Suben empeños por época escolar

Empeñar alhajas, joyas y todo tipo de electrodomésticos es una forma de escape financiero para decenas de padres de familia  este mes, con tal de obtener recursos adicionales para pago de inscripciones, colegiaturas y útiles. 

Lote de electrodomésticos que ha recibido la sede central del Monte de Piedad del CHN en los últimos días por parte de los clientes que buscan efectivo. (Foto Prensa Libre: Erick Ávila)
Lote de electrodomésticos que ha recibido la sede central del Monte de Piedad del CHN en los últimos días por parte de los clientes que buscan efectivo. (Foto Prensa Libre: Erick Ávila)

Necesidad de dinero para comprar útiles y pagar colegiaturas obliga a padres de familia a endeudarse por ese método.


En la primera semana de enero, el Monte de Piedad del Crédito Hipotecario Nacional (CHN) reportó el incremento de la cartera de clientes en 60%.

“El martes y el miércoles —de esta semana— se incrementó la demanda”, expresó Marco Antonio Argueta, administrador del Monte de Piedad y quien tiene a su cargo 37 sucursales.

Según el ejecutivo, la mayoría de clientes indica que necesita cubrir los gastos de listas escolares, inscripciones y colegiaturas, servicio de bus, tutorías, vestuario y calzado.

En otras casas de empeño del Centro Histórico, personal de atención al público confirmó ese mismo comportamiento.

“Estamos recibiendo prendas porque los jefes de hogar necesitan el dinero para cumplir con los gastos escolares”, afirmó un dependiente que prefirió no ser identificado.

Al igual que en el Monte de Piedad del CHN, las operaciones se han incrementado entre 40% y 60% en estos primeros días del año.


Los préstamos en promedio van desde los Q300 hasta los Q7 mil, afirmaron los entrevistados, aunque depende del valor del artículo que se deja en prenda.

La tasa de interés varía de 4% a 15%, según el establecimiento. Los plazos son de 15, 22 y 30 días.

Opción inmediata

“Necesito el dinero para cubrir la compra de la lista escolar, ya que una parte se adquirió en diciembre, pero la otra en enero”, manifestó Violeta Pérez, quien ayer acudió a una casa de empeño de la zona 1 capitalina.

El ama de casa explicó que con lo recibido se dirigió a una librería a comprar lo que tenía pendiente. Agregó que ayer pudo inscribir en la escuela pública donde estudiarán sus hijos el nivel primario, y necesitaba ese dinero.

En la reunión de padres de familia, explicó Pérez, se acordó que las clases empezarán el 10 de enero, mientras se hacen las reparaciones en algunas aulas del centro educativo de la zona 6.

Otro jefe de familia llegó al CHN a dejar alhajas para cubrir el pago del servicio de bus de sus hijos de la zona 5. Explicó que en diciembre, con el pago del aguinaldo, abonó para los rubros de colegiaturas y útiles escolares.