Acnur: no fuimos involucrados en la implementación de acuerdo de asilo

Al igual de la OIM, agencia de la ONU que ve el tema de refugiados se distancia del acuerdo migratorio, mientras la Pastoral de Movilidad Humana señala que un migrante cuya vida corre riesgo por ningún motivo debe ser enviada de vuelta al país del cual huyó.

Miles de migrantes intentan cada año ingresar a EE. UU. que ahora ha puesto un cerrojo a las solicitudes de asilo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Miles de migrantes intentan cada año ingresar a EE. UU. que ahora ha puesto un cerrojo a las solicitudes de asilo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El representante regional para Centroamérica y Cuba de la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Giovanni Bassu, aseguró que esa oficina no fue tomada en cuenta para la implementación del acuerdo migratorio firmado entre EE. UU. y Guatemala; de hecho, el gobierno de Jimmy Morales ni siquiera se ha comunicado con ellos en estos días.

“No fuimos involucrados, Acnur no es parte del acuerdo bilateral entre Guatemala y EE. UU.”, expuso Bassu, quien aseguró que han pedido “desde hace mucho tiempo” detalles de cómo los gobiernos implementarán el acuerdo, pero no han tenido respuesta.

Agregó que, en el caso del hondureño retornado este jueves a la Fuerza Aérea, fue el Gobierno de Guatemala quien lo aceptó, asimismo señaló que les causó preocupación la forma cómo se mediatizó el caso puesto que se trata de un asunto humanitario.

Según Bassu, Acnur no tiene nada que ver con el acuerdo migratorio; sin embargo, seguirán trabajando de acuerdo con su mandato que es fortalecer sistemas de asilo y brindar ayuda humanitaria a los solicitantes de protección.

Pese a reconocer que la oficina ha recibido fondos de EE. UU., Bassu afirmó que estos no tienen relación con la implementación del convenio, y más bien Acnur los destinará para dar cumplimiento al Marco Integral de Protección y Soluciones que se implementa en toda Centroamérica.

“La responsabilidad de un acuerdo es de dos partes, y aquí hay dos que son el gobierno de EE. UU. y el de Guatemala, Acnur no está en ese plan”, reiteró el funcionario internacional.

Al igual que los guatemaltecos, los migrantes hondureños o salvadoreños ingresrán al país por la Fuerza Aérea. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

 

Respecto al acuerdo, Bassu precisó que Guatemala tiene un sistema de asilo “incipiente” que no ha experimentado tantas solicitudes, por lo cual se necesita invertir mucho para crear las condiciones necesarias para cumplir las garantías del acuerdo de cooperación.

OIM también se distancia

 

En tanto, el pasado miércoles a las 23.50 horas, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en Guatemala difundió un comunicado donde daba a conocer un nuevo programa de retorno voluntario asistido que “beneficiará a migrantes que soliciten regresar a su país”.

Aunque desde un principio, el organismo negó que el plan tuviera relación con el acuerdo migratorio de asilo firmado con EE. UU., lo cierto es que horas más tarde el Gobierno daría a conocer la implementación del plan.

Sin embargo, la OIM insiste en que este tipo de programas de retorno voluntario ya los ha implementado desde hace tiempo y que el lanzado el miércoles casi a la media noche, se había planificado desde el año pasado con motivo del flujo de caravanas de migrantes de Honduras y El Salvador, y que este plan será no solo para los solicitantes de asilo, sino también para cualquier migrante que lo necesite.

“Este programa ya se había estado implementando en la región desde hace años. Cobró relevancia en el marco de los flujos mixtos que iniciaron a transitar por Centroamérica (caravanas) y este programa es parte de esa asistencia humanitaria”, aseguró Melissa Vega, jefa de Prensa de la oficina de la OIM en Guatemala.

El paso de enormes caravanas, el año pasado, encendió las alarmas de EE. UU. que comenzó a firmar acuerdos de seguridad con los países de Centroamérica. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

 

Añadió que el programa está destinado a auxiliar a cualquier migrante que lo requiera y que esté varado, o bien sea que pertenezcan a grupos vulnerables como niñez no acompañada o personas víctimas de trata.

Vega añadió que coordinarán con los gobiernos y con la oficina de Alto Comisionado para los Refugiados (Acnur) el traslado de migrantes, y enfatizó que, en el caso del hondureño retornado este jueves, la OIM se hizo cargo a solicitud del Gobierno de Guatemala.

La comunicadora enfatizó en que el programa no se lanzó a propósito del acuerdo migratorio de asilo que implementó EE. UU. desde este jueves, ya que “la OIM no es parte de los acuerdos, ni los está implementando en forma alguna”.

En cuanto a la forma cómo serán devueltos a su país de origen, Vega comentó que dependerá de cada caso, aunque la OIM hará una entrevista inicial y luego se le proveerá asistencia humanitaria, un médico evaluará al migrante para decidir si está en condiciones de viajar, y se le hará una entrevista psicosocial.

Agregó que si uno de los solicitantes de retorno asistido es víctimas de trata, su caso será abordado desde otra perspectiva y tanto el traslado como el hospedaje tendrá “características de seguridad” y protección.

Miles de hondureños intentan cada año llegar a EE. UU. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

 

Preocupación

 

A la vez de recordar que desde un inicio se han opuesto al acuerdo de asilo porque Guatemala no tiene la capacidad de recibir a una gran cantidad de solicitantes de protección, la Pastoral de Movilidad Humana de la Iglesia Católica, mostró en un comunicado su “grave preocupación” por el plan de retorno voluntario anunciado por la OIM, puesto que esto representaría poner en riesgo a un solicitante de asilo al ser enviado de vuelta al país del cual huyó, con lo cual no se respetará el principio internacional de “no devolución”.

“Hacemos responsables a los Estados Unidos de América, al Estado de Guatemala y a la OIM de cualquier violación a los derechos humanos y les hacemos responsables incluso de la posible muerte de estas personas a quienes no se les respetó el derecho a solicitar, ser reconocidos, acompañados e integrados a una comunidad segura para resguardar la vida”, advirtió la Pastoral en el comunicado.

Criticó que no se conoce ningún plan o proceso para dar asistencia a los solicitantes de asilo mientras tarda su solicitud, ni tampoco para tratar de integrarlos a la vida económica y social de Guatemala.

Además, mostró “indignación” al recordar que el Estado de Guatemala no ha sido capaz de dar respuestas a 400 solicitudes de asilo formuladas desde el año pasado, puesto que los solicitantes de protección “son seres humanos que merecen respeto, cuidado, protección y seguridad”.

Contenido relacionado

¿Cuánto le cuesta a México el asilo a Evo Morales?, esto respondió López Obrador

Crisis en Bolivia: Evo Morales acepta el asilo ofrecido por México

Guatemala no cuenta con albergues para salvadoreños y hondureños solicitantes de asilo en EE. UU.

 

 

 

 

0