España niega extradición del presunto gestor de los sobornos de TCQ

La Sala Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional de España negó la solicitud del Ministerio Público (MP) de extraditar al empresario español  Ángel Pérez-Maura por los delitos de asociación ilícita y fraude, no obstante, autorizó que fuese juzgado en ese país por el delito de cohecho activo, informó el tribunal español.

El empresario español Ángel Pérez-Maura no será extraditado. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El empresario español Ángel Pérez-Maura no será extraditado. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La Corte de España denegó la solicitud basándose en la ciudadanía española del acusado. No obstante, los magistrados dieron mérito a la imputación realizada por el MP, asegurando que “los hechos aparecen descritos con suficiente detalle y precisión como para analizar si son constitutivos de delito en España”.


En cuanto a los delitos por los que se buscaba la extradición, los cuales eran asociación ilícita y fraude y cohecho activo, solamente sería posible, en cualquier caso, entregar a Pérez-Maura a las autoridades guatemaltecas por el último ilícito. La asociación ilícita y el fraude no aparecen en la lista de 24 delitos por los cuales es posible extraditar a un sospechoso, según el tratado de extradición firmado entre España y Guatemala.

La magistrada Ángela Murillo, presidenta de la Sala, añadió que “sería fácil proceder a su enjuiciamiento en nuestro país (España) por el delito de cohecho a instancias de las autoridades de Guatemala”.

El 15 de abril de 2016, el MP y la Comisión Internacional Contra la Impunidad (Cicig)  revelaron un nuevo caso de corrupción que implicaba al expresidente Otto Pérez Molina y la exvicegobernante Roxana Baldetti, el Caso TCQ. El exbinomio presidencial habría recibido sobornos por US$4.2 millones cada uno, negociados con directivos de Group Maritim-Terminal de Contenedores de Barcelona (TCB) y su filial en Guatemala, Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ).

El grupo habría negociado sobornos por US$24.4 millones para dejar operar a la compañía, aunque al final solo recibió US$12 millones. Otros US$5.5 millones fueron entregados a otros grupos, para un total de US$30 millones, según detalla el MP.

Pérez-Maura, quien era vicepresidente de TCB, habría sido el gestor de los sobornos, señala la investigación.

*con información de Europa Press

Contenido relacionado

>Condenan a exdiputado Jorge Arévalo a cinco años de prisión conmutables 
>CC dictamina reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos
>No hay rastro de 40 mujeres denunciadas en la alerta Isabel-Claudina