Guatemaltecos se unen y llevan alegría a connacionales de la caravana en Tijuana

Walter Tecú Lara tenía dos meses de no probar un bocado de carne. Desde que decidió unirse a una de las caravana de centroamericanos cuando pasó por Guatemala se ha alimentado de lo que le han proveído personas de buen corazón.

Hombres, mujeres y niños participaron en el convivio y recibieron ropa y zapatos. (Foto: Walter Batres)
Hombres, mujeres y niños participaron en el convivio y recibieron ropa y zapatos. (Foto: Walter Batres)

En la ciudad fronteriza de Tijuana, México, el pasado sábado tuvo la oportunidad de disfrutar de un platillo de carne asada, muy al estilo guatemalteco, donde no faltan los frijoles negros volteados, el chirmol de tomate, así como los cebollines asados y tortillas tostadas al carbón. 


Lejos de su país y sin haber logrado aún su objetivo, Tecú es parte de un nutrido grupo de guatemaltecos que pasará las fiestas de fin de año en esa ciudad del estado de Baja California, ciudad fronteriza con Estados Unidos.

Connacionales que radican en el sur de California unieron esfuerzos para juntar ropa, comida y artículos de higiene personal y así llevar un poco de alegría a los guatemaltecos, que se unieron a las caravanas de migrantes hondureños y salvadoreños en distintas fechas desde octubre pasado cuando comenzaron su travesía con el objetivo de llegar a EE. UU.

Los migrantes esperan su turno para ser atendidos por autoridades estadounidenses y presentar sus solicitudes de asilo, pero mientras ese momento llega deben permanecer en Tijuana, en albergues o carpas.

Fue a esos lugares a donde sus compatriotas llegaron para llevarles un pedacito de Guatemala y celebrar un convivio en la víspera de la Navidad, para que olvidaran, aunque sea por unos momentos, la tragedia que los expulsó de su país y la incertidumbre de no saber si serán admitidos en EE. UU.

Lea también: Así será el empadronamiento para los migrantes para que puedan participar en las elecciones 2019

“Les venimos a decir a nuestros compatriotas que no estamos acá para solucionar sus problemas, pero sí a estar un ratito con ellos, para que sientan el sabor navideño de Guatemala, ellos han sentido el calor guatemalteco”, dijo Eva Hernández, una de las voluntarias, mientras ayudaba a preparar el tradicional churrasco chapín.

El convivio fue organizado por la Red Migrante Guatemalteca y se celebró en una vivienda que otra guatemalteca que reside en Tijuana alquila para ayudar a aquellos que chapines que buscan cruzar la frontera.

Los voluntarios guatemaltecos que hicieron la colecta de ropa y víveres radican en Los Ángeles. (Foto: Walter Batres)

Participaron unas 50 personas, hombre mujeres y niños. Aunque en principio se pensó que la actividad sería para guatemaltecos, al final también se unieron algunos hondureños y salvadoreños.

La Red Migrante logró recolectar casi mil 500 libras de ayuda para los migrantes varados en Tijuana, muchos de los cuales tienen programad su cita con Inmigración de EE. UU. hasta enero del 2019, por lo cual algunos, los más afortunados, han conseguido trabajo en esa ciudad fronteriza, mientras que a otros solo les queda vivir de la solidaridad humana.

Nostalgia

Muchos de los migrantes consultados reconocieron sentir nostalgia y tristeza al probar la comida que tradicionalmente se come en Guatemala, pero que tenían tiempo de no degustar. Otros, como Saulo Ramírez, originario de Quetzaltenango, afirmó que pese a la desesperación que siente por saber si le permitirán o no ingresar a EE. UU. disfrutó la actividad, la compañía y las pláticas que sostuvo con sus connacionales que radican en ese país y que, como él, hace muchos años migraron desde Guatemala.

Lea también: El novedoso plan de EE. UU. para contener la migración y en el cual México juega un papel crucial

Víctor de León vive en Mixco, asegura que en Guatemala dejó a su esposa e hijos y decidió unirse a la caravana porque no consiguió trabajo y vio la oportunidad de superarse cuando se enteró de la caravana.

“Estuve trabajando en una empresa por 12 años, pero quebró y ya no conseguí trabajo. Si no tienes un título universitario a los 40 años solo se consiguen trabajos mal pagados”, subrayó.

Añadió que se unió a la caravana porque consideró que era menos difícil y peligroso cruzar México, y ahora en la frontera solo espera una oportunidad para atravesar la línea fronteriza.

Walter Batres, director de la Red de Migrantes expuso que los guatemaltecos integrantes de la asociación se unieron durante dos semanas para recolectar zapatos y ropa nueva y usada, así como productos de higiene personal y alimentos.

Según el líder migrante, durante el convivio los organizadores sintieron una mezcla alegría y tristeza al ver las condiciones en que viven los guatemaltecos.

“Tener ese contacto con sus paisanos fue algo por lo que se sintieron bien y agradecidos, ese era el objetivo, que pasaran un buen rato”, precisó.

Lea también: Plan Alianza para la Prosperidad debe ampliarse a más municipios pobres

Olvidados

Algunos de los voluntarios guatemaltecos que organizaron el convivio criticaron el “abandono” en que se encuentran sus connacionales en la ciudad fronteriza de Tijuana donde no hay autoridades de gobierno que se preocupen por su bienestar.

Convivio con Personas Migrantes de la Caravana en Tijuana.

Publicado por Red Migrante Guatemalteca en Domingo, 23 de diciembre de 2018

Jenni Ramírez sintió la necesidad de apoyar a sus compatriotas y se anotó para cruzar la frontera de California hacia México para colaborar con el convivio. Aseguró sentirse conmovida y que se le partió el corazón luego de conocer casos de jóvenes guatemaltecos no tienen oportunidades de superación en Guatemala.

Ramírez indicó que las condiciones en las que están los guatemaltecos son deplorables ya que viven hacinados en dos pequeñas casas que una guatemalteca que radica en Tijuana renta, y algunos duermen en el piso y tienen que soportar el frío que por esta época del año es muy intenso.

Ante la ausencia de ayuda gubernamental, los guatemaltecos que permanecen en Tijuana están a expensas de la solidaridad de los habitantes de esa ciudad.

Contenido relacionado

> En el sur de México miles de guatemaltecos trabajan en la agricultura
> Migrante guatemalteco fallece atropellado en Texas
> EE. UU. devolverá a México a solicitante de asilo