“La coperacha” para regalos a Pérez Molina fue idea de Baldetti

Juan Carlos Monzón Rojas volvió este martes al estrado y habló de cómo durante el gobierno del Partido Patriota se usaron millones de quetzales para diferentes fines, la existencia de bodegas llenas de dinero, y la coperacha para la compra de millonarios regalos para el expresidente Otto Pérez Molina.

Juan Carlos Monzón empezó sus declaraciones asegurando que existían documentos que respaldaban su testimonio. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)
Juan Carlos Monzón empezó sus declaraciones asegurando que existían documentos que respaldaban su testimonio. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

 La audiencia de anticipo de prueba del caso Cooptación del Estado continuó este martes con la declaración de Juan Carlos Monzón Rojas, exsecretario privado de Roxana Baldetti, quien es colaborador eficaz.


“Del 90 por ciento de mi declaración, existen y sé que hay documentos que respaldan todas las palabras que he dicho: correos, chats, llamadas telefónicas, incluso, de los dispositivos, computadoras y teléfonos que yo entregué o que el Ministerio Público obtuvo en los allanamientos”, abundó Monzón Rojas al juez Miguel Ángel Gálvez.

La Coperacha

Monzón dijo que a finales de 2011 empezó una práctica que se replicó cada año hasta el 2014.

De acuerdo con el colaborador eficaz, Roxana le dijo: “'Mira ¿qué le vamos a regalar al presidente? Ahora tiene que ser mejor que el año pasado, ahora ya es presidente. La vez pasada me comentó que tienen ganas de un carro deportivo. Sé que él tiene una lancha en el Atlántico, pero también quiere una para el Pacífico. Quiere una lancha similar a la de Alejandro Sinibaldi, se la vamos a comprar, pero hagamos una coperacha'”.

Monzón contó que en el 2012, junto con  Daniela Beltranena  y Édgar Cristiani, regalaron a Baldetti una lancha que les costó Q263 mil. Ellos mandaron a pintar sus iniciales en el bote que era para cuatro o seis ocupantes.

VIDEO | La declaración de Juan Carlos Monzón

La lancha la compraron a la empresa Marinas de Guatemala y Baldetti sugirió que la lancha para el presidente la compraran a ese mismo lugar.

Según Monzón, la cotización de la embarcación era Q1 millón 560 mil.

Baldetti ordenó que compraran el bote y a Monzón le cuestionó sobre a quiénes más le decían para recaudar el dinero.

Vea también: Las capturas vinculadas a empresas de fertilizantes

Pero además de la lancha, Baldetti pidió cotizar un vehículo Jaguar que costaba US$69 mil y US$21 mil del blindaje.

La primera cotización del auto fue a nombre de Otto Pérez Molina, la segunda, a nombre de Monzón, quien explicó  que todos los documentos los entregó al MP.

“Cuando ya teníamos las cotizaciones me dijo —Baldetti—: '¿cuánto pisto es? (…) Hagamos la coperacha ¿Por qué no le decís con los verdaderos amigos de él o con los del gabinete que más confianza tengamos para que nos apoyen y miramos cómo lo juntamos?' ” Declaró Monzón.

“Entonces, señor juez, para la lancha me dice: ‘hablémosle a Alejandro Sinibaldi, a Anzueto, a Juan de Dios Rodríguez, a Raúl Osoy y yo; dividilo y que te den su parte cada uno para que completes lo de la lancha, y aparte lo del Jaguar también comprémoslo y ¿sabes qué? pidámosle a Erick Archila, Sergio de la Torre, a Chelís Font -Jorge Luis Font creo que se llama, es un amigo de ella de tarjetas de crédito- y pidámosle a Mario’ (refiriéndose a Mario López, de Tigo) y también a Mauricio López participó en lo de la lancha, y cuando ya empiezo a hacer la captación de dinero le pedí que le hablara a Sinibaldi porque usted sabe que yo no tengo relación con él”, aseveró Monzón.

En las declaraciones aseguró que para la compra de la lancha le pidió Q250 mil a Bonilla, Sinibaldi, Rodríguez, Osoy, Anzueto y Baldetti.

“Como -Baldetti- le pidió varios extras, que quería motores fuera de borda, de 400 caballos de fuerza cada uno, que las cañas, entonces subió más la cotización. Yo fui con cada uno de ellos a excepción de Juan de Dios Rodríguez que le mandó el dinero a Roxana en una caja de vino, y Alejandro Sinibaldi”, contó Monzón.

Monzón dijo que solo habría juntado Q1 millón y que Osoy habría puesto el resto, además que le entregó el dinero en efectivo y que Osoy supuestamente lo bancarizó y compró la lancha con un cheque de su empresa.

Baldetti le habría pedido que le pusiera a la lancha Soda 2, porque ya tenía el Soda 1, y eran cada una de las iniciales de los nombres de los nietos de Pérez Molina.

La entonces vicepresidenta Baldetti, en la conferencia de prensa ofrecida para explicar su viaje a Corea del Sur y la fuga de Juan Carlos Monzón. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El Jaguar lo habrían comprado con la coperacha de Archila, que dio US$20 mil, que los mandó a pagar a Grupo Los Tres, Fernando Peña y Font que dieron otros US$20 mil y Pedro Duchez, el entonces director del Inguat, habría entregado US$10 mil y los hermanos Acisclo y Luis Valladares con Mario López de Tigo habrían entregado otros US$20 mil.

El dinero lo metieron a nombre de las empresas, depositando en bajas cantidades para que la IVE no sospechara.

Entrega del regalo

Monzón dijo que la celebración del cumpleaños de Pérez Molina se habría hecho en la finca presidencial Santo Tomás, ubicada en Palín, Escuintla. La temática fue de motos y Monzón habría gestionado con dos empresas que llevaran una exhibición.

“Llevé la lancha, la Soda 2, a un lugar escondido, retirado de todo, de donde estaban todos y el Jaguar lo metí en un parqueo de la finca y también lo escondí”, contó.

“Por cierto Judith me había hecho unas tarjetas para que firmaran cada uno y desearle feliz cumpleaños al presidente. Entonces cada uno de los que habían aportado para comprar la lancha y el Jaguar firmaban para entregarle un mensaje de felicitación”, recordó Monzón.


Monzón dijo que, a finales del 2011, Roxana Baldetti, entonces candidata vicepresidencial, ordenó que se le pagara US$380 mil a la familia Jarquín para comprar un terreno en Tecpán para un derecho de paso.
Roxana Baldetti habría gestionado los aportes para la compra de regalos para Pérez Molina. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Bodegas con dinero

Monzón dijo que la entrega de sobornos y comisiones empezó a incrementarse y que cada vez les entregaban más dinero en efectivo.

“Abrí unas bodegas, las bodegas eran entre comillas, son cuartos de oficina donde guardábamos el dinero, entonces Víctor Hugo -su contador- en los cuadros de conciliación ponía el dinero que ya estaba bancarizado, el monto y el nombre de la empresa donde estaba; el dinero que teníamos en efectivo lo ponía bodega uno, bodega dos, bodega tres… En el 2012 tal vez era la bodega dos”, aseguró Monzón.

Monzón dijo que además tenían en el edificio Rodseguros, el Torre Café; que alquilaron apartamentos en los edificios El Puente, Tikal y El Centro.

“Más o menos así empezamos con eso y posterior en otros años ya fue el Dubái, Reformador y así fue lo de las oficinas”, reiteró.

Monzón contó al juez un suceso relacionado con las bodegas donde guardaban el dinero. “Me hubieran despedido si hubiera pasado”, mencionó. Monzón dijo que fue en el 2013, que hubo varios robos en fines de semana consecutivos, de una banda que se metió a varios edificios viejos en el Centro y la zona 4.

Relató que esa banda se dedicaba a vaciar oficinas y que los robos fueron denunciados en varios edificios.

“Uno de los edificios que nosotros teníamos, en el edificio Tikal, creo que en el tercer nivel, también se entraron. Me llama Víctor Hugo en la mañana y me dice: ‘licenciado Monzón, tengo una mala noticia, no me dejan entrar al edificio. No puedo entrar y no quiero entrar, está el Ministerio Público aquí’. ¿Qué pasó, Víctor Hugo, cuánto dinero tiene ahí? ‘Calculo que unos Q10 millones, licenciado Monzón’, Dios mío dije yo. Cómo le digo a la señora vicepresidenta”, contó Monzón.

“Señor juez, a todas las oficinas se entraron y las vaciaron (…) cuando llegó la puerta de la oficinita de Víctor Hugo, sellada, cerrada con candados, nítida, no se robaron los Q10 millones”, recordó Monzón.

Fertilizantes

Monzón inició su relato sobre una empresa, la que identificó como Serseco, propiedad de Bryan Padilla “pero no fue él el que me habló, yo lo conozco, pero nunca hablé con él, sino que se la prestó a Miguel Ángel Martínez, dueño del grupo Escorpión”, dijo Monzón.


Padilla le habría dicho a Monzón que “no se quería quemar con ese contrato” con el grupo Escorpión, porque comparado con otros era muy pequeño.

Monzón dijo que Padilla habría tenido un encuentro con Baldetti en un restaurante de la zona 10, cuando ella era aún candidata vicepresidencial, en ese entonces le habrían ofrecido la seguridad para ella y su familia y Padilla aprovechó para pedirle algunos contactos que quería, entre ellos el Inde y el IGSS, pero no le mencionó nada de Fonades y su intención de que contrataran sus servicios de seguridad para los fertilizantes.

Monzón dijo que fueron como Q2 millones de ese proyecto, pero que a él, Martínez le habría entregado Q200 mil de comisión por el primer contrato de seguridad que se le asignó.

Además de ese, existía otro contrato del servicio de bancarización del aporte de los beneficiarios y que habían acordado que ellos —los campesinos— iban a pagar entre Q10 y Q20.

“Esa fue una de las instrucciones que Otto Pérez y Roxana Baldetti me habían dado, para que no sintieran que se les estaban regalando completamente el fertilizante y que con los Q10 o Q20 que se definiera que fueran a dar, se comprara más fertilizante, herramientas o proyectos para la agricultura para beneficio de los campesinos”, contó Monzón.

Lea también: Cómo otro caso ayudó a dejar fuera del proceso de TCQ a Pérez Molina y Baldetti

Juan Carlos Monzón empezó sus declaraciones asegurando que existían documentos que respaldaban su testimonio. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

Monzón contó que cuando se recibió el dinero de Banrural, que fue el banco que recibió el pago de los campesinos, porque tenían la ventaja de contar con los datos de los beneficiarios durante el Gobierno de la UNE. Asegura que de ese proyecto no recibieron comisión.

Pero que el banco no pudo hacer la transferencia a Fonades, porque en su reglamento no estaba permitido recibir fondos privativos y el dinero se fue al fondo común.

El colaborador eficaz dijo que la entrega de fertilizantes era un tema político y que es un programa usado para asegurarse puestos políticos de elección popular.

“Roxana lo ve políticamente y por eso es que me indica ‘no quiero que se lo des a Efraín Medina, porque ese se los va a dar a todos los correligionarios de Viva’, y por eso fue que Fonades se hizo cargo”, aseguró Monzón. 

El director, Julio Menéndez, se habría encargado de la distribución del fertilizante, pero los diputados del PP no habrían estado de acuerdo con las cantidades que les daban. 

Así lo dijo:

https://www.youtube.com/embed/sf1F

Hubo presiones de diputados de Alta Verapaz a quienes identificó como de apellido Quej, para que destituyeran al director de Fonades, y a finales de 2012 fue destituido.

Eso les habría permitido conseguir, en el 2013, entre Q4 y Q5 millones en comisiones por fertilizantes, además de otra comisión que habrían recibido por el pago del seguro para los fertilizantes porque hubo robos del producto.

Monzón declaró ante el juez que del 2013 al 2015 el procedimiento de la compra y entrega de fertilizantes fue el mismo y que en el 2013 apresuraron la licitación por la presión de la lluvia.

Juan Carlos Monzón empezó sus declaraciones asegurando que existían documentos que respaldaban su testimonio. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

También dijo que el nuevo director de Fonades fue nombrado porque estaba buscando una plaza en el Gobierno, porque había trabajado en el Ministerio de Comunicaciones, pero tuvo problemas con un viceministro.

Lea también: Daniela Beltranena goza de permisos para salir de prisión y ha regresado borracha 

Haber pertenecido al equipo de Sinibaldi habría hecho dudar a Baldetti de su nombramiento, pero Martínez habría intercedido por él y convenció a Monzón para que lograra que Baldetti lo nombrara.

“Cuando Ludvin entró, el proceso de compras del fertilizante 2013 ya estaba montado y nosotros ya habíamos hecho la negociación nuevamente con Ticsa y Mayafert (…) pero después de hacer la negociación del pago de las comisiones, y en esta oportunidad le dije a Ticsa: espero que en este año sí tengas la capacidad de cumplir, y con Mayafert también habíamos negociado, yo con quien negocié fue con Alma López, nunca con Julio Barrios”, aseguró.

Las comisiones, según Monzón, oscilaban entre los Q5 y Q6 millones en el tema de fertilizantes, solo que en esa oportunidad se compró más fertilizante, aunque no existían más beneficiarios.

Costoso dragado para la Reina del Sur

En su declaración, Monzón también aseguró que Roxana Baldetti le pidió que se desarrollara un proyecto “de protección costera” en una área dentro de la localidad de San Marino, Escuintla. 

La razón era que “el agua del mar entraba a la casa de su amiga Marjorie Chacón”, (la Reina del Sur) y quería solucionarle ese problema. 

Lea también: Revelan vínculos de Marllory Chacón con paraíso fiscal en Panamá

El testigo aseguró que sólo ese proyecto le costó Q65 millones al Estado guatemalteco, y de esa cantidad “recibió Q15 millones de comisión”. 

La licitación para ese proyecto se hizo por medio de la Portuaria Quetzal, dijo, en un contrato que “ganó” Raúl Osoy. 

Siglo 21, una compra coordinada

Monzón testificó que en el 2013 sus nuevas actividades por órdenes de Roxana Baldetti se enfocarían en comprar Siglo 21 y el proyecto de TCQ.

El boletín informativo de la Cicig, que resume el segundo día de las declaraciones del testigo, refiere así esta parte del testimonio: 


Según el testigo, Edin Barrientos les vendía Siglo 21 por valor de Q21 millones y que Q7 millones era por la exoneración de impuestos. Asegura que sólo aceptaban la compra si le daban el 51 por ciento de las acciones a Baldetti. “Puedo asegurar que a Roxana Baldetti la estafaron en la compra de Siglo 21”, enfatizó. 

Lea más: Denuncian a Roxana Baldetti por lavado de dinero

Jubilación millonaria por 25 años

Uno de los “programas” revelados este martes por Monzón se refiere a un esquema de jubilaciones “posteriores” al mandato del Partido Patriota. 

Así es la vivienda de Q12 millones vinculada a Baldetti 

Dijo que cuando estaba prófugo, Baldetti tenía sumo interés en una “carpeta” que contenía “el cuadro de jubilaciones”, que eran “comisiones” que recibirían junto con Pérez Molina por 25 años, que consistían en unos Q17 millones anuales. 

Las declaraciones de Monzón se extendieron hasta las 15 horas. 

Contenido relacionado:

>Ducati, BMW y KTM, las motos que el MP le quiere extinguir a Juan Carlos Monzón
>Lujosas propiedades de Juan Carlos Monzón pasan a favor del Estado
>Abogados ofrecieron US$100 mil a Juan Carlos Monzón para callar en el caso Cooptación