Cierran centro de detención de migrantes donde murió un menor guatemalteco

El principal centro de detención de migrantes de EE. UU., ubicado en McAllen, Texas, suspendió sus actividades temporalmente luego de detectar a varios migrantes con altos niveles de fiebre, un día después de que un menor guatemalteco murió por causas aún desconocidas en ese lugar.

Inmigrantes detenidos en McAllen, Texas, donde se ve a varios niños. (Foto Prensa Libre: AFP)
Inmigrantes detenidos en McAllen, Texas, donde se ve a varios niños. (Foto Prensa Libre: AFP)

“Para evitar la propagación de enfermedades, el Sector del Valle del Río Grande (RGV) ha suspendido temporalmente las operaciones de admisión en el Centro de Procesamiento Central”, dijo la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos en un comunicado.

“Las personas detenidas en el sector de RGV se llevarán a cabo en otros lugares hasta que se resuelva esta situación”, añadió.

La oficina explicó que el personal médico del centro identificó a los migrantes bajo custodia con fiebres altas y con “signos de una enfermedad relacionada con la gripe” y que se les está brindando tratamiento médico.

Las autoridades migratorias no precisaron el número de migrantes afectados por la enfermedad.

El centro de procesamiento de McAllen es una de las instalaciones más abarrotadas de indocumentados a lo largo de la frontera sur de Estados Unidos.

Le puede interesar: “Esa negligencia limita con la criminalidad”: Congresistas piden investigar muerte de niños migrantes

El menor guatemalteco

El cierre del centro se da un día después de la muerte de Carlos Gregorio Hernández Vásquez, de 16 años, un joven originario de Cubulco, Baja Verapaz, que perdió la vida en su intento por llegar a Estados Unidos.

Las muertes de los menores migrantes guatemaltecos no dejan de levantar sospechas sobre los tratos a los que son sometidos una vez detenidos por la Patrulla Fronteriza de EE. UU.

Bartolomé Hernández, padre de Carlos, dijo a la cadena de noticias Univisión que su hijo salió “contento” de casa, mientras que la madre, Gilberta Vásquez, exige justicia, puesto que asegura su hijo no estaba enfermo.

Contenido relacionado

> El patrullero que atropelló a un guatemalteco y llamó “repugnante basura” a los migrantes

> Los rostros inocentes de la tragedia migratoria en Guatemala

> Piden necropsias en Guatemala a niños migrantes para aclarar la razón de su muerte

0