Qué condena purgará el líder de una banda que evadió Q44 millones en combustibles

Después de 39 días de juicio, Marvin Delfino Barrios Marchena fue hallado culpable del contrabando de combustible que evadió Q44 millones al Estado guatemalteco, por lo que purgará 27 años de cárcel.

Marvin Delfino Barrios Marchena, -izquierda- y Luis Rolando Galicia Botón, durante el juicio. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Marvin Delfino Barrios Marchena, -izquierda- y Luis Rolando Galicia Botón, durante el juicio. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La pena se basa en la comisión de cuatro delitos: asociación ilícita, seis años; defraudación aduanera de manera continuada, nueve años; tenencia ilegal de armas de fuego para uso exclusivo del Ejército y las fuerzas de seguridad del Estado, 10 años; falsificación de placas y distintivos vehiculares, dos años.

También deberá pagar una multa de Q3 millones.

El Tribunal de Sentencia de Mayor Riesgo A lo absolvió de los cargos caso especial de defraudación aduanera, caso especial de contrabando aduanero en concurso ideal y lavado de dinero.

Barrios Marchena fue el cabecilla de una estructura que entre 2008 y 2019 evadió impuestos al introducir a Guatemala combustible desde México y entre 2011 y 2012 hizo lo mismo desde El Salvador.

Lea también: Quién es Ángel Pérez-Maura, el millonario español implicado en corrupción que implica a Guatemala

Luis Rolando Galicia Botón, quien también fue enjuiciado, deberá cumplir una pena de seis años.

El Ministerio Público (MP) demostró su culpabilidad en asociación ilícita.

Los jueces lo libraron de los cargos de caso de defraudación aduanera y caso especial de contrabando aduanero.

Galicia ya había sido condenado a 10 años desde el 8 de mayo de 2015, por defraudación aduanera.

Recomendamos leer: Cómo el caso de compra de voluntades demuestra la gravedad de la cooptación de la justicia

Otras 17 personas implicadas en esta red, en la que había particulares y agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), ya fueron condenadas en otros dos juicios, en enero de 2013 y mayo de 2015.

De acuerdo con el MP, esta es la primera estructura de contrabando aduanero que fue desarticulada.

Durante el juicio se reprodujo el testimonio en 2012 del exfiscal Rigoberto Castañón Mejía, quien reconoció que cuando trabajó en la agencia de Tecún Umán, San Marcos, entre 2005 y 2012, recibió sobornos a cambio de mostrar a la estructura las acciones del MP contra el trasiego de gasolina a Guatemala desde México y El Salvador.

La Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) desbarataron la estructura el 25 de enero de 2012.

Contenido relacionado

> Abogado Mario Cano pierde el edificio con el que le pagó Roxana Baldetti

> Banda de Walter Mendoza, que despojó de fincas a campesinos, podría ser condenada  a 26 años

> Mercados y camiones de basura son la gallina de huevos de oro de los extorsionistas