Caja de Pandora: Escuchas revelan 8 facturas dudosas

Once interceptaciones telefónicas, efectuadas por el Ministerio Público (MP) en el 2014, confirmaron los negocios entre Byron Lima Oliva y la Municipalidad de Guatemala, que reveló el caso denominado Caja de Pandora, informó la Fiscalía.

Las escuchas revelan cómo se benefició a Lima Oliva en la compra de productos promocionales y la contratación de capacitaciones, servicio de edecanes y talleres de bisutería,  todo con fines de proselitismo para el Partido Unionista. También muestra la estrategia para que la comuna capitalina pagara los servicios que Lima Oliva le prestaba.


Según las mencionadas conversaciones, por lo menos unas ocho facturas de amigos y familiares de Lima Oliva  fueron entregadas  a la comuna, las cuales fueron pagadas con fondos de uno de los fideicomisos. Ello coincide además con la declaración de Alejandra Reyes, exconviviente de Lima.

Hechos

El  5 de octubre último, fueron capturadas varias personas señaladas de haber colaborado con  el exmilitar, condenado por la muerte de monseñor Juan Gerardi. En esa fecha, el MP aseguró que la comuna de Guatemala había requerido los servicios del privado de libertad, ya que él administraba la Cooperativa Torre Fuerte, que funcionaba en el centro carcelario Pavoncito.
Byron Lima fue asesinado en el 2016, en el centro carcelario Pavón.

La Fiscalía aclaró que las anomalías no eran  los servicios que prestó la cooperativa Torre Fuerte, sino  la alteración  de facturas para justificar los gastos.

Entre la pruebas que tiene el MP para sustentar los señalamientos contra unos 19 implicados son 11 escuchas telefónicas, que espera reproducir durante la continuación de la audiencia de  primera declaración, programada para el próximo 2 de noviembre.  

Las interceptaciones de llamadas revelan que Alejandra Reyes Ochoa, esposa del fallecido Lima Oliva, consiguió por lo menos seis facturas contables  personales a petición de Lima Oliva, que se sospecha fueron entregadas a Zorayda Herincx, de la Municipalidad de Guatemala, quien, según el MP,  era el enlace para tramitar el pago y la solicitud del material promocional del Partido Unionista.

Dos de las facturas que consiguió Reyes Ochoa fueron entregadas   por un hombre llamado Abraham, dos más por una mujer conocida como Vivi y una por la madre de Reyes Ochoa.  

La sesión 4571,  del 5 mayo de  2014, que registró la llamada entre los esposos, detalló que las facturas deberían  ser por Q10 mil, a petición de Herincx.  “Dice Zorayda que son de 10 mil cada una.    Abraham quedó de darme dos y Vivi me dará otras dos; solo que hay que llegar  a traerlas en la noche”, dijo Reyes Ochoa en esa llamada.

Agregó: “…Zorayda no me respondió  si se pueden con los documentos de mi mamá, porque ella me dará otras dos, pero a saber si se podrá así”.

En esa conversación, Lima Oliva le respondió que sí se podían utilizar esos documentos contables. 

Otros colaboradores

Luis Lima Oliva, hermano de Byron, también era otro de los colaboradores. En una llamada registrada por el MP —sesión 7379— el 15 de julio del 2014, se evidenció que Luis Lima  habló con  Herincx sobre  los problemas que tenían con las facturas.

“Óigame usted,  esas sus facturas están para el tigre… Pero mire, pues, en la patente de comercio y en el RTU dice operación, y en las facturas es operaciones”, reclamó Herincx a Luis Lima, quien respondió conocer los errores y que buscaba enmendarlos en la Superintendencia de Administración Tributaria.

“Lo que voy hacer es que voy a ir a la SAT con el representante legal, aunque me den una nueva resolución y decirle que estaba operando así, con esa cosa mala. Para que me den una nueva autorización, imprimo unas cuantas solo para salir del paso, cobramos e imprimimos luego  todo el talonario”, señaló Luis Lima.

Una tercera interceptación, registrada el 20 de mayo del 2014, también estableció que Lima Oliva habló con  una mujer de nombre  Ana María, quien le ofreció  unas facturas.

“Sí, porque ella misma le ofreció darle unas facturas y todo para que pagaran… y como Ana María es administradora de empresas. Aló… Colegiada y todo. Ella puede poner una factura por servicios prestados hasta por Q20 mil. Y, además, en su empresa puede facturar también por lo que sea”, le contó Byron Lima a su esposa en esa llamada telefónica que intercepto el MP.

Proselitismo

En el resto de conversaciones, además de la búsqueda de las facturas, se escuchan los requerimientos de Herincx a Byron Lima para las actividades con fines proselitistas. Hacían pedidos de playeras con los colores de la municipalidad, gabachas, bolsitas, trofeos y piñatas.

“Mire, pues, necesito mil bolsitas, pero con el logo de la Alianza, el que le acabo de mandar, porque la Gana ya no está… De esas necesitaríamos unas 200 para el miércoles, o unas 300…. Además, necesitan el precio de playeras, pero con el logo de la muni a full color. No sé qué significara eso, pero…”, le dijo Herincx a Byron Lima en la escucha registrada como  sesión 4559.

En esa  ocasión, Byron Lima le preguntó la cantidad que necesitaban del producto y fecha de entrega.

Otro caso

El Ministerio Público también sostiene que Byron Lima  creó una organización para hacer traslados ilegales de reos a Pavoncito e ingresó objetos ilegales, como electrodomésticos, armas de fuego y licores.   

En ese caso, los investigadores indicaron que  entre los supuestos colaboradores para hacer los traslados estaban los abogados Moisés Galindo y Marco Antonio Rossel.

Ayer se tenía contemplado continuar con la primera declaración en el Juzgado de Mayor Riesgo D, a cargo de Éricka Aifán; sin embargo, por no haber sala disponible se reprogramó la audiencia para el próximo 2 de noviembre.

El  jueves último comenzó la audiencia y el Ministerio Público inició con la imputación de algunos señalados.   

Antes de la imputación se reprodujo la declaración de prueba anticipada de la declaración de Reyes, expareja de Byron Lima Oliva.