Readecuación al presupuesto definirá atención al hambre estacional de este año

Uno de los primeros retos en seguridad alimentaria que debe atender el gobierno de Alejandro Giammattei es la atención a las familias afectadas por el periodo de hambre estacional, una época en la que no tienen reservas de alimentos ni trabajo para comprar comida.

En el 2019, al menos 77 niños menores de 5 años murieron por desnutrición aguda. (Foto HemerotecaPL)
En el 2019, al menos 77 niños menores de 5 años murieron por desnutrición aguda. (Foto HemerotecaPL)

La readecuación al presupuesto del 2020 permitirá definir la cantidad de recursos que tienen cada entidad del Estado para luego definir las acciones que implementarán para la atención del hambre estacional, afirmó la secretaria de Seguridad Alimentaria y Nutricional, Maritza de Oliva.

Esa readecuación, sin embargo, debe hacerse de forma ágil debido a que dicho periodo ocurre de abril a agosto de cada año, aunque debido a situaciones climáticas, algunos años se ha registrado desde marzo.

La primera reunión del Consejo de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Conasán) se programó para el 4 de febrero, según la agenda aquí se hará la presentación de lo que el gobierno denominó la “Gran Cruzada Nacional por la Nutrición”, que fue lanzada el 28 de enero con la firma de una carta de entendimiento entre los ministerios de Salud, Agricultura, Desarrollo Social, la Sesán y el Frente Parlamentario contra el Hambre.

Dicha cruzada se lanzó con la intención de reducir entre dos y cuatro por ciento de desnutrición crónica en el país, no así la desnutrición aguda que afecta también a miles de familias agricultoras del país y que son afectadas con el hambre estacional.

El ministro de Agricultura, Oscar Bonilla, afirmó a Prensa Libre que aún no tienen un dato concreto sobre la cantidad de familias que podrían ser afectadas este año por la hambruna, aunque en el 2019 en el Maga se calculó que eran 122 mil familias las afectadas por el periodo de hambre estacional.

Lea también: Van tres meses de retraso y el Maga aún no entrega ayuda a afectados por hambre estacional

Las acciones de la cartera de Agricultura, el año pasado, se resumieron en darles a estas personas afectadas un cupón por Q200 canjeable por alimentos que entregó hasta en diciembre, cuatro meses después de que finalizó el periodo de vulnerabilidad.

“Estamos recolectando la información posible y haciendo nuestro mejor esfuerzo en base a los datos que dejó la transición para tener una previsión”, dijo Bonilla.

Para garantizar la atención a las personas afectadas el funcionario dijo que prioriza la compra de alimentos a través del Programa Mundial de Alimentos, debido a que una licitación o un contrato abierto tomaría muchos meses.

El plan de compras del Maga determinó que en una primera adquisición se tendrán 105 mil raciones para el programa de asistencia alimentaria y otras 80 mil para cumplir con la entrega de alimentos por acciones, explicó el viceministro de Seguridad Alimentaria y Nutricional del Maga, Jorge Eduardo Rodas

Lea también: Nueva crisis alimentaria golpea a pequeños agricultores guatemaltecos

Además, en las siete bodegas del Maga hay seis mil raciones disponibles para atender medidas cautelares en Alta Verapaz, Quiché y Huehuetenango, las que se deben atender por orden de un juez, explico el viceministro.

Bonilla reiteró que “normalmente las previsiones se hacían tardías, la respuesta era tarde, estamos tratando de adelantarnos para tener en bodega todos los alimentos que en años anteriores se tenía previsto que podían ser necesarios”.

Cifra alarmante de desnutrición aguda

La falta de alimentos se refleja en los casos de desnutrición aguda, un padecimiento que en el 2019 provocó la muerte de 77 niños menores de 5 años y que registró una tasa de 65.8.

El incremento de casos de menores con desnutrición aguda el año pasado llegó a 15 mil 332 afectados, superior a los localizados durante los cinco años previos -2014 a 2018-, según los registros del Ministerio de Salud que son públicos en el Sistema de Información Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional.

Esto evidencia que el gobierno anterior se dedicó a presentar planes anuales para atender el hambre estacional, pero no los implementó.

Según los datos, el 68 por ciento de casos hallados por Salud corresponden a niños de 6 meses a menores de 2 años, los cuales debían ser atendidos con el programa de los Mil Días.

Lea también: Finaliza periodo de hambre estacional y el Maga no concluye entrega de ayuda

Alta Verapaz, Escuintla, San Marcos, Huehuetenango y Guatemala son los departamentos con más casos registrados hasta el 28 de diciembre del año pasado, pero la emergencia no ha finalizado pues la última notificación de las áreas de salud, el 6 de enero de este año, señala que hay incremento del padecimiento en 19 de los 22 departamentos del país, solo salen de la lista Sololá, Baja Verapaz y Santa Rosa.

Salud hizo una relación de los casos de desnutrición aguda y el periodo de hambre estacional, donde se revela que, en la quincena de abril, cuando comenzó este periodo, había unos cien casos de niños menores de 5 años desnutridos agudos, pero para junio y julio la cifra sobrepasaba los 500 casos y a finales de agosto, cuando se marcó también el final del hambre estacional, la cantidad de afectados era de poco más de 200.

Actuar con prontitud

De acuerdo a la proyección de población del Instituto Nacional de Estadística, con base en el censo levantado en 2018, para este año se estima que la población suma 16 millones 858 mil 333 personas.

Las acciones que buscan reducir la desnutrición crónica son importantes, porque es un problema que afecta a la mitad de la población desde hace muchos años, pero atender la desnutrición aguda también es urgente pues es un problema latente que puede causar muertes, asegura Armado Barreno, excoordinador de la sociedad civil en el Conasán.

El especialista recuerda que, durante los últimos años, las acciones gubernamentales han sido tardías, lo que se refleja en el incremento de casos de desnutrición aguda.

“Atender el hambre estacional es primordial y en la primera reunión del Conasán debería presentarse el plan que tiene el gobierno para atenderlo, porque puede tener repercusión durante todo el año”, explica.

Barreno reiteró que de poco sirven las acciones e intervenciones tardías o a última hora.

Lea también: Maga reanudará programa para atención del hambre estacional que ya finalizó

La sociedad civil, aglutinada en la Instancia de Consulta y Participación Social del Conasán, enviará este 30 de enero un oficio para que en la primera reunión del Consejo -el 4 de febrero- se aborde también el tema del hambre estacional, afirmó Rita Franco, coordinadora.

Trabajo interinstitucional

Para Jorge Pernillo, coordinador del Observatorio de Derecho a la Alimentación, la cartera de Agricultura deberá tomar acciones inmediatas a través de los extensionistas en lo municipios afectados y hacer una selección de familias que se atenderán, pero por grado de inseguridad alimentaria, no por pérdida de cosechas.

“En el gobierno anterior, las acciones eran para atender a familias con pérdida de cosechas, pero algunos de ellos tienen capacidad para recuperarse, hay que enfocarse en las que no pueden ni tienen medios para comprar alimentos”, recomienda.

Barreno además considera que esta es una buena oportunidad para que el nuevo gobierno trabaje de forma interinstitucional y que además del Maga las familias afectadas también tengan apoyo del Ministerio de Desarrollo Social, con transferencias monetarias condicionadas.

También la cartera de Salud debe estar preparada para atender los casos de desnutrición aguda, añade el especialista, por lo que ya se debe revisar si se cuenta con todos los insumos para el primer nivel de atención en salud.

Como parte de las acciones del gobierno para la lucha contra la desnutrición se propone la reforma al Maga, para que las funciones del Viceministerio de Seguridad Alimentaria se trasladen a Desarrollo Social y crear los viceministerios de Agricultura y Alimentación y de Ganadería y Alimentación.

“Eso está en proceso y posiblemente se concrete en los meses siguientes”, informó Bonilla.

Contenido relacionado

Pese a crisis, asistencia del Maga no llega a comunidades sin alimentos

Irregularidades en canje de cupones de subvención por hambre estacional

Dudosa impresión de 91 mil cupones más de los que requiere el Maga para el hambre estacional

1

Mario Acevedo Hace 2 meses

Lo que necesita esta gente es trabajo no regalos a medias, ya que la mitad se la queda el que reparte.