Exfuncionario del Partido Patriota habría asesinado a su esposa y luego se suicidó

Los cuerpos de Zulma Vyanka Subillaga Dubón y Joaquín Humberto Bracamonte López fueron encontrados sin vida el 7 de diciembre de 2018.

Subillaga y Bracamonte furon funcionarios del Partido Patriota del 2012 al 2015. (Foto Prensa Libre)
Subillaga y Bracamonte furon funcionarios del Partido Patriota del 2012 al 2015. (Foto Prensa Libre)

Subillaga Dubón fue nombrada por la exvicepresidenta Roxana Baldetti como secretaria  contra la Violencia Sexual, Explotación y Trata de Personas; su esposo, Bracamonte Márquez, fue diputado del Partido Patriota (PP) de 2012 al 2015 y habían desaparecido el lunes 3 de diciembre de 2018.

Cuatro días después, sus cuerpos fueron encontrados sin vida dentro del vehículo de Subillaga que había sido reportado como abandonado en 7 avenida y 15 calle de la zona 10 de la ciudad capital. Ella tenía un disparo en el cráneo y él en el pecho.

Siete meses después del hallazgo, el Ministerio Público (MP) plantea el cierre de las investigaciones ya que según las pesquisas, Bracamonte habría asesinado a su esposa y luego se suicidó.

Aún no se sabe las razones por la que Bracamonte decidió matar a su esposa y luego quitarse la vida, pero según se pudo establecer, la pareja ya no vivía junta.

 

En 2015 el Ministerio Público solicitó el retiro de antejuicio contra el diputado por reparto de bolsas de alimentos a asistentes de un mitín.

Un exdirigente del PP recordó que Bracamonte era afín a una facción del partido que dirigía Gudy Rivera, expresidente del Congreso condenado a 13 años de prisión por tráfico de influencias y cohecho activo.

Por otro lado, en 2017 Subillaga fue testigo del MP en el juicio contra Ana Sofía Castañeda Deras, alias la Sirenita, quien fue condenada a ocho años de cárcel por asociación ilícita.

“En su declaración -Subillaga- aportó los detalles de la venta de una vivienda que le hizo a Castañeda. Después de la condena no existió alguna situación por amenazas”, dijo una fuente de la Fiscalía.

1

José Cruz Hace 3 meses

Que falta de respeto hacia la familia. Está acción solo demuestra la mediocridad y falta de profesionalismo del MP. Es más que obvio que a ellos los mandaron a silenciar, o quizás desde yá están haciendo favores para los próximos gobernantes.