Congreso abandona interés por reformar el sector Justicia

El 17 de noviembre se cumplirán seis meses desde la  última vez que los diputados se reunieron para discutir la Reforma Constitucional.

Los jefes de los tres poderes del Estado, acompañados de las instituciones del sector Justicia, trabajaron en las propuestas para las reformas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Los jefes de los tres poderes del Estado, acompañados de las instituciones del sector Justicia, trabajaron en las propuestas para las reformas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

A un año de que se empezaran a discutir las reformas constitucionales en el sector de justicia, estas se encuentran “enterradas” en el Congreso, debido a la falta de voluntad de la mayoría de diputados, que se oponen a que se mejore no solo la forma de elegir magistrados, sino la de  impartir justicia.


Reconocer la jurisdicción indígena y el mecanismo de elección de fiscal general y magistrados de la Corte Suprema de Justicia  son algunos de los cambios que nacieron de demandas ciudadanas desde el 2015; sin embargo, nunca hubo un interés real  entre los legisladores por cumplirlos.

El 17 de mayo de este año fue la última vez que sesionaron los legisladores para aprobar la creación del Consejo de Administración Judicial, contenido en el artículo 7 del proyecto de reformas al sector justicia.

En esa oportunidad se discutieron tres enmiendas al artículo 7 pero ninguna obtuvo los votos necesarios, y cuando se aprestaban a conocer el artículo original, la sesión fue suspendida porque algunos diputados se retiraron.

Cambio estructural

Reforma cambiaría la forma de elegir magistrados:

  • Garantías sobre la independencia judicial
  • Se buscaba cambiar los privilegios de los diputados
  • Se trataba de eliminar el antejuicio a los funcionarios
  • El tema de la jurisdicción indígena fue pospuesto
  • Intentaba cambiar la forma de elegir magistrados de la Corte de Constitucionalidad, Corte Suprema de Justicia y de Apelaciones.
  • En la elección de fiscal general se   eliminarían las comisiones de postulación.

En más de un año solo se lograron discutir siete artículos del proyecto de ley y tres fueron aprobados, tres  rechazados y uno quedó en suspenso.


Para Jordán Rodas, procurador de Derechos Humanos, instancia que participó en una comisión técnica que elaboró la reforma, no hubo “seriedad” en el Congreso para conocer y aprobar los cambios, ya que  en las discusiones “solo hubo excusas”.

Agregó: “Lamentablemente las reformas al sector justicia no fueron  asumidas con la seriedad que se necesitaba por parte de algunos”.

La jefa de bancada de Encuentro por Guatemala, Nineth Montenegro, dijo que las reformas constitucionales están “muertas” y que no hay forma de que eleven el vuelo o haya alguien que las esté impulsando.

Algunas personas realizaron manifestaciones para pedir que el Congreso aprobara las reformas al sector Justicia. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“Lamentablemente, para el sector justicia, en donde se iba a legislar para que se diera mayor independencia y la carrera   judicial no se ha tocado, ni creo que tampoco se volverán a tocar”, expuso Montenegro.

La parlamentaria manifestó que existe   falta de voluntad de muchos sectores, pero el presidente del Congreso, con el apoyo de la Junta Directiva, lo puede proponer a los jefes de bloques,  y si estos no la aceptan   se debe llevar al pleno.

Sin posibilidades

El diputado Fernando Linares Beltranena también considera “muerto” el tema. Señaló que fue el congresista Oliverio García Rodas, quien encabezaba la mesa de discusión, el que ya no convocó a reuniones.


“En la última votación hubo 73 votos  a favor y 43 en contra, y los demás, ausentes por miedo. Con el ambiente post Trump y con —Luis— Arreaga en lugar de —Todd— Robinson, hoy tendrían cuatro votos”, dijo Linares Beltranena.

Expresó  que las reformas se pueden volver a poner en la mesa, pero no obtendrían  apoyo. 

A pesar de que la jurisdicción indígena se dejó a un lado, debido a la falta de consensos, para avanzar en la discusión de los demás puntos de  la reforma constitucional, no se avanzó en este aspecto.