Aumentan los embarazos en niñas en 17 departamentos del país

Los embarazos en niñas entre 10 y 14 años se incrementaron en 17 departamentos del país, al comparar el primer semestre de este año con el mismo período del 2018. Es Chiquimula el que reporta la tasa con mayor incremento, al pasar del 1.9 al 3.6 casos por cada 100 mil habitantes.

Los embarazos en niñas entre 10 y 14 años se ha incrementado en 17 departamentos del país. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Los embarazos en niñas entre 10 y 14 años se ha incrementado en 17 departamentos del país. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Cada vez, y a más corta edad, más niñas llegan a la sala de parto para dar a luz a otro niño, producto de una violación. Según el boletín de análisis del Observatorio de los Derechos de la Niñez, en el primer semestre de este año el Ministerio de Salud atendió a ocho menores de diez años que se convirtieron en madres.

En ese mismo período hubo 713 niñas de 11 a 13 años que también fueron abusadas y se enfrentaron a una maternidad forzada. Estos son solo algunos de los embarazos reportados, pues hay un subregistro de casos que no llegan a un centro asistencial, por razones diversas, una de ellas, el miedo a denunciar al abusador.

“Para que un cuerpo de una niña de 10, 11, 12 años produzca un embarazo tuvo que haber sido sometida sistemáticamente a una violencia sexual”, indica la socióloga Silvia Trujillo, quien asegura que los guatemaltecos deben ser más enfáticos en poner un alto a esta situación, y exigirle al Estado que cumpla su papel de proteger a la niñez, pero también a la sociedad “que sigue eligiendo mirar para otro lado” ante esta problemática que afecta a los más vulnerables.

El reporte del observatorio, desarrollado por la Coordinadora Institucional de Promoción por los Derechos de la Niñez (Ciprodeni) refiere que en total se han registrado 721 embarazos en menores de 14 años, y de los 22 departamentos del país, el 77 por ciento mostraron un incremento en la tasa de casos.

Es Chiquimula el que tiene el alza más significativa, pues mostró un incremento tasal del 1.7, pues de 1.9 de embarazos por cada mil habitantes subió a 3.6. Baja Verapaz también elevó su tasa al pasar de 1.6 en el 2018 a 2.7 casos por cada mil habitantes en el primer semestre de este año. En tanto que Retalhuleu saltó del 1.5 al 2.6 por cada 100 mil habitantes.

Es en el altiplano del país donde se ubican los municipios con mayor tasa de embarazos en niñas. Cajolá, en Quetzaltenango, tiene el incremento más elevado al alcanzar una tasa de 14.3 embarazos de niñas por cada mil habitantes. En La Tinta, San Marcos, se han registrado 38 casos. Le siguen en el reporte, San Gaspar Ixil, con 6 casos y Malacatán, San Marcos, con 82 casos.

En el municipio con la tasa más elevada es Cuilapa que tiene una tasa de 10 embarazos de niñas por cada mil habitantes.

Las razones del incremento de niñas embarazadas, según Sergio Logos, coordinador de los Derechos de la Niñez de Ciprodeni, es multicausal, pero sin duda un Estado que no acciona para frenar esta problemática es determinante. “No se está dando en las escuelas educación integral en sexualidad, que consideramos clave no solo para prevenir embarazos sino para frenar la violencia sexual”, indica.

La socióloga Karen Ramos refiere que el que haya un repunte sostenido de casos de niñas embarazadas se debe a situaciones socioeconómicas y sociopolíticas que deben ser analizadas en cada punto del país. “Hay muchos lugares donde venden a las niñas, las intercambian por cosas, todavía se ve ese tipo de situaciones”, indica, pero hay otras causas.

Es una violación

Los embarazos en niñas menores de 14 años son producto de abuso sexual, así lo establece el Código Penal, y la tendencia de esta problemática ha ido en crecimiento, según lo evidencian los reportes del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).

En los primeros seis meses de este año se practicaron 1 mil 176 exámenes de reconocimiento de agresión sexual en este grupo etario. Un 9.9% más que el período anterior, cuando se contaron 1 mil 70.

 

 

Sin embargo, pese a la denuncia que se hace de estas agresiones y de las personas que cometen el delito, Logos refiere que hay un 90% de impunidad. “Eso podría estar relacionado con el aumento de los casos. El agresor sabe que pude actuar de manera impune”, y lamentablemente en ocho de cada 10 casos el victimario es un familiar de la niña.

Durante el primer semestre del 2019 llegaron 671 denuncias al Ministerio Público relacionadas con agresión sexual, donde las víctimas no sobre pasan los 14 años. De este número, el 84% corresponde a niñas que fueron abusadas, mientras que el 16% son varones, pues ellos también son víctimas.

A criterio de Trujillo, es momento de deconstruir el enfoque sexista que impera en la sociedad: “Seguiremos creando generaciones de niños que piensan que los cuerpos de las niñas son para violar, y adolescentes y hombres van en el mismo sentido”.

Embarazo adolescente

Al hablar de embarazos, tanto en niñas como en adolescentes, la cifra en el país llega a los 66 mil 42 casos en los primeros meses del año. En el grupo de adolescentes entre 15 y 19 años los datos muestran una leve baja en casi la mitad del país, pero aún así los números son alarmantes, ya que entre jovencitas de esas edades hay 63 mil 208 se convirtieron en madres.

Son Alta y Baja Verapaz, Petén, El Progreso, Jalapa, Quetzaltenango, Sacatepéquez y Santa Rosa los departamentos con las tasas más elevadas. Mientras que el resto de los departamentos evidencian una baja de casos, aunque en ambos escenarios los expertos no tienen una explicación del por qué se ha dado este comportamiento, lo que si coinciden en es que en el país se deben de impulsar leyes y políticas con perspectiva de género que erradiquen todo tipo de violencia basada en género.

Contenido relacionado

>Embarazos en menores se incrementan, pero los datos oficiales no coinciden con esa realidad

>Más de 10 mil embarazos en niñas y adolescentes se registraron durante julio

>Zika amenaza embarazos

 

 

 

2

Poncho León Hace 2 meses

A bor to. Eso es la única solución real.

Flavio Silvestre Hace 2 meses

Es importante insistir en el proyecto de vida para los niños y adolescentes, porque las notas periodísticas durante estos años más bien apuntan a la presión ideológica para promover la industria del a b o r t o que para frenar los embarazos.