Las zonas 1, 7 y 18 son las más inseguras de la capital, según la PNC

Cuatro de las 22 zonas de la ciudad son las que más reportan hechos delictivos como homicidios, heridos en hechos violentos, robo a peatones, a residencias, comercios, motocicletas, armas, entre otros.

Los patrullajes de la PNC comienzan a partir de las 4 pm. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)
Los patrullajes de la PNC comienzan a partir de las 4 pm. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

En la memoria de muchas personas quedarán esos días, en que, se veían las calles vacías durante las horas del toque de queda nocturno; además, que en el confinamiento parcial que hubo en Guatemala los índices de delitos se redujeron porque no había tantas personas en la vía pública.

No obstante, la comisión de hechos delictivos continuó con la medida para limitar la movilización de las personas y así evitar la propagación del nuevo coronavirus, ya que, de enero a septiembre las zonas 1, 6, 11 y 18 de la ciudad son las que ocupan la mayoría de las denuncias por delitos como homicidios, heridos en hechos violentos, robo a patones, en residencias, comercios, motocicletas, vehículos, armas y otros, según los reportes estadísticos de la Secretaria Técnica del Consejo Nacional de Seguridad (STCNS).

Los hechos delictivos que enumera el STCNS son: homicidios, heridos en hecho violento, robo a residencias, robo a comercios, robo de vehículos, robo de motocicletas, robo de armas, robo a peatones, robo a buses, denuncias de delitos sexuales, personas secuestradas y denuncias por violencia intrafamiliar.

El reporte destaca que, en septiembre pasado en la zona 1 se registraron 40 heridos en hechos violentos, siete robos a residencias, 22 robos a comercios, 40 robos de motocicletas, 11 robo de armas, 55 robo a peatones, una denuncia por delitos sexuales, nueve denuncias por violencia intrafamiliar.

Mientras que en la zona 6 fueron registrados 35 homicidios, 42 heridos en hechos violentos, 10 robos a comercios, 51 robos de vehículos, un robo a buses, dos denuncias de delitos sexuales y seis denuncias por violencia intrafamiliar. Además, en la zona 11 se reportaron cuatro robos a residencias, 14 robos a comercios, 55 robos de vehículos, 19 robos de armas, 14 robo a peatones y dos denuncias por delitos sexuales.

En la zona 18 fueron informados 62 homicidios, 59 heridos en hechos violentos, cinco robo a residencias, 92 robos de motocicletas, siete robo a armas, seis denuncias de delitos sexuales y 12 denuncias de violencia intrafamiliar.

Reducción

El reporte de la STCNS de abril pasado, mes en el que el país llevaba poco tiempo de estar bajo estado de Calamidad y con toque de queda nocturno, en la zona 1 se registraron 21 heridos en hechos violentos, cuatro robos a residencias, 11 robos a comercios, seis robos de armas, 28 asaltos a peatones, una denuncia de delitos sexuales y seis denuncias por violencia intrafamiliar.

En la zona 6 fueron registrados 12 homicidios, 22 heridos en hechos violentos, dos robos a residencias, cinco robos a comercios, 35 robos de vehículos, seis asaltos a peatones, un robo a bus y una denuncia por delitos sexuales.

Mientras que en la zona 11 fueron registrados dos robos a viviendas, seis robos a comercios, 20 robo de vehículos, ocho robos de armas, seis robos a peatones y una denuncias por delitos sexuales. Y por último en la zona 18 reportó 30 homicidios, 37 heridos en hechos violentos, tres robos a vehículos, 38 robos de motocicletas, tres denuncias de delitos sexuales y tres denuncias de violencia intrafamiliar.

Las zona 5, 7 y 12 presentan también por algunos meses entre seis o más hechos delictivos, de acuerdo con los que enumera la STCNS. Mientras que en la demás zonas capitalinas las denuncias sobre hechos delictivos son muy escasas.

Jorge Aguilar, vocero de la Policía Nacional Civil (PNC), explicó que después que el gobierno decidió no imponer más el estado de Calamidad y el toque de queda, la institución reforzó los patrullajes a pie, en moto y también los registros en las carreteras.

“La denuncia del ciudadano es importante y también la investigación, porque cuando van de la mano estos dos elementos se logran buenos resultados”, resaltó Aguilar.

Cargando

Datos incompletos

Carlos Mendoza, coordinador del Observatorio Regional de la Violencia de Diálogos, opinó que los delitos contra el patrimonio si no hay denuncias los hechos delictivos no son registrados, y se necesita saber la victimización para estar más cercanos a la realidad.

“Muchos peatones fueron asaltados t no fueron a denunciar porque, tal vez, no les robaron el DPI porque cuando roban este documento si hay incentivo de denunciar, aunque en la billetera se fue Q100.00. No van a denunciar el robo de Q100.00, sino van por el robo del DPI, porque necesitan la denuncia para reponerlo”, señaló el investigador.

Mendoza afirmó que, aunque el Ministerio de Gobernación realizó una encuesta de victimización –la única hasta la fecha—en 2017 y 2018, en donde se les consultó a los encuestados sobre 14 delitos –12 que enumera la STCNS, más linchamiento y extorsiones–, pero no la ha hecho pública y tampoco ha compartido sus resultados con organizaciones como Diálogos.

El investigador agregó que al tener esta información la PNC podría generar estrategias con registros administrativos y con la percepción, porque muchas veces reacciona con base a la percepción de denuncias que realizan en redes sociales de lugares donde son frecuentes los asaltos, robos o delitos sexuales.

Por lo que propone que se deben contrastar los datos administrativos, de percepción y victimización para que señalen los sectores con mayores problemas de inseguridad. “El Ministerio de Gobernación no ha publicado los datos de la encuesta de victimización 2017-2018 y ya deberíamos estar haciendo otra encuesta para saber que pasó en los últimos dos años. En otros países la efectúan incluso cada año”, afirmó.

Además, resaltó que sin esa información complementaria es difícil obtener un análisis certero, porque para medir la incidencia de estos delitos –a excepción de homicidios, se contabilizan las personas fallecidas– se necesitan las denuncias, pero existe el problema de que, en algunas comisarías las personas reportan los hechos delictivos, ya que, confían más en los policías de esa sede policial, pero en otros lugares hasta tienen miedo de presentar su denuncia porque no hay transparencia y no aparecen en los registros.