Ligan a proceso al exdiputado Estuardo Galdámez, vinculado al caso Asalto al Ministerio de Salud

El exdiputado Estuardo Galdámez fue ligado a proceso penal por sus vínculos con un caso de corrupción.

El exdiputado y excandidato presidencial, Estuardo Galdámez, fue ligado a proceso penal. (Foto: Hemeroteca PL)
El exdiputado y excandidato presidencial, Estuardo Galdámez, fue ligado a proceso penal. (Foto: Hemeroteca PL)

El Juzgado de Mayor Riesgo D, presidido por Erika Aifán, ligó a proceso penal este jueves 21 de enero al exdiputado de FCN y excandidato presidencial, Estuardo Ernesto Galdámez Juárez, detenido por sus vínculos con el caso Aalto al Ministerio de Salud.

Con base a los indicios presentados por la Fiscalía Contra la Corrupción (Feci), Galdámez fue ligado a proceso por los delitos de tráfico de influencias en forma continuada y asociación ilícita, “al considerar que la imputación formulada por el MP/FECI está sustentada con indicios racionales suficientes para que se inicie la investigación en su contra”.

La audiencia fue suspendida para discutir si el exdiputado debe ir a prisión preventiva o no.

Galdámez, quien fue detenido el 23 de diciembre en un retén policial, dijo a periodistas que esclarecerá su situación y que espera que se haga justicia.

El exparlamentario es sindicado por la FECI de haber “negociado” la construcción de un hospital en Ixcán, Quiché, -distrito que representaba- para adjudicar el contrato a una empresa por unos Q80 millones, de los cuales él habría recibido una comisión.

Entre las sindicaciones que se le hacen también figura haber influido en la contratación personal en la cartera de Salud.

De acuerdo con la Feci, entre 2012 y 2014, durante el gobierno del Partido Patriota y la gestión de Jorge Villavicencio como ministro de Salud, se formó una red de exfuncionarios y exdiputados para cobrar dinero por proyectos de remoción y reparación de hospitales.

La trama se armó con gestiones durante el estado de Calamidad por el terremoto de San Marcos y por otros eventos de construcción de hospitales, compra de bienes en el Ministerio de Salud y adjudicación de plazas en la institución a personas recomendadas por legisladores y funcionarios.

El caso implicaba a unas 18 personas y la Fiscalía estimó en julio de 2019 que los sobornos fueron de unos Q50 millones.

Correos electrónicos, registros documentales, eventos de compras, análisis criminalísticos, un colaborador eficaz involucrado en la recolección del dinero y complementado con otros dos colaboradores eficaces con conocimiento del método de cobro de la estructura son parte de los indicios de la fiscalía.

En contratos de remozamiento o reparación de hospitales, a raíz del terremoto de San Marcos en 2012, se habrían cobrado Q17 millones en la construcción de nuevos centros en Quiché, Baja Verapaz, Sacatepéquez y Villa Nueva se habrían cobrado sobornos por Q36 millones. Mientras que preliminarmente se estima en Q900 mil el cobro de sobornos por contratos de bienes para el Ministerio de Salud.