Una cadena de imprudencias

Opinión

Lo que debía ser el reemplazo del concepto de hogar para jóvenes desamparados se ha convertido en la peor pesadilla para decenas de familias, pero también en un mayúsculo desenmascaramiento de la precariedad de un Estado marcado por la negligencia, la corrupción y la indiferencia que afloran de las cenizas de una de las más terroríficas tragedias, cuyo número de víctimas ya es de 34.

Las balas que mataron los sueños de Mario

Comunitario

Mario, como muchos niños quiere jugar, estudiar y ser bombero, sin embargo hace más de ocho años junto a su hermana quedaron en medio de un ataque armado; las balas perdidas la mataron a ella y a él lo dejaron parapléjico.