el salario agrícola, ejemplificó el ministro.

En el 2015 el gobierno estableció mediante acuerdos gubernativos salarios diferenciados para varios municipios argumentando la necesidad de atraer inversiones a dichos lugares, los montos eran menores al salario mínimo vigente para esa época. Dichas disposiciones fueron suspendidas por la Corte de Constitucionalidad (CC).

Al respecto el actual ministro mencionó que la idea era parecida pero que lo que se cuestionó en esa ocasión (2015) fue el método que usaron para fijarlo ya que se basaron en datos del costo de la canasta básica que estaban vigentes, pero no existían datos municipales. Explicó además que cuando no hay representación sindical el gobierno por puede fijar salarios mínimos diferenciados, aspecto que la ley permite, aspecto que usaron en el 2015 para fijarlos.

Cacif lo incluyó en su propuesta para reactivar la economía

El Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), mencionó en agosto la necesidad de establecer una nueva política nacional del salario. La organización argumentó que la legislación ha quedado rezagada con normas de 1960 y es necesario modernizarla. Además propuso la implementación de salarios por región con la intención de  generar inversión para polos de desarrollo.

José Chavez, economista del Cacif, explicó la propuesta Plan para Reactivación para el Desarrollo que contiene 27 acciones y mencionó en esa oportunidad que el objetivo es ser más eficiente en la determinación del salario por región debido a que en la actualidad en Guatemala hay muchas regiones en donde no se paga el salario adecuado.

Añadió que los salarios deberían de ser ajustados a los factores técnico como actividad económica en que se desenvuelve, la productividad local, incluso existe un índice de competitividad local que determina todo este tipo de cosas.

Roberto Ardón, director ejecutivo del Cacif, expuso en esa misma conferencia que no se trata de estructurar niveles de salario sino de impulsar territorios de vocación productiva, formación técnica y especialización de mano de obra en el país.

La postura del sector sindical

Rigoberto Dueñas, integrante de la Comisión Nacional del Salario (CNS) por el sector laboral, expuso que el Código de Trabajo es flexible en ese sentido y que por muchos años se usó el sistema de la regionalización de salarios mínimos.

Comentó que hasta en 1983 había 29 figuras de salario mínimos pero dividido por actividad económica. Sin embargo, a su criterio no funcionó, pero se modificó a partir de 1984 por consenso del sector empresarial con el gobierno y se redujo a tres actividades, luego en dos y durante el gobierno de Óscar Berger volvió a la figura de los tres salarios mínimos con actividades agrícola, no agrícolas y maquilas.

Según Dueñas los salarios regionales no funcionarían debido a varios aspectos. Uno es que se necesitarían costos de la canasta básica por región y por departamento, pero en la realidad los costos son generalizados además que en varios departamentos como en Quiché los productos son más caros que en la ciudad capital.

Añadió que el sector empresarial estaría planteando figuras salariales en varias actividades económicas en la región, por ejemplo, para de Escuintla, por la caña, café, palma africana y hule, pero no cubren todo el departamento. De igual forma, en el caso de Chimaltenango y Tecpán por el tema de hortalizas no tradicionales otro salario pero esa actividad no cubre todo el departamento,

El representante del sector laboral en la CNS indicó que la intención del sector empresarial es bajar el salario mínimo en general. Para lo cual empezarían a tratar de bajarlo regionalmente y luego generalizarían esa condición.

Dueñas mencionó  que si buscan colocar el salario regional el monto tendría que partir del salario mínimo actual e ir subiéndolo cada año y no ser menor a eso, como se buscó hacer con los salarios diferenciados en el 2015 en cuatro municipios.

  • En el 2015 el gobierno estableció salarios diferenciados para Masagua, Escuintla; Guastatoya y San Agustín Acasaguastlán, El Progreso; y Estanzuela, Zacapa.
  • En esa ocasión el monto equivalía a Q1 mil 677 mensuales, más la bonificación incentivo de Q250 mensuales, con lo que el pago llegaba a Q1 mil 927 al mes.
  • Posteriormente fueron suspendidos por al CC.

Visiones encontradas

Luis Linares analista de Asíes especializado en temas laborales opinó que el Cacif está aprovechando la oportunidad, en la coyuntura del impacto y reactivación del covid-19, de hacer esta propuesta que siempre han querido implementar, pero orientada en forma sesgada para beneficio de su sector.

Agregó que se debe buscar equilibrio entre sector empresarial y laboral pero que medio de la coyuntura del coronavirus se busca justificar acciones que pueden profundizar la precariedad del trabajo.

Explicó que en Honduras existe los salarios mínimos diferenciados existen hace años y tampoco se han traducido en aumento de empleos, sino que solo se trasladaron a esos lugares empresas donde podrían pagar menos.

Linares comentó que es posible que este año se necesite la contención de salario mínimo, pero lo que se necesita en la política salarial es lograr el efectivo pago de salario mínimo. Además, una política salarial debe discutirse por la Comisión Nacional de Salario, representantes de los sectores empresarial y de trabajadores, el Banco de Guatemala, el INE y el ministerio relacionado al tema.

Hugo Maul, analista del Cien, mencionó que el tema de una Política Nacional del Salario (PNS) y salarios por región se viene hablando desde el gobierno pasado y son temas que deben priorizarse.

Maul está en descuerdo con la implementación de un salario mínimo como se hace en la actualidad, ya que los montos en Guatemala son más altos que en otros países y restan competitividad para atraer inversiones. A criterio del analista, uno de los principales puntos que ven los inversionistas extranjeros para definirse por un país es el salario mínimo.

Discuten salario mínimo para el 2021

Las comisiones paritarias ya se empezaron a reunir para discutir y proponer un salario mínimo para el 2021 informó el ministro de Trabajo, Rafael Rodríguez.

Dichas comisiones tienen de plazo hasta el 15 de septiembre para entregar su propuesta a la Comisión Nacional de Salario, la cual deberá elevar una propuesta al presidente de la República.

Según Linares esa discusión debe llevarse a cabo, aunque es posible que este año se necesite la contención del monto del salario mínimo debido al impacto económico por el covid-19, se requiere también en la política salarial lograr el efectivo pago de salario mínimo.

  • El salario mínimo vigentes, para actividades no agrícolas es de Q2 mil 825.10, más los Q250 de bonificación es Q3 mil 075.10.
  • Para maquila y exportación es de Q2 mil 581.76, y llega a Q2 mil 831.76 al sumarle la bonificación.
  • Para actividades agrícolas está en Q2 mil 742.37, más la bonificación llega a Q2 mil 992.37.