Migración del Triángulo Norte crece a ritmos alarmantes

El número total de migrantes que llegan  a EE. UU. provenientes de Guatemala, El Salvador y Honduras —el triángulo norte centroamericano—  está a punto de superar a los procedentes  de México.

Agentes de la Patrulla Fronteriza y otras agencias de EE. UU. asisten al grupo de migrantes que llevaba una semana perdido en el desierto.  (Prensa Libre: Border Patrol)
Agentes de la Patrulla Fronteriza y otras agencias de EE. UU. asisten al grupo de migrantes que llevaba una semana perdido en el desierto.  (Prensa Libre: Border Patrol)

No es ningún secreto: miles de guatemaltecos, hondureños y salvadoreños todos los años dejan su tierra natal y migran a Estados Unidos para huir de la violencia o en busca de oportunidades de trabajo.


No obstante, de acuerdo con datos analizados por la firma de investigación Pew Research Center, el número de migrantes provenientes del Triángulo Norte en EE. UU. se ha incrementado a un ritmo muy rápido que no se preveía, hasta casi alcanzar a México, que históricamente había sido el país del que más indocumentados provenían de Latinoamérica.

Que sea la región desde donde más personas viajan de manera ilegal a EE. UU. también significa que se incrementan los riesgos que deben afrontar en travesías de más de una semana, muchas veces sin alimentación y otras sin un guía, lo que significa que grupos son constantemente rescatados por patrullas fronterizas.

Según  los datos de la Oficina del Censo de EE. UU., analizados por Pew, alrededor de 115 mil nuevos inmigrantes llegaron del Triángulo Norte en el 2014, casi el  doble de los 60 mil que ingresaron en  los EE. UU. tres años antes.
Entretanto, el número de nuevos migrantes desde México disminuyó ligeramente de 175 mil en el 2011 a 165 mil en el 2014.

Los cambios en las tendencias son significativos, si se toma en cuenta que las poblaciones de Guatemala, El Salvador y Honduras suman   31 millones, mientras que México es habitado por más de 124 millones de personas.

En realidad, según la misma fuente, la población migrante nacida en algún país del Triángulo Norte y que reside en EE. UU. creció entre el 2007 y el 2015 hasta 32 por ciento, en el caso de Honduras; Guatemala,  31 por ciento, y El Salvador, 19 por ciento. La población mexicana se redujo en  6 por ciento.

Si bien es cierto que la comunidad  mexicana  en EE. UU. en el 2015 –12 millones–  superaba con creces a la del Triángulo  Norte, las comunidades de las tres naciones centroamericanas han crecido en importancia como fuente de inmigrantes al país norteamericano.

Tanto en el 2007 como en el 2015, El Salvador ocupó el quinto lugar entre los países de origen, con 1.4 millones de inmigrantes en los EE. UU. En esos mismos años, Guatemala pasó al décimo puesto  con 980 mil inmigrantes, mientras que Honduras ocupó el puesto 15 con 630 mil.

La firma de investigación considera que la tendencia de migración hacia EE. UU. se mantendrá y que los países del Triángulo Norte, a pesar de contar con cuatro veces menos población, estarán en los próximos años igualando o podrían incluso superar al número de migrantes mexicanos.

En esa misma línea, la cantidad de deportaciones también se ha incrementado. Hasta agosto se reportaban siete mil 904 connacionales detenidos, dos mil 843 más que en el 2016 y dos mil 480 más que en el 2015.

El Migrante promedio

En todo el mundo, ocho de cada 10 migrantes nacidos en El Salvador, Guatemala y Honduras viven en los Estados Unidos, según cálculos de las Naciones Unidas. La mayoría reside en estados que son populares entre los latinoamericanos; no obstante, hay preferencias relacionadas con su país de origen.  

De acuerdo con el análisis de Pew, tres de cada 10 salvadoreños y guatemaltecos prefieren asentarse en California, en ciudades como Los Ángeles, principalmente, mientras que los hondureños optan por buscar casa y trabajo en ciudades como Houston y Dallas, en Texas, y Miami, en Florida.

En aproximadamente seis de cada 10 hogares de migrantes centroamericanos en EE. UU. hay personas menores de18 años. En ese sentido, en siete de cada 10 casas los niños menores de 5 años no hablan inglés competentemente.

Baja educación

El nivel de educación de la población migrante de las naciones del Triángulo Norte está por debajo del de todos los inmigrantes de EE. UU.

Entre las personas de 25 años en adelante, la mitad o más de cada país no ha completado la escuela secundaria, según Pew.

Guatemala es el único país del Triángulo Norte del que hay sustancialmente más hombres –59% en el 2015–  que mujeres –41%–  entre los inmigrantes estadounidenses. Los grupos por sexo son casi iguales para  salvadoreños y hondureños.