Presunto narco Jeankarlo Sánchez Meneses se fuga de Mariscal Zavala

Jeankarlo Alexander Sánchez Meneses, capturado en enero último y cuya extradición es solicitada por EE. UU. por delitos de narcotráfico, escapó de la cárcel de Mariscal Zavala, confirmaron autoridades del Sistema Penitenciario (SP).

Jeankarlo Alexander Sánchez Meneses, supuesto narco extraditable fugado. (Foto Prensa Libre: Sistema Penitenciario)
Jeankarlo Alexander Sánchez Meneses, supuesto narco extraditable fugado. (Foto Prensa Libre: Sistema Penitenciario)

Rudy Esquivel, vocero del SP, indicó que Sánchez Meneses, de 26 años, conocido como “Jan” no fue ubicado en el conteo que se hizo a eso de las 19 horas del domingo último, cuando autoridades de ese centro de detención dieron la alerta.

Detalló que luego de que las autoridades de Mariscal Zavala no lo ubicaron dieron aviso al Ministerio Público (MP), cuyos agentes llegaron alcentro de detención para recabar evidencias a fin de “delimitar el grado de responsabilidad en algunas personas”.

El portavoz afirmó que desconoce en qué área estaba interno el recluso.

Sánchez Meneses fue detenido el pasado 19 de enero en la colonia Lourdes, zona 17 capitalina. Es sindicado del delito de conspiración para la distribución de cinco kilogramos o más de cocaína, hallados en un avión registrado en EE. UU., país que lo solicita para juzgarlo.

La alerta para su detención se emitió el 12 de julio de 2016 por un tribunal distrital del estado de Virginia.

Su captura sucedió tras un allanamiento en la 9a. avenida 1-23 colonia Lourdes, zona 17. Las autoridades especificaron sus características: Tez morena clara, boca mediana, tiene tatuajes, utiliza barba completa, estatura de 1.68 metros, labios medianos, cabello lacio y ojos oblicuos medianos.

Pilotaba aviones

El fiscal de Extradiciones del MP, Donato García, reveló que, de acuerdo con las investigaciones de la Administración para el Control de Drogas (DEA en inglés), se identificó a Sánchez Meneses como piloto de un avión que habría transportado cocaína de Venezuela a Guatemala, y que era parte de una organización que trasegaba droga desde Sudamérica para llevarla a Estados Unidos.

En marzo de 2014 fue el copiloto de un avión que voló de Guatemala hacia Apure, Venezuela, con el propósito de recoger mil kilos de cocaína. La operación falló porque las fuerzas policiales de aquel país interceptaron el cargamento.

Sin embargo, ya en el 2014 y 2015, Sánchez Meneses había hecho dos viajes con éxito transportando droga en la cola de las aeronaves.

El proceso de extradición estaba dentro del plazo de los 40 días a la espera de que el gobierno de Estados Unidos remitiera los documentos para completar el trámite.

No era la cárcel indicada

Rudy Esquivel, portavoz del Sistema Penitenciario, dijo que la cárcel de Mariscal Zavala fue creada para reos en situación de vulnerabilidad y no para perfiles de alta peligrosidad, pero que ahí llegan los reos por orden judicial a solicitud del MP, con la cual Presidios solo recibe los requerimientos.

Camilo Morales Castro, director del Sistema Penitenciario, precisó que a partir de la notificación de la fuga hubo revisiones en la cárcel y hubo alertas a Interpol y aduanas, para que detengan al supuesto narcotraficante.

Además, habrá reubicación de guardias, alcaides y subdirectores de Mariscal Zavala, en tanto avanzan contrataciones de profesionales para los cargos de directores y subdirectores de prisiones.

Justificó que por ahora el principal reto de la institución es profesionalizar, capacitar y tecnificar al recurso humano, pero faltan recursos financieros.

Sobre las líneas de investigación en torno a la fuga, el director no dio detalles para no comprometer el trabajo del MP.

Procesado

El Tribunal Quinto Penal, que preside Adán García, lo procesó en enero pasado después de revisar los indicios del Ministerio Público (MP). Después de la audiencia lo remitió a la cárcel de aquella base militar.

Durante la audiencia el fiscal recordó que Jeankarlo Alexander Sánchez Meneses es sindicado de conspiración para la distribución de cinco kilogramos o más de cocaína en un avión registrado del país americano, dicho acto es una violación al Epígrafe 21, del código de Estados Unidos emitida el 12 de julio de 2016 en el Tribunal de Distrito del Estado de Virginia.

En la cárcel de Mariscal Zavala permanecen 240 personas detenidas, aunque la capacidad establecida es de 135.

Entre los internos que permanecen ahí figuran varios de los procesados por el caso de defraudación aduanera conocido como La Línea, cuyas investigaciones provocaron la salida antes de tiempo de los mandatarios Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti.

También se encuentra el exministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, quien fue condenado a seis años de cárcel por el caso conocido como Blindados, en el cual autorizó la renta de manera fraudulenta de varios vehículos de ese tipo para funcionarios públicos.

La prisión

El acuerdo ministerial 557-2015 es el que rige actualmente las funciones de la cárcel de Mariscal Zavala que antes era exclusiva para militares. En el 2015 recibió a los primeros reclusos civiles.

De acuerdo con el artículo 3 de dicho acuerdo, en esa prisión serán recluidas las personas civiles o militares cuya seguridad y vida presente eminente riesgo. Conta de dos grandes módulos el A que está designado para internos hombres, un máximo de 114, que guarden prisión preventiva, y el B, para 21 personas, hombres o mujeres que estén pendientes de brinda su primera declaración.

Aunque en el 2016 Prensa Libre publicó una nota que mostró ciertas facilidades para ingresar a ese centro de detención, Esquivel aseguró que hoy en día, no tiene menos restricciones que el resto de las cárceles del país.

La cárcel que se encuentra dentro del cuartel militar Mariscal Zavala guarda reclusos civiles desde el 2015. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Otra fuga de Mariscal Zavala

En mayo del 2017, se registró otra fuga en ese centro de detención, cuando Marixa Lemus, alias la Patrona, utilizó un uniforme del Sistema Penitenciario para escapar.

Una agente que la escoltaría a una audiencia se percató que en la cama de Lemus Pérez solo estaba la sábana acomodada de tal forma que pareciera que la reclusa estaba durmiendo. Lea más detalles del caso. 

Contenido relacionado

>Así escondían más de Q6 millones en una casa hallada en operativos antinarcóticos

>El narcolaboratorio que fue hallado en un motel de la zona 11 de Xela

>Aumenta el tráfico de cocaína por Centroamérica hacia Europa y EE. UU.