Anthony se reunirá con su madre luego de tres meses de separación

Elsa Johanna Ortiz Enríquez llegó el pasado 10 de julio en las afueras de un hotel de la zona 10 capitalina y protestó para que le devolvieran a su hijo, en ese entonces habían pasado dos meses desde que había sido separada de su pequeño. 

Elsa Johanna Ortiz, durante una protesta para que le devolvieran a su hijo el pasado 10 de julio. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Elsa Johanna Ortiz, durante una protesta para que le devolvieran a su hijo el pasado 10 de julio. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Ese día, Elsa Johanna le habló a través de una videollamada a Anthony y le aseguró que haría todo lo posible por tenerlo de vuelta. Dentro del hotel autoridades de EE. UU., México y Centroamérica debatían medidas para frenar la migración ilegal.


Este martes la espera terminará para la joven mujer ya que su hijo regresará en un vuelo procedente de Texas a eso de las 22 horas.

La madre del menor indicó que la noticia la tomó por sorpresa, pero que se siente “muy feliz por tener de vuelta a mi pequeño”.  “Lo primero que voy a hacer es abrazarlo y besarlo y decirle cuanto lo quiero”, añadió la mujer. 

José Ortiz, padre de Elsa Johanna y abueno de Anthony, dijo que tanto él como su hija están felices de tener al niño de vuelta ya que estos meses fueron “muy duros y de mucho sufrimiento”.

“Gracias a Dios todopoderoso y luego a los abogados que están allá en Estados Unidos. Estamos felices. Yo soy el abuelo, pero Anthony es como mi hijo. No tenemos cómo pagar a Jesús por esto”, afirmó Ortiz.

El abogado Pedro Pablo Solares, quien acompañó y asesoró a Elsa Johana durante el proceso que tardó la separación, precisó que los abogados que representaron al niño, Michael Avenatti y Ricardo de Anda lograron una custodia especial y extraordinaria para traer de vuelta a Guatemala a Anthony, algo a lo que, en principio se había opuesto el Gobierno de Estados Unidos.

Lea también: Guatemaltecos buscan refugio en iglesia para evitar deportación

Denuncia retardo

Solares denunció que, a pesar de que ya todo está listo para que el niño sea entregado a su madre, personal de la Secretaría de Bienestar Social de la Presidencia (SBS) trata de impedirlo ya que afirma debe ser esa institución la que reciba al niño y entregarlo a los padres en la casa hogar Nuestras Raíces.

De acuerdo con Solares, esa acción demuestra “la falta de empatía que tiene el personal de la casa hogar, que ha tratado de una manera irrespetuosa a Elsa y pone en riesgo el trabajo de muchas personas que han intervenido para lograr la reunificación”.

Al respecto, una portavoz de la SBS se limitó a indicar que “se trabaja siempre apegados a los protocolos y con el fin de reunificar, con el apoyo de Procuraduría General de la Nación y la Dirección General de Migración”.  

Lea también: La muerte continúa al acecho de migrantes en el desierto de Arizona

Anthony es uno de los 465 menores de edad que fueron separados de sus padres que intentaron cruzar de manera ilegal la frontera entre EE. UU. y México mientras estuvo vigente la política de separación de familias del gobierno estadounidense.

Hasta hace unas semanas, solo 58 familias había sido reunificadas.

Contenido relacionado

> Emotiva reunificación de niños separados de sus padres en EE. UU.
> Gobierno de EE. UU. crea grupo para reunir a familias sus padres deportados
> Migrantes guatemaltecos buscan inclusión laboral