Mejora educativa aún es lenta, evidencian resultados de pruebas de graduandos

Resultado de evaluación de graduandos muestra una mejora de dos puntos porcentuales en las áreas de Matemática y Lectura comparado con el año anterior; sin embargo, ese incremento no es suficiente y es lento para lograr que los estudiantes logren los conocimientos necesarios.

Este año se evaluó a un total de 157 mil 318 graduandos, de los cuales solo uno de cada diez logró un nivel satisfactorio en Matemáticas y tres de cada diez lo hizo en Lectura. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Este año se evaluó a un total de 157 mil 318 graduandos, de los cuales solo uno de cada diez logró un nivel satisfactorio en Matemáticas y tres de cada diez lo hizo en Lectura. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Un total de 157 mil 318 estudiantes del último grado de diversificado se sometieron este año a las pruebas de graduandos. Los resultados de la evaluación evidencian una mejora de poco más de dos puntos porcentuales en Lectura y Matemática. Esta tendencia comienza a evidenciarse a partir del 2017, sin embargo, expertos mencionan que el avance es lento.

En el área de Lectura se pasó de un 34.6% de estudiantes que alcanzaron el logro satisfactorio el año pasado a 37% este año, subió 2.22%. Solo tres de cada diez jóvenes demostraron tener las competencias lectoras que el Ministerio de Educación establece al concluir el nivel diversificado.

Matemática sigue siendo una asignatura pendiente para el país, pues al igual que en el anterior ciclo escolar, solo uno de cada 10 estudiantes que egresaron del Diversificado alcanzó el nivel satisfactorio. El logro nacional de este año fue de 13.56%, el año pasado, 11.44%. La mejora fue de 2.12%.

San Marcos resultó ser el departamento con el mayor crecimiento en el desempeño de sus estudiantes en el área numérica. De 11.22% de graduandos que alcanzó el nivel satisfactorio el año pasado, este ciclo pasó a 17.97%. El crecimiento fue de 6.75%.

Mientras que en el área de Lectura, el departamento de Guatemala fue el que consiguió el porcentaje más alto de mejora. Aumentó 4.06% comparado con el año anterior.

Los datos también evidencian que tres de cada 10 establecimientos educativos consiguieron que sus estudiantes mejoran en las pruebas de Lectura, en el caso de Matemáticas son cinco de cada 10.

Son las mujeres quienes mostraron un mayor desempeño en el área de comprensión lectora, con 37.15%, pero con los números no les fue tan bien, siete de cada diez no logró el porcentaje esperado.

Diana Brown, directora ejecutiva de la Asociación de Colegios Privados, menciona que la mejora en los resultados de las pruebas es buena, pero pausada, pero en el campo de la educación “es imposible una respuesta rápida” y los cambios se ven a largo plazo, y esto se logra al involucra al alumno, al docente y a los directores, pero también a los padres de familia.

Cargando

“Hay que reconocer que se ha mejorado, y que se está trabajando en una línea correcta, pero todavía preocupa el ritmo de avance lento. Necesitamos que todos los jóvenes tengan las competencias y destrezas para la vida, tenemos que acelerar el paso, tomar acciones que se salgan de la caja para que los estudiantes adquieran destrezas y competencias a un ritmo más rápido”, dice Verónica Spross, de Empresarios por la Educación.

Tanto Brown como Spross ven valioso que la entrega de los resultados de las pruebas se den a conocer al finalizar el ciclo escolar, pues esto permite a los establecimientos y maestros identificar las debilidades de los estudiantes y las falencias de la enseñanza y enfocarse en mejorar el nivel de desempeño de los jóvenes, pues junto a los resultados la Dirección General de Evaluación e Investigación Educativa (Digeduca) elabora un informe en el que se muestran factores asociados que repercuten en el desempeño de los estudiantes, con el fin de mejorar los resultados año con año.

Chimaltenango es un ejemplo de cómo los establecimientos han usado esa información. Desde hace tres años los resultados han mejorado, gracias a que se instituyó una cultura de la evaluación, y periódicamente se realizan pruebas para conocer el desempeño de los alumnos y se refuerzan las áreas donde hay deficiencias. En Lectura este año el porcentaje de logra por departamento en el área de Lectura fue de 44.59% y en Matemáticas 19.80%.

José Moreno, viceministro de Educación, menciona que como Ministerio se habían planteado incrementar el nivel de logro de los estudiantes un 15% en Matemática, y al termino de su administración quedaron a 1.44% de lograrlo. Esto lo atribuye a varios factores, entre ellos, que la información que se generan a partir de estas pruebas no es utilizada por los directores y maestros de cada establecimiento para identificar las falencias en el desempeño de ellos estudiantes y enfocarse en ello par mejorar.

A criterio del funcionario, la mejora de este año es positiva. “Les dejamos a las autoridades una iniciativa muy bien encaminada y si ellos son disciplinados y en dos años podrán estar en el 25%, en Matemática y en lectura el 50%. Este es un trabajo de equipo, se requiere que tengan directores sólidos con un equipo comprometido”, agrega.

Más allá de las pruebas

De acuerdo con Luisa Fernanda Müller, directora de Digeduca, las pruebas tienen como fin evidenciar si los estudiantes han alcanzado las competencias y habilidades necesarias al salir del Sistema Educativo, en las áreas de Matemática y Lenguaje.

El Mineduc establece cuatro niveles de desempeño para clasificar el resultado de los estudiantes: Excelente y satisfactorio, para los que demuestran que tienen dominio de los conocimientos y habilidades esperadas al concluir la carrera. Debe mejorar e insatisfactorio son los niveles para los que muestran deficiencias y carencias en el conocimiento requerido.

Cada dos años, se elaboran nuevos ítems para utilizarlos en la construcción de las pruebas, teniendo como guía el Curriculum Nacional Base. El contenido de cada prueba se equilibra según el contenido y la dificultad de los ítems.

Además de esta prueba, la Digecuda elabora un documento más para conocer los factores asociados que pueden llegar a influir en le desempeño de los estudiantes. A través de esta evaluación se logró determinar que dos de cada diez graduandos repitió al menos un grado. Tres de cada diez trabaja, siete de cada diez estudia en el sector privado y dos lo hace en el público.

También se estableció que la edad promedio de los jóvenes es de 19 años, y que el 51% son mujeres. Nueve de cada diez tiene el español como idioma materno.

Contenido relacionado

>Más de 170 mil graduandos se enfrentan a un mercado laboral con muchas exigencias

>Así salieron evaluados en matemática y lectura los graduandos de 2018

>2001: polémica por alfabetización obligatoria para graduandos

0