Comisión Pesquisidora da vía libre al antejuicio contra Otto Pérez Molina

El pleno de la Comisión Pesquisidora determinó hoy que procede el antejuicio contra el presidente Otto Pérez Molina.

El informe lo firmaron cuatro de los cinco integrantes de la Comisión; previo a divulgarse la resolución, los cinco parlamentarios se reunieron a puerta cerrada durante una hora y 36 minutos en la oficina del presidente del Congreso Luis Rabbé, se ignora si en esa juna hubo otras personas ajenas a los diputados.

Los congresistas que votaron a favor para retirarle a la inmunidad al Presidente son, Juan Chun Chanchavac, Fernando García Gudiel y Salvador Baldizón, del partido Líder y Hugo Morán de Creo. El legislador oficialista, Mario Linares, no firmó el acta que fue pública esta mañana. 

Desde ayer se filtró a la Prensa que la Comisión votaría así, cuatro a favor y uno en contra, el rumor tomó fuerza luego que el Congreso eligió por sorteo al Salvador Baldizón –hermano de Manuel Baldizón– quien sustituyó al polémico Baudilio Hichos –señalado por el Ministerio Público de asociación ilícita, fraude y tráfico de influencias–.

Los integrantes de la Comisión volvieron a reunirse en la oficina del presidente del Congreso, a la espera de que las taquigrafas desarrollen el informe circunstanciado que divulgaron hoy.  Ahora la Comisión Pesquisidora debe presentar su informe y la Comisión Permanente deberá convocar a pleno y puede ser en sesión extraordinaria.

Sin embargo, el diputado Gudy Rivera, del Partido Patriota, dijo que según el artículo 17 de la Ley de Antejuicios refiere  que cuando se trate de un antejuicio promovido en contra de un dignatario o funcionario que por razón del cargo goce de ese derecho, la Junta Directiva lo deberá hacer saber al Pleno del Congreso en Próxima sesión ordinaria. 

El congresista lo interpreta que por lo tanto deberá conocerse en el mes de agosto próximo, aunque la Ley Orgánica del Congreso refiere que puede conocerse en sesión extraordinaria.

Génesis del antejuicio

El movimiento político Winaq presentó una denuncia penal contra el presidente Otto Pérez Molina, acusándolo de incumplimiento de deberes, además de asociación ilícita y encubrimiento propio.
 
Entre los argumentos de Pop, está que el presidente cometió el delito de encubrimiento propio “al ocultar la actuación de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti sobre el paradero de su entonces secretario privado Juan Carlos Monzón”.
 
Según Pop, al nombrar como su secretario privado a Juan de Dios Rodríguez como presidente de la Junta Directiva del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), Pérez Molina habría incurrido en el delito de incumplimiento de deberes, ya que Rodríguez tenía antecedentes de haber sido condenado en el 2007 por los delitos contra la vida y la integridad.