Madres aún enfrentan retos

Las madres trabajadoras en Guatemala aún enfrentan retos, entre ellos igualdad de trato, salarios equitativos y flexibilidad laboral, sin embargo, a pesar de eso, hay una mayor incorporación de mujeres al mercado laboral, señalan analistas.

Madres trabajadoras guatemaltecas se desempeñan en diferentes actividades económicas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Madres trabajadoras guatemaltecas se desempeñan en diferentes actividades económicas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Irene Flores, investigadora del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien), afirma que aún no se ha logrado dimensionar el aporte de la mujer en la sociedad tanto en materia social, espiritual y, en especial, económica, es decir, su papel está subvalorado.

“No ha logrado salir a luz el papel de la mujer madre trabajadora y el aporte que brinda al ser uno de los principales sustentos del hogar guatemalteco, que está caracterizado por hogares de bajos ingresos donde el salario del hombre ya no es suficiente”, dijo la analista.

Flores enfatizó que en ese sentido es cuando la mujer decide buscar dentro de su mismo rol de madre actividades económicas que le permitan atender la familia y aportar al ingreso familiar.

En opinión de Luis Linares, analista de Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), las mujeres guatemaltecas se enfrentan a dificultades para encontrar empleo cuando son madres con varios hijos, e incluso mujeres solteras sufren de exclusión para optar a un puesto determinado.

“Persisten las pruebas de embarazo a las candidatas solteras cuando solicitan empleo en una empresa, o bien el despido de mujeres embarazadas, prácticas que son ilegales”, expresó el analista.


Otra de las dificultades son los horarios en trabajos prolongados y las pocas opciones para el cuidado de los hijos, es decir, la falta de guarderías.

“Existe un convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que busca conciliar la vida familiar con el trabajo y que se organice de forma que no le impida atender sus obligaciones familiares”, indicó el profesional.

Más oportunidades

Marco Penado, gerente de país en Manpower Guatemala, destacó que las empresas también son responsables de incentivar el bienestar de las madres trabajadoras.

“Las empresas deben promover los beneficios del equilibrio trabajo-familia. Cuando las mujeres trabajadoras se sienten apoyadas en su rol de madre desarrollan sentimientos de lealtad y pertenencia hacia sus organizaciones, mejorando su desempeño y productividad”, dijo el ejecutivo.

La analista del Cien resaltó que se deben impulsar iniciativas específicas para promover esa actividad económica de la mujer, “en sus condiciones específicas de ser mujer”, que le permitan seguir cumpliendo su rol.

En un largo plazo, la mujer trabajadora guatemalteca deberá cumplir una participación más activa dentro de la actividad económica en que se desarrolle.