Residencias de protección de niñez reportan 37 contagios de covid-19 en menores de edad

El Refugio de la Niñez también reportó el contagio de la mitad de las niñas que viven en uno de los hogares de protección y denuncian no haber recibido atención por parte del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS).

Publicado el
El director del Refugio del Niñez indica que una de las niñas se habría contagiado al asistir a consulta en el Hospital Roosevelt. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El director del Refugio del Niñez indica que una de las niñas se habría contagiado al asistir a consulta en el Hospital Roosevelt. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Los hogares de protección para la niñez y adolescencia en el país se encuentran en alerta para evitar contagios de covid-19 dentro de su población. Aun así, desde que se decretó el estado de Calamidad en marzo pasado, reportan que 37 menores de edad han dado positivo al nuevo coronavirus.

Veintidós de estos casos pertenecen a residencias de protección de la Secretaría de Bienestar Social (SBS) y quince se dieron en uno de los hogares del Refugio de la Niñez, incluso, su director Leonel Dubón, tuvo que permanecer en cuarentena durante dos semanas.

Aunque actualmente solo hay dos casos activos en uno de los hogares de la SBS en Quetzaltenango, el subdirector Carlos Gómez, dice que siguen en espera que el MSPAS les entregue los resultados de los hisopados hechos hace dos semanas para descartar más contagios.

Población en riesgo

La SBS tiene a su cargo 21 residencias de protección donde atienden a niños, niñas y adolescentes que sufren cualquier tipo de maltrato y abandono, tienen alguna discapacidad intelectual o física o son población en riesgo por su cercanía a las pandillas.

Desde el 13 de marzo no reciben ningún tipo de visita debido a la alerta por la llegada del covid-19 al país. Sin embargo, el 15 de mayo reportaron su primer contagio en un hogar ubicado en la ciudad de Guatemala.

Según el subdirector de la SBS, Carlos Gómez, pese a que ya habían activado su protocolo de prevención, el primer contagio fue detectado en una trabajadora.

“El personal es vital, tenemos psicólogos, pedagogos, educadores, terapistas y ellos regresan a sus casas. Ese movimiento y traslado es un riesgo latente”, explica.

En esta residencia tuvieron que entrar en cuarentena en cuatro ocasiones y nueve adolescentes dieron positivo a covid-19, actualmente ya están recuperados.

Gómez agrega que una de las poblaciones en riesgo son los niños y adolescentes migrantes que son retornados. Al momento, han atendido a once de ellos que dieron positivo a la enfermedad al ser evaluados por las autoridades guatemaltecas.

El domingo 5 de julio, una residencia ubicada en Quetzaltenango tuvo que entrar a cuarentena luego de reportarse el contagio de otro trabajador y de dos adolescentes.

Pese a que este hogar está por terminar su período de cuarentena, Gómez agrega que siguen en esperar de los resultados de los hisopados hechos por el MSPAS para establecer si hay más contagios.

“Entendemos que Salud Pública tiene una carga enorme de trabajo, pero necesitamos que agilicen los resultados de los hisopados. Se tardan entre 9 y 13 días en entregarlos y quisiéramos que sea en 48 horas”, dijo.

Además de los contagios en los menores de edad, la SBS también reportó a siete trabajadores con síntomas de covid-19.

Denuncian abandono de Salud

Uno de los hogares del Refugio de la Niñez también reportó un brote de coronavirus. De 30 niñas y adolescentes, 15 dieron positivo a covid-19.

Esta residencia tampoco tenía permitidas las visitas, sin embargo, las niñas embarazadas salían cuando necesitaban acudir a sus controles médicos.

El primer contagio se dio el 26 de mayo. “Las primeras contagiadas fueron una enfermera y una niña que salieron para ser atendidas en el Hospital Roosevelt”, explicó Leonel Dubón, director del Refugio de la Niñez.

Dubón, que también tuvo que permanecer en cuarentena durante dos semanas, dijo que tuvieron que contratar sus propios médicos y enfermeros para atender a las niñas debido a la falta de atención del exministro de Salud, Hugo Monroy.

“Incluso hubo una disposición especial del vicepresidente Guillermo Castillo para que se atendieran los casos en el refugio, pero Salud no le dio seguimiento al tema”, denuncia.

El Refugio de la Niñez contrató a cuatro médicos y tres enfermeras, además de acondicionar un área de encamamiento para atender a las niñas y adolescentes, que lograron recuperarse de la enfermedad.

A decir de Dubón, el único seguimiento que hizo Monroy fue una llamada telefónica al mes. Aunque llegaron a realizar los hisopados para detectar cuántos casos tenían, los resultados los entregaron dos semanas después, cuando ya habían sido identificados la mayoría de contagios.

“Vivimos mucho estrés, fue algo muy duro para nosotros, estuvimos solos y tuvimos un abandono total por parte del exministro Monroy”, agregó.

Aunque los contagios fueron controlados y hasta el momento todas las niñas enfermas se recuperaron, agrega que siguen en un riesgo constante ya que la SBS y el Refugio de la Niñez son los únicos que siguen recibiendo a la niñez en riesgo después que los hogares de protección privados hayan decidido no permitir nuevos ingresos a raíz de la pandemia.

Esto ha provocado que las residencias de protección se encuentren en su máxima capacidad.

Hasta el momento, 1 mil 712 niños, niñas y adolescentes han dado positivo a covid-19 en el país, de los cuales ocho han fallecido.