Criterios políticos atrasan bono para economía informal para paliar crisis por el coronavirus

La entrega del bono de Q1 mil a los de los vendedores de la economía informal mantiene preocupados a los alcaldes municipales, porque no tienen los registros de estos trabajadores, pero el mayor temor es porque deben firmar una declaración jurada, la cual les puede acarrear consecuencias legales.

De acuerdo a la información oficial, cada municipalidad debe elaborar un listado de vendedores informales que puedan recibir el bono familiar de Q1 mil. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
De acuerdo a la información oficial, cada municipalidad debe elaborar un listado de vendedores informales que puedan recibir el bono familiar de Q1 mil. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Los días pasan y la asistencia económica ofrecida en medio de la crisis sanitaria por el covid-19 se estructura lentamente, entre otras razones, por la falta de coordinación entre los gobiernos locales y el Ejecutivo, dos poderes con cierta autonomía que interponen los criterios políticos a los humanitarios.

 

 

En el otro extremo están los guatemaltecos que esperan los Q1 mil que ofreció el presidente Alejandro Giammattei. Su necesidad los lleva a increpar a los alcaldes que se les mintió y esta tensión, al acumularse, podría desencadenar otros problemas de gobernabilidad.

Hasta acá el punto medio debería procurarlo el presidente de la Asociación Nacional de Municipalidades (Anam), Miguel Ovalle, alcalde de Salcajá, Quetzaltenango; sin embargo, y aunque cuenta con el apoyo del Ejecutivo y de la mayoría de los jefes ediles, no logra articular la fuerza municipal.

Escasa información

Por ahora el punto que más preocupa a los ediles es la declaración jurada que cada uno debe firmar para darles validez a los listados de beneficiarios que, en su momento, recibirán los Q1 mil como apoyo económico del gobierno central, por la crisis económica que deja la pandemia del coronavirus.

Aunque muchos alcaldes consultados por Prensa Libre reconocen tener escasa información directa sobre los programas de asistencia, algunos aseguran que solo cuentan con lo expresado por el presidente Giammattei en las recurrentes cadenas nacionales pero desconocen cómo incluir a los vecinos en el beneficio.

“Hasta el momento no se tiene ninguna información sobre que este beneficio esté por llegar al municipio (…) Algunos vendedores no llenan los requisitos y esto les ha provocado algunas dudas”, refiere Yanuario Urízar, alcalde de Canillá, Quiché.

“A veces uno hace los listados y no viene —la ayuda— para todos los que se incluyen, y son las personas que realmente lo necesitan. En nuestro caso confiamos en que nosotros hicimos una lista muy consciente, porque fuimos a hablar y comprobar los casos y ver si tenían antecedentes de formar parte de la economía informal”, afirmó la alcaldesa de Flores, Petén, Mayra Altán.

David Sunún, jefe edil de Santa María de Jesús, Sacatepéquez, dijo que desconocen cuándo llegará la ayuda. “Ni los mismos delegados del departamento de Sacatepéquez, entre ellos del Ministerio de Desarrollo (Mides), tiene conocimiento”, afirmó.

“Nosotros no tenemos registros del mercado informal y el presidente fue claro cuando dijo que —solo— se debían tomar en cuenta a los que hayan estado tributando para la municipalidad. Lo que tenemos son listas de personas de muy escasos recursos”, expresó el alcalde de Santa María de Jesús, Sacatepéquez.

Sunún explicó que la corporación edil está haciendo un trabajo de campo para localizar a las personas que necesitan apoyo económico pero que no contribuyen con la municipalidad. “La enviaremos, pero sin declaración jurada, porque no podemos decir que estos pertenecen al mercado informal, por lo que caeríamos en el delito de perjurio”, señaló.

Rolando Guerra, alcalde de Camotán, Chiquimula, explicó que no han recibido información sobre cuándo llegarán los beneficios y resaltó que el problema de su municipio es que “es de alto riesgo, por la extrema pobreza, y la gente vive de trabajar a diario en servicios, y como hay restricciones para la movilidad no pueden salir de su casa”.

Guerra lamentó que no haya llegado la ayuda a los habitantes de Camotán. “Creo que si nos va bien y nos toman en cuenta, el apoyo llegará en junio y julio, y a esa altura van a haber muchos problemas”, advirtió el alcalde, quien se quejó de que no se ha recibido información oficial sobre los lineamientos que deben seguir para obtener los beneficios económicos y únicamente la ha escuchado por los medios de comunicación.

“Nunca hemos recibido un oficio que nos diga qué debemos hacer y cómo coordinar con el gobierno central”, agregó.

Reconoce obstáculos

Ovalle reconoció que entre los alcaldes hay inconformidades en cuanto a las listas de beneficiados de la economía informal porque ellos quieren hacerlas según sus criterios y no como se les ha pedido. “Hay bastante incertidumbre, y como que cada alcalde lo está interpretando a su manera, pero tiene que dar fe de que los datos son ciertos”, enfatizó.

Agregó que unificar los criterios para elaborar los listados es el tema más álgido porque es muy complejo, y mostró su preocupación porque solamente serán 200 mil beneficiarios.

“Solo en la capital hay más de esa cantidad —de afectados— que pertenecen a este tipo de economía”, comentó el presidente de la Anam.

Rokael Cardona, consultor y asesor municipalista, lamentó que no existan instrumentos de comunicación de doble vía para responder a la gente que necesita los recursos a raíz de la crisis por el coronavirus. “Deben darse estas condiciones para que los fondos lleguen a tiempo y al final no se vayan al fondo común”, sugirió.

En cuanto a los problemas con los listados de beneficiarios, Cardona afirmó que el Código Municipal tiene un vacío al respecto porque no contempla explícitamente las competencias relacionadas con la economía informal, por lo que “ningún municipio tiene un registro, y los alcaldes tienen un concepto social y cultural diferente sobre este tema”.

Nota de la Redacción: El titular de esta nota fue modificado el 25 de abril de 2020, debido a que mencionaba el bono familia, lo cual se trata de un programa de asistencia distinto al bono para la economía informal. Una nueva actualización se realizó el sábado 9 de mayo y se corrigió el nombre del alcalde de Camotán, Chiquimula: Rolando Guerra.