Riesgos por derrumbes en carreteras se incrementan con la llegada del invierno

Derrumbes y deslaves son los principales problemas que se registran en esta época; contratistas tendrán a cargo atender emergencias que ocurran en las carreteras, afirma Covial.

Una patrulla de Provial vigila un sector de la Ruta al Atllántico, la más riesgosa en cuanto a derrumbes durante la época de lluvias. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Una patrulla de Provial vigila un sector de la Ruta al Atllántico, la más riesgosa en cuanto a derrumbes durante la época de lluvias. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Con el inicio de la temporada de lluvias también comienza el tiempo en que deben maximizarse las precauciones en las carreteras del país, sobre todo este año, para el cual las autoridades meteorológicas han pronosticado que lloverá arriba de lo normal durante mayo, junio y julio.

Las principales amenazas en esta temporada son las inundaciones y, sobre todo, los derrumbes, que suelen ocurrir después de varios días lluviosos, debido a que el suelo se satura de humedad y comienza a ceder ante el peso de las montañas.
a cargo de empresas

La Unidad Ejecutora de Conservación Vial (Covial), del Ministerio de Comunicaciones, dio a conocer que tiene listos maquinaria y personal para atender emergencias; no obstante, enfatizó en que la atención primaria correrá a cuenta de las constructoras que el año pasado firmaron contratos por el mantenimiento y bacheo de la red vial, los cuales se les vencen entre junio y julio próximos.

“Si hubiera una emergencia, como un derrumbe, le toca a la empresa que está trabajando en el lugar cubrirlo”, respondió el Departamento de Comunicación de Covial.

 

Indicó que si ocurre un evento se hace una nota oficial interna donde se le solicita al contratista que la atienda, si la emergencia es muy grande puede hacerse una ampliación del contrato hasta del 40%, pero si sobrepasa este valor, entonces se busca apoyo en otras entidades; por ejemplo, en la Dirección General de Caminos.

El portal Guatecompras registra que el año pasado se firmaron cerca de 300 contratos para el mantenimiento de la red vial, así como para su limpieza y supervisión de trabajos, por Q1 mil 411 millones.

El presupuesto de Covial este año asciende a Q1 mil 344 millones, de los cuales el 92% está asignado al renglón de desarrollo de la infraestructura vial.

Aún no se reportan emergencias en las rutas, pero Covial ya lanzó 181 concursos para el mantenimiento de estas; el plazo de adjudicación vence entre los días de mayo y junio. Las compañías adjudicadas serán las obligadas de atender eventualidades de esa infraestructura en la segunda parte del invierno y en la primera del 2021.

Foto de archivo de un derrumbe ocurrido en Nahualá, sobre la ruta Interamericana. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Las más riesgosas

 

De acuerdo con la cantidad de reportes de averías en carreteras el año pasado, la Unidad de Protección y Seguridad Vial (Provial) identificó las vías más riesgosas para transitar. La primera es la ruta al Atlántico, donde el año pasado ocurrieron 53 incidentes, entre derrumbes, desprendimientos de rocas, caída de árboles y de vallas publicitarias, así como socavamientos y deslaves.

La segunda más peligrosa en el 2019 fue la ruta Interamericana —CA1 Occidente—, donde el año pasado hubo 40 emergencias. Le siguieron, en su orden, la carretera Cito-180, que comunica Quetzaltenango con Retalhuleu; la ruta a El Salvador y la carretera al Pacífico, aunque en época lluviosa todas las carreteras elevan su nivel de peligrosidad.

En el libramiento de Chimaltenango también han ocurrido derrumbes. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

 

En total, el año pasado Provial registró 192 eventos en 17 rutas. El reporte no incluye carreteras en las que esa dependencia no tiene jurisdicción, principalmente las intermunicipales y comunitarias.

La institución ya activó el plan Invierno 2020, el cual establece una comunicación efectiva y pronta con otras instituciones del Gobierno como la Dirección General de Caminos y Covial, para coordinar la limpieza de carreteras y despejarlas cuando ocurra algún derrumbe.

“También mantenemos comunicación con los cuerpos de socorro por los hechos de tránsito que pueden ocurrir —suelen aumentar con la lluvia—, para que el invierno no afecte tanto al país”, afirmó Juan Carlos Aquino, portavoz de Provial.

Las autoridades recomienda extremar las precauciones durante la época de lluvias. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

 

En ese sentido, la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) recuerda las recomendaciones básicas para evitar accidentes viales, tales como revisar los limpiabrisas y las luces de emergencia del automóvil.

Lo ideal es no conducir por carreteras riesgosas mientras llueve, pero si la lluvia sorprende a un conductor en estos lugares con tanta intensidad que lo hace perder la visibilidad, lo más prudente es buscar un punto seguro y estacionarse mientras se disipa el aguacero, recomienda la Conred.

0