No hay dato real de menores migrantes no acompañados

Distintos factores influyen en que no exista una estadística confiable en cuanto a la cantidad de niños no acompañados que viajan de forma ilegal a los Estados Unidos.

Annabella Morfín, jefa de la PGN, y Leonel Dubón, del Refugio de la Niñez, firman el convenio de cooperación. (Foto Prensa Libre: PGN)
Annabella Morfín, jefa de la PGN, y Leonel Dubón, del Refugio de la Niñez, firman el convenio de cooperación. (Foto Prensa Libre: PGN)

Leonel Dubón, del Refugio de la Niñez, expuso que en septiembre del año pasado, los datos de la Patrulla Fronteriza daban cuenta que 18 mil 900 menores no acompañados detectados eran guatemaltecos, mientras que 17 mil eran salvadoreños, y 16 mil, hondureños.

El total fue de 51 mil 900.  “Es una cantidad exagerada, escandalosa”, dijo Dubón.

Uno de los problemas para tener un dato concreto es el detectado en el 2014, cuando EE. UU. notificó que el 70 por ciento de los niños migrantes no acompañados provenían de la capital de Guatemala.

Sin embargo, cuando se desmenuzaron la cifra, se notó que esos niños se encontraban en dobles procesos migratorios, porque primero se habían movilizado a la capital desde el interior del país y, al no llenar sus expectativas, continuaron su paso migratorio fuera del país.

Es decir, su último punto de partida fue la capital, pero su punto original fueron departamentos del occidente.

“Los casi 60 mil son niños registrados por la patrulla fronteriza, pero hay muchos que no son detectados, y ahí tenemos problemas en identificar datos estadísticos que se necesitan”, agregó Dubón.

De esa cuenta, se cree que, solo de los tres países del Triángulo Norte, en realidad podrían ser más de 100 mil.

Esos datos son de agosto del 2015 al septiembre 2016, período fiscal estadounidense. Dubón también informó que cerca de 22 mil núcleos familiares -niños con papá o mamá- fueron detectados en ese tiempo.

La jefa de la Procuraduría General de la Nación (PGN), Annabella Morfín, coincidió en que las cifras tienen cambios constantes, porque muchos retornados vuelven a salir de manera ilegal sin que pase mucho tiempo.

Cooperación con Refugio de la Niñez

La PGN firmó un convenio de cooperación con la Asociación Refugio de la Niñez, para implementar acciones integrales para la niñez migrante.

Se trata de brindar atención integral a los menores con necesidades especiales de protección y darles seguimiento hasta asegurar una integración familiar segura.

El modelo de atención entregado por Refugio de la Niñez a la PGN establece una hoja de ruta de abordaje psicosocial, un flujo grama de atención y un paso a paso en cada etapa.

También incluye formatos para los distintos tipos de informes, y hasta cómo debe ser el “diario vivir” de un niño durante la semana, con actividades educativas, didácticas y culturales.

Morfín comentó que, en paralelo, se buscan inmuebles que originalmente estaban destinados para la niñez, pero, en forma discrecional, gobiernos anteriores los dispusieron para otros fines.