Agencias engañaban a migrantes que buscaban legalizar su estatus pero eran detenidos

Dos agencias de inmigración de EE.UU. atrajeron a indocumentados a entrevistas para conseguir el permiso de residencia con el objetivo de detenerlos y, en algunos casos, deportarlos, de acuerdo a una demanda de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), a la que la agencia de noticias EFE tuvo acceso este martes.

ICE ha endurecido sus operativos y han aumentado las detenciones de indocumentados dentro de EE. UU. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
ICE ha endurecido sus operativos y han aumentado las detenciones de indocumentados dentro de EE. UU. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La organización civil denunció que el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, en inglés) y del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) coordinaron una estrategia para arrestar a inmigrantes sin documentación en regla en algunas ciudades del país.


Las entrevistas para conseguir la residencia legal, que son conducidas por USCIS, fueron programadas a determinadas horas a petición de agentes del ICE, que solicitaron, además, que hubiera suficiente tiempo entre las citas para que los medios de comunicación tuvieran “menos opciones” de descubrir esta táctica, según ACLU.

El requerimiento judicial desvela varios correos electrónicos entre agentes del ICE y miembros del personal del USCIS que descubren la elaboración de este procedimiento.

En uno de estos correos, el agente del ICE Andrew Graham reclamó tiempo suficiente entre las entrevistas a un trabajador de la oficina del USCIS de manera explícita, con el fin de detener a personas indocumentadas que son parejas de estadounidenses al finalizar las mismas.

“En lo que se refiere a los horarios, preferiría que no hagan (las entrevistas) todas al mismo tiempo, ya que no solo afecta nuestra capacidad de transportar y procesar varios arrestos, sino que también tiene el potencial de atraer los intereses negativos de los medios, cómo hemos visto en el pasado”, escribió Graham.

La ACLU representa en esta demanda a cinco familias que han sufrido estas estrategias, pero según los abogados de la organización civil, ICE ha llevado a cabo este plan al menos en 17 ocasiones, de acuerdo a información publicada por el The Boston Globe.

Lea también: sube interés por agricultores guatemaltecos por trabajar en Canadá

La guatemalteca Lilian Calderón, de 30 años y madre de dos niños, fue detenida justo después de terminar “con éxito” una entrevista en una oficina del USCIS en el estado de Rhode Island para iniciar la petición de un estado de residente permanente, a la que asistió con su marido estadounidense.

Calderón estuvo retenida más de una semana en un centro de detención de inmigrantes en Boston (Massachusetts) para posteriormente ser deportada, un proceso que fue bloqueado después de que la sección de la ACLU en ese estado interpusiera una demanda.


El caso de Calderón y otras cuatro familias, representadas por la organización, continuará el próximo 20 de agosto en un tribunal de distrito de Massachusetts

“Nos tratan como terroristas”

Walter Batres, guatemalteco que lleva 22 años de residir en EE. UU., expuso que el gobierno usa toda la tecnología que utiliza para investigar terroristas, aunque reconoce que era algo que esperaban que pasara en la administración de Donald Trump.

“Es un espionaje bien equipado el que implementan, ahora están tratando a todos los migrantes como un día sospechamos que Trump lo iba a hacer, nos está tratando como terroristas, nos investigan, oyen nuestras conversaciones, aunque seamos documentados”, reclamó Batres. 

Lea también: Así fue el emotivo reencuentro de padres y sus hijos, separados por la tolerancia cero de Donald Trump

Dijo temer que el gobierno monitorea qué escriben en redes sociales y utilizan aparatos sofisticados que permiten rastrear las llamadas y ubicar a los indocumentados en edificios y apartamentos.

“Están persiguiéndonos con tecnología muy sofisticada a través de nuestras tarjetas de crédito o de débito y a través del celular”, añadió. 

Como medidas emergentes que deben adoptar los migrantes, recomendó Batres, esta cambiar el número de teléfono, y de haber huido o evitado citaciones en las cortes, no registrar vehículos con su nombre.

Contenido relacionado

> Gobierno de EE. UU. crea grupo para reunir a familias con padres deportados
> Migrantes guatemaltecos buscan inclusión laboral
> Guatemaltecos buscan refugio en iglesia para evitar deportación