Caravana de migrantes pone a Guatemala y Honduras entre la espada y la pared

Para el excanciller Gabriel Orellana, la crisis de los migrantes hondureños en su paso por Guatemala es consecuencia de la política exterior del presidente Jimmy Morales, quien, a su juicio, ha sido condescendiente con la administración Trump.

Los hondureños se movilizan en grupos dispersos hasta la frontera con México. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)
Los hondureños se movilizan en grupos dispersos hasta la frontera con México. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)

Según el diplomático, el gran problema que enfrenta el mandatario –y los otros del Triángulo Norte— es que se encuentra “entre dos fuegos, porque por un lado está la solidaridad y los convenios centroamericanos y por el otro el pedido de EE. UU.  de que deben frenar esta marcha y la migración de la región”, indicó Orellana.


Destacó que está demostrando que el Triángulo Norte de Centroamérica tiene mucha importancia para la seguridad de Estados Unidos.

“Sería un fracaso del gobierno de Donald Trump si después de que ordenó construir una muralla en su frontera con México para impedir la migración,  ahora llegue una cantidad de hondureños y que estos pasen como si fuere un ciclón y entren a EE. UU. Así que, con qué cara quedaría el mandatario”, advirtió.

De acuerdo con Orellana, el problema de la migración podría alcanzar grandes dimensiones si no se trata de manera adecuada.

Recomendamos ver: Así es como los hondureños pasan por el río Suchiate hacia México

Fines políticos

Para el también   excanciller Fernando Carrera,  el presidente Trump está aprovechando la Caravana para sus propios fines políticos en contra de los demócratas.  

“Su objetivo es movilizar a sus seguidores de cara a las elecciones de noviembre, de tal manera que apoyen al Partido Republicano como el único con imagen de duro en temas migratorios”.

Lea más: Jimmy Morales desafía a Trump y rechaza condiciones de ayuda

Carrera considera que las amenazas de Trump a los gobiernos centroamericanos lo hacen ver como ese líder político antinmigrantes cuyos votantes aprecian y admiran.

El excanciller asegura que la caravana de los migrantes hondureños fue convocada como una forma de protesta frente a la falta de oportunidades económicas y la inseguridad en ese país.

La solidaridad de los guatemaltecos ha ayudado a que los hondureños avancen. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)

Según Dirk Bornschein, coordinador del programa de Migración y Desarrollo de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), esta marcha es el reflejo de que la población hondureña ya no soporta vivir el sistema económico de ese país. “Las economías de Guatemala y Honduras tienen muchos problemas porque la riqueza está concentrada en pocos sectores”, comentó.

“En Guatemala, el 70 por ciento no logra integrarse al trabajo formal y en Honduras el índice es mayor”, agregó.

Contenido relacionado

> UNE fracasa en su intento por restarle fuerza al TSE
> Embajada de Estados Unidos señala mal uso de Jeep J8
> Piden hasta 560 años de cárcel por granadazo en Hospital General