Cobro del IUSI genera diferencias

La propuesta de reforma fiscal que impulsa el Organismo Ejecutivo plantea que la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) sea quien cobre el impuesto único sobre inmuebles (IUSI). y luego traslade esa recaudación a las municipalidades, y aunque esa intermediación no es obligatoria, autoridades ediles de los 340 municipios del país difieren al respecto.

Publicado el
Las comunas con eficiente recaudación del IUSI son Guatemala, Villa Nueva y Santa Catarina Pinula. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Las comunas con eficiente recaudación del IUSI son Guatemala, Villa Nueva y Santa Catarina Pinula. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Las contradicciones que detectaron algunos alcaldes en la propuesta del Ejecutivo incluyen la degradación de la autonomía municipal, transgresión de la descentralización, rechazo a la revalorización de inmuebles y desgaste político.

El director ejecutivo de la Asociación Guatemalteca de Alcaldes y Autoridades Indígenas (Agaai), Carlos Guárquez, indicó que no están de acuerdo con que sea la SAT la que se encargue de cobrar el mencionado impuesto, ya que eso transgrede la descentralización.

“Hemos analizado con alcaldes la propuesta —de reforma fiscal— del Organismo Ejecutivo y vemos que no es viable que el cobro del IUSI pase a la SAT, porque se vuelve a la centralización y quitan capacidad a las municipalidades de recuperar recursos locales e inmediatos”, explicó.

Según Guárquez, se debe fortalecer a las comunas con capacitación y tecnología para mejorar la recaudación del tributo. “Si las municipalidades tienen bajos niveles de recaudación del IUSI es porque la población está mal informada. Es en ese aspecto que se debe apoyar a las autoridades ediles”, señaló.

Edwin Escobar, presidente de la Asociación Nacional de Municipalidades (Anam), argumentó que permitir un cobro de esa manera aumentaría los niveles de recaudación porque la Superintendencia tiene mayor poder de exigencia.

Escobar respalda la idea de que la SAT sea la encargada de cobrar el IUSI porque considera que aumentará los ingresos. “Hay municipalidades muy pequeñas que no tienen capacidad técnica para cobrar, pero si la SAT cobra se eliminará la mora y habrá recursos para las autoridades del municipio”, afirmó.

Consecuencias

El presidente de la Anam indicó que si la Superintendencia se encarga de recoger ese tributo, la recaudación aumentaría. “Si la SAT lo realiza, y al que no paga se le bloquea el número de identificación tributaria (NIT), con ese poder coercitivo sube la recaudación entre el 5 y 10 por ciento, y se elimina la mora”, explicó.

“La gente no paga porque no hay consecuencias, pero si te bloquean el NIT y no podés facturar, al otro día van a pagar todo. Y serán las empresas grandes las primeras que van a ir a pagar el IUSI con la SAT”, enfatizó Escobar.

El presidente de la Anam dijo que en la propuesta del Ejecutivo se determina que las municipalidades que decidan cobrar el impuesto con la intermediación de la SAT, tendrán que pagarle a esta institución por el servicio prestado.

El director de la Agaai señaló que otro de los inconvenientes de la propuesta es la revalorización de las propiedades.

“La SAT, si en caso empieza a cobrar el impuesto, tendrá que hacer un análisis de los inmuebles, y recordemos que aún en algunos municipios se practica el autoavalúo, y eso podría generar conflictos”, advirtió Guárquez.

El alcalde de Mataquescuintla, Jalapa, Hugo Loy, manifestó que la propuesta tiene desventajas porque se vuelve a la centralización y la SAT no cuenta con oficinas en todos los municipios del país, lo cual dificultaría los pagos.

Loy señaló como una ventaja la presión que pueda ejercer la Superintendencia en los vecinos. “Muchos creen que la comuna está para servir”, subrayó.

El jefe edil de Mataquescuintla comentó que en ese municipio aún se cobra el mencionado impuesto por medio del autoavalúo, y considera que si la SAT llega a cobrar, habría revalorización de propiedades y se debe esperar a conocer si los pobladores aceptan, por los nuevos montos que tendrían que pagar.

“Se debe analizar la propuesta porque los vecinos esperarían la nueva evaluación de sus inmuebles por la SAT, y la cantidad nueva que deben pagar”, indicó Loy.

Aceptan morosidad

El consultor y especialista en poder local, Eddy Cifuentes, expresó: “Los alcaldes o no lo cobran —el IUSI— o permiten el autoavalúo, y aceptan una alta morosidad al facilitarles períodos de exención”.

Cifuentes considera que es beneficioso para las comunas que quien cobre el impuesto sea la SAT.

“Es un gana gana: las municipalidades fortalecen sus ingresos y la SAT amplía su base de contribuyentes”, expuso.

Costo político

Según la   Asociación Nacional de Municipalidades, los ocho municipios de Totonicapán no cobran el IUSI por oposición de la población.

La alcaldía de San Juan La Laguna, Sololá,  en  febrero último suspendió el cobro del tributo porque los pobladores se opusieron y  manifestaron. Además, se abandonó la actualización catastral.

Respalda propuesta

El jefe edil de San Juan La Laguna, Antonio Chavajay Imater, explicó: “Lo mejor sería que la SAT se encargue de cobrar el IUSI, porque hay negativa a pagar”. En febrero último ese municipio dejó de cobrar el impuesto.

“Habría conflictos”

El director Ejecutivo de Agaai, Carlos Guárquez, indicó que la población se podría oponer a una revalorización de las propiedades. “Aumentar el impuesto podría generar molestias,  y lo verían como abuso”, advirtió.