EE. UU. da a conocer medida con la que busca combatir la corrupción en Guatemala, El Salvador y Honduras

El Grupo de Trabajo Anticorrupción del Departamento de Justicia habilita línea de información para combatir la corrupción en Centroamérica.

Publicado el
En Guatemala en los últimos años se han registrado varias manifestaciones contra funcionarios señalados de corrupción. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
En Guatemala en los últimos años se han registrado varias manifestaciones contra funcionarios señalados de corrupción. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció este viernes 15 de octubre una línea de información para ayudar a su Grupo de Trabajo Anticorrupción a combatir la corrupción en El Salvador, Guatemala y Honduras, un componente clave del trabajo del vicepresidente para abordar las causas fundamentales de la migración.

“Como reconoció la vicepresidenta durante su visita a Guatemala a principios de este año, la corrupción y la impunidad en la región socavan la democracia, alimentan la migración irregular y representan una amenaza para nuestra seguridad nacional porque sostienen organizaciones criminales y el crimen transnacional”, manifestó el secretario de Justicia Auxiliar. Kenneth A. Polite Jr. de la División Criminal del Departamento de Justicia.

“En junio, el Departamento de Justicia anunció un Grupo de Trabajo Anticorrupción, y ahora ha creado una línea de información para que cualquier persona con información sobre actores corruptos en El Salvador, Guatemala y Honduras que estén violando las leyes estadounidenses o trasladando el producto de sus delitos a Estados Unidos, ahora puede reportar la conducta en español o inglés a combatiendocorrupcion@fbi.gov.”, agrega la información.

El Grupo de Trabajo Anticorrupción del Departamento de Justicia revisará los consejos sobre posibles actos de corrupción o movimientos de fondos mal habidos que se reciban a través de la dirección del referido correo electrónico.

Se determinará si la información indica un posible vínculo jurisdiccional con los Estados Unidos, incluido el uso del sistema financiero de ese país, que permitiría al Grupo de Trabajo investigar, procesar y, cuando corresponda, decomisar y devolver los activos robados a el pueblo de El Salvador, Guatemala y Honduras.

El Grupo de Trabajo alienta a sus socios encargados de hacer cumplir la ley en la región, o cualquier persona con información sobre delitos relacionados con la corrupción y posibles violaciones de la ley de los EE. UU., a que se comuniquen enviando un correo electrónico al FBI en la dirección ya mencionada.

Antecedentes del Grupo de Trabajo

Como lo anunció anteriormente el fiscal general de los Estados Unidos, Merrick B. Garland, el Departamento de Justicia está comprometido a trabajar para combatir la corrupción oficial en los países de América Central donde la conducta viola la ley de los Estados Unidos.

Con ese fin, este Departamento creó un Grupo de Trabajo Anticorrupción enfocado en El Salvador, Guatemala y Honduras con representantes de cada uno de los componentes de la División Penal:

Entre los representantes están, la Unidad de la Sección de Fraude de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA), que hace cumplir el estatuto penal de los EE. UU. que generalmente prohíbe a ciertas personas, incluidas empresas e individuos estadounidenses, empresas extranjeras cuyas acciones se cotizan en una bolsa de valores de EE. UU. en actos de corrupción en los Estados Unidos, desde el pago de sobornos en el extranjero para obtener o retener negocios.

La Iniciativa de Recuperación de Activos de Cleptocracia en la Unidad Internacional de la Sección de Lavado de Activos y Recuperación de Activos (MLARS), que se enfoca en recuperar activos vinculados a la corrupción extranjera y perseguir el lavado de dinero relacionado, especialmente cuando los ingresos de la corrupción se encuentran en los Estados Unidos o se obtuvieron o transferido a través del abuso del sistema financiero de este país.

Lea también: Lista Engel: diputados, jueces y magistrados son señalados como corruptos por EE. UU.

También la Sección de Estupefacientes y Drogas Peligrosas (NDDS), que hace cumplir las leyes federales de narcóticos contra la fabricación, importación y distribución de drogas ilegales dentro y fuera de los Estados Unidos y el lavado de ganancias o de fondos para promover o facilitar el tráfico de narcóticos, incluida la corrupción resultante del tráfico de estupefacientes.

El trabajo del Grupo de Trabajo también cuenta con el apoyo de agentes especiales de la Unidad de Corrupción Internacional del FBI, la Administración de Control de Drogas de EE. UU. y el Departamento de Seguridad Nacional.

Las denuncias serán investigadas por estas agencias de aplicación de la ley, trabajando en cooperación con los agregados legales y representantes de los países en nuestras embajadas de EE. UU., así como con el Grupo de Trabajo del Departamento de Justicia y la Oficina de Asuntos Internacionales del Departamento.

Causas de la migración

El grupo de trabajo es parte del compromiso de la Administración de participar constantemente en la región para abordar las causas fundamentales de la migración.

Le puede interesar: Felipe Alejos y Delia Bac: en qué casos de corrupción han estado involucrados y cómo han sido protegidos por la CSJ

Señala que la corrupción socava los servicios gubernamentales y el estado de derecho, incluidas las instituciones críticas que brindan servicios de salud, educación y otros servicios a los más necesitados.

Afirma que la corrupción también disuade de atraer inversiones de calidad necesarias para crear puestos de trabajo. “Es fundamental que unamos nuestros esfuerzos para aumentar la transparencia y enjuiciar rápidamente los casos de corrupción”, resalta.