Beatriz Ofelia de León intentó arraigar a los padres de Cristina Siekavizza

La exmagistrada Beatriz Ofelia de León, sindicada como cómplice en el homicidio de Cristina Siekavizza, solicitó al Juzgado Sexto de Primera Instancia de Familia que la pareja de esposos Juan Luis Siekavizza y Ángela Alicia Molina Pérez fueran arraigados, esto un día después de recibir autorización judicial para viajar a Estados Unidos.

Beatriz Ofelia de León junto a su hijo, Roberto Barreda, principal sospechoso del asesinato de Cristina Siekavizza. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Beatriz Ofelia de León junto a su hijo, Roberto Barreda, principal sospechoso del asesinato de Cristina Siekavizza. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La madre de Roberto Barreda, principal sospechoso del asesinato de Cristina Siekavizza, pidió que se les prohíba salir del país.


Durante un juicio oral de relaciones familiares, la expresidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) argumentó que le preocupa que los padres de Cristina abandonen el territorio nacional junto con sus nietos con el fin de evadir los eventuales resultados del juicio, informó la defensa de la familia Siekavizza.
Sin embargo, la juez Sexto de Primera Instancia de Familia, Aleida Rosario Ochoa López, denegó la petición porque la solicitud no cuenta “con medios probatorios” suficientes para considerar que los esposos Siekavizza y sus nietos deben ser arraigados.
Ayer, De Léon, obtuvo un permiso del Tribunal de Mayor Riesgo “C” para ir de vacaciones entre el 30 de julio al 9 de agosto a los Estados Unidos.

Emblemático caso 

El principal sospechoso, su esposo Roberto Barreda, está capturado desde noviembre de 2013, cuando fue localizado con una identidad falsa en México.

El caso se ha convertido en el símbolo de los extremos a los que llega la violencia intrafamiliar y también ha desnudado las vulnerabilidades del sistema de justicia, debido al tráfico de influencias.

A la fecha se han realizado más de cien diligencias, infructuosas, en busca del cuerpo de Cristina. Sin embargo, El Ministerio Público (MP) afirma que no se detendrá hasta localizar los restos.

Las pesquisas siguen incluyendo la misma escena del crimen, que es la casa que habitó la familia Barreda Siekavizza. Se busca cualquier tipo de pista, pese a que desde el inicio hubo una limpieza de evidencias.

La investigación sigue en pie con la hipótesis de que la víctima estaría sepultada, confirma el MP.

La última vez que Cristina Siekavizza fue vista con vida, fue la noche del 6 de julio de 2011 cuando Cristina dio el último beso a sus hijos, Roberto José y María Mercedes.

Desde el 24 de julio de ese año, cuando se hizo la primera marcha, hasta la fecha, la familia Siekavizza Molina ha llevado a cabo incansables esfuerzos por conocer el paradero de Cristina, lo que más desean es brindarle cristiana sepultura y que se haga justicia.

Contenido relacionado

> Regresan a Etapa 2 los 43 jóvenes que se amotinaron el lunes
> Pobladores de San Bartolomé Milpas Altas rechazan traslado de Casa Hogar
> Estados Unidos no variará política para extensión de visas a guatemaltecos