Redadas de inmigrantes en EE. UU. aumentan tensión en organizaciones humanitarias y gobiernos de la región

Líderes migrantes en Estados Unidos crearon los “Comités de resistencia” estadounidense contra las redadas de inmigrantes indocumentados ordenadas por el presidente Donald Trump, las cuales están anunciadas para este domingo 14 de julio, para que estos no enfrenten solos ante agentes de inmigración. También los gobiernos de México y Honduras prometen “apoyo” a sus migrantes, en tanto Guatemala guarda silencio.

Ante las redadas masivas de inmigrantes hay organizaciones humanitarias y gobiernos atentos a los operativos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Ante las redadas masivas de inmigrantes hay organizaciones humanitarias y gobiernos atentos a los operativos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“Cuando a una persona indocumentada le tocan la puerta los agentes del servicio de inmigración (ICE) para deportarlos, se sienten solos, desprotegidos, muchos no saben qué hacer”, dijo a Efe Ron Góchez, portavoz de la Unión del Barrio, uno de los creadores de la iniciativa ante las deportaciones de inmigrantes desde Estados Unidos (EE. UU.).

“Una persona organizada, como en los Comités de resistencia, sabrá que no está solo, sabrá de sus derechos de no abrir la puerta y de inmediato hablar por teléfono a sus amigos de la organización quienes se movilizarán para apoyarlo y buscar abogados”, aclaró.

Trump confirmó que comenzarán las redadas masivas contra personas con órdenes de deportación como “criminales” y pandilleros de la mara “MS13”, pero se teme que incluirán a familias sin problemas con la Ley.

“Cuando agentes del Gobierno llegan a una vivienda y al abrir la puerta no encuentran al que buscan, se llevan a toda persona sin documentos en esa familia”, denunció Góchez durante una reunión de unos sesenta activistas e indocumentados.

Ese tema fue discutido este sábado 13 de julio en Los Ángeles, California en el primer encuentro de los “Comités de resistencia” junto con otras Inquietudes similares por cientos de organizaciones a nivel nacional.

En las reuniones “medio clandestinas”, para que “no llegue a hacer redadas la migra”, Góchez indicó que los organizados en “la resistencia” aprenderán su derecho de buscar apoyo, aunque los agentes presionen.

“Si lo detienen en la calle o el trabajo, lo único que tienen que responder a los agentes es cuál es su nombre y no dar un nombre falso, porque eso le puede acarrear problemas”, aconsejó el portavoz de Unión del Barrio.

En todos los casos tiene que comunicarse con el “Comité de resistencia” para que aboguen, cualquier organización de apoyo a inmigrantes o un abogado, aconsejan.

Guatemala, en silencio

La Cancillería y Presidencia de Guatemala no han emitido opinión ante el anuncio del gobierno de EE. UU. por el comienzo de redadas de inmigrantes. El presidente Jimmy Morales se reunirá con su homólogo estadounidense, pero se desconoce si hará alguna petición por los operativos advertidos.

Mientras Guatemala guarda silencio otros países de la región empiezan a brindar respaldo a sus inmigrantes en EE. UU.

La titular de la Secretaría de Gobernación de México, Olga Sánchez Cordero, dijo el sábadp 13 de julio que el Gobierno mexicano estará “muy pendiente” de lo que suceda con sus ciudadanos en EE. UU., ante la amenaza de deportaciones masivas que ha anunciado el presidente Trump.

“Vamos a estar muy pendientes para proteger a nuestros connacionales en el retorno. Vamos a defender a nuestros connacionales a través de nuestros consulados”, indicó Sánchez Cordero a medios tras un informe de labores del senador Martí Batres.

En tanto, ante las posibles “redadas” que tienen la finalidad de detener a personas migrantes que cuenten con una orden de deportación final, la Comisión Nacional de Derechos Humanos se posicionó sobre el tema.

Consideró que las acciones anunciada por el Gobierno estadounidense “pone en riesgo la situación en la que se encuentran las personas migrantes, toda vez que la realización de acciones como estas conlleva su estigmatización y los criminaliza”

Además, contribuye a generar “un clima de temor y fomenta discursos de odio en contra los migrantes al señalarlos como “delincuentes”, ocasionando actos de discriminación y xenofobia.

El viernes, el jefe de la Casa Blanca confirmó que su Gobierno iniciará este domingo 14 de julio redadas masivas en nueve grandes ciudades del país para deportar a “miles” de indocumentados, y dijo que planea visitar en algún momento un centro de detención para inmigrantes.

A menos de 24 horas del inicio de las redadas masivas, el Gobierno mexicano continúa a la expectativa de lo que pueda suceder.

“Es algo que puede pasar -las deportaciones-, pero no está confirmado. Y si se diera nosotros tenemos mecanismos de protección para nuestros compatriotas y para los migrantes, como lo estamos haciendo, pero no adelantemos vísperas”, apuntó el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, el viernes último en su conferencia de prensa matutina.

El servicio consular de Honduras apoyará a los hondureños que viven en EE.UU. de manera ilegal y requieren servicios de protección o asesoría ante las redadas de indocumentadas ordenadas por el presidente estadounidense, expusieron fuentes oficiales en Tegucigalpa.

La vicecanciller para Asuntos Consulares, Nelly Jerez, indicó que las embajadas y consulados de Honduras en EE. UU. han estado “concientizando” a los hondureños sobre las medidas de prevención que deben tomar y las acciones de protección para garantizar la seguridad de sus hijos.

Jerez sugirió a los hondureños que “mantengan la calma, no revelen su situación migratoria y que soliciten la orden judicial de arresto o revisión antes de abrir las puertas a las autoridades migratorias”.

Destacó además la importancia de que los migrantes no proporcionen “información falsa” a los agentes de migración y registren como hondureños a sus hijos menores nacidos en Estados Unidos.

La funcionaria aseguró que todas las oficinas consulares de Honduras en Estados Unidos trabajarán las 24 horas y se ha habilitado un teléfono especial para cualquier emergencia durante los fines de semana.

Señaló que el personal de los Centros de Atención al Migrante Retornado (CAMR) en las localidades de La Lima y San Pedro Sula, en el norte de Honduras, está “preparado” para recibir a los hondureños que sean deportados y darles “un regreso digno” a su país.

Contenido relacionado:

“Guatemala no tiene las condiciones para ser tercer país seguro”, afirma Amnistía internacional

Acuerdo para que Guatemala sea tercer país seguro es ilegal, afirma Eliot Engel

Abogan porque convenio que volvería tercer país seguro a Guatemala no se firme con EE. UU.

 

 

 

 

3

Carlisle Johnson Hace 2 meses

basado en el pasado se espera 200 detenciones

Carlos Perez Hace 2 meses

asi es la politica es redada y punto trump pone presion para sacar del aire el asilo q es lo q lo tiene enfadado ya q todo el mundo esta pidiendo asilo, y esto ocasionan una avalancha de personas queriendo ingresar a los estados unidos pero toda migracion en el mundo tiene sus leyes y se deben respetar, si esta situacion no se resuelve estados unidos se va a superpoblar y ya no habra trabajo, la delincuencia aumentara sera un desastre y es por eso q trump quiere frenar esa ola de ilegales en sus fronteras

Carlisle Johnson Hace 2 meses

2,000 entre 12 millones.